5 consejos para dejar de fumar durante el embarazo

Agetna 13 noviembre, 2017

Dejar de fumar durante el embarazo es la mejor decisión que puede tomar una mujer fumadora porque el cigarro, con todos sus componentes tóxicos, solo reportan perjuicios para su organismo y el de la criatura que gesta en su vientre.

Para dejar de fumar, pide ayuda

Es difícil dejar de fumar durante el embarazo cuando se está sola, cuando no se tiene a nadie que ofrezca consejos acertados; por eso, para dejar de fumar durante el embarazo, debes comenzar por pedir ayuda. Apóyate en tu pareja, el resto de tu familia, tus amigos; busca las opiniones y experiencias de otras embarazas que hayan vivido lo mismo y, sobre todo, acércate a un especialista que te brinde las herramientas que necesitas a la hora de alcanzar tu meta.

Aléjate de las tentaciones

Para luchar contra el cigarro tienes que alejarte de las tentaciones que directa o indirectamente te conduzcan a él.

El café es una droga portera (droga que abre las puertas y alienta el consumo de otra). Toda vez que bebes una taza de café tu cuerpo te invita a prender un cigarrillo; entonces, en tu decisión de abandonar el vicio del cigarro, te recomendamos comenzar por evitar el primero. Por otro lado, están las rutinas.

Las rutinas son beneficiosas en múltiples escenarios, pero, cuando se trata de drogas, se vuelven contra ti misma.

Ese cigarro que fumas al levantarte, luego de almorzar, o al terminar el sexo con tu pareja, se ha vuelto costumbre, por eso, además de las drogas porteras, conviene cambiar las rutinas y sustituir el cigarro de por las mañanas por una goma de mascar.

dejar de fumar durante el embarazo
El cigarro que solías fumar después del almuerzo lo puedes sustituir por un postre que te guste mucho (como aquel que disfrutas después del coito). ¿Por qué? porque de esta forma, tu cuerpo activará su memoria sensorial y recordará los estímulos positivos que le generaba esta sensación; es decir, los abrazos, las caricias, y los besos de la persona amada, con lo cual disminuirán las ansias de recurrir al cigarrillo.

Piensa en tu hijo

Pensar en tu hijo te ayudará para tomar fuerzas y hacerte del valor que necesitas para desprenderte del vicio. Se sabe que, como otras, esta adicción es difícil de erradicar, por eso, tienes que hacerte de todo tipo de fortalezas para vencerla. Como madre, tu principal aliado en esta contienda es el amor que sientes por tu bebé; él como nadie, podrá servirte de apoyo, de motor impulsor para salir de la nube de humo que te previene de llevar una vida saludable.

Apóyate en el asco

Durante la gravidez, es completamente normal que sientas asco por determinados olores. Este tipo de malestar, si bien no es nada alentador, puede servirte para alejarte del cigarro.

Quizás los cigarros que fumas no te sean repulsivos, pero puede que sí te asquees con el humo de otros, o por el olor de su aliento y el que se les queda impregnado en la piel o en la ropa. Si es tu caso, intenta buscar el modo de que ese aborrecimiento te sirva para alejarte cada día más del vicio hasta que te apartes de él.

Dejar de fumar, ahora que esperas un hijo, es una de las mejores decisiones que puedes tomar.

dejar de fumar durante el embarazo

Emprende tu camino poco a poco

No te apures en dejar de fumar. Puede que este consejo te resulte contraproducente, pero si te detienes a pensar en él sabrás por qué te lo decimos.

Si fumaste durante años tu cuerpo, tu cerebro, están adaptados a las dosis de nicotina que les ofreces cada día. A nivel emocional y físico el dejar de fumar de un día para otro y de forma abrupta puede estresarte, deprimirte, alterarte y despertar en ti la mujer, digamos, “energizada”, que no conocías. La desesperación te va a conducir otra vez a la adicción y una vez que recaigas te será más difícil salir.

Dejar de fumar es un camino que debes emprender con calma, dando pasos firmes hacia adelante sin el peligro de retroceder. Debes acostumbrar a tu cuerpo a vivir según el nuevo estilo de vida que le ofreces.

Dejar de fumar durante el embarazo

Mamá, así como tu calidad de vida, la de tu bebé, está en juego. Los tóxicos del cigarro no le hacen nada bien ahora que se encuentra en tu vientre, pero le serán tan o más perjudiciales, una vez nazca. No construyas una nube de humo a su alrededor. ¡Aprende a cuidar de tu bienestar y salud de formas no perjudiciales!

Te puede gustar