5 alimentos prohibidos para bebés menores de 1 año

Si tienes dudas respecto a la alimentación de los bebés, vamos a ayudarte mostrándote los alimentos que nunca debes ofrecerle antes del primer año de vida.
5 alimentos prohibidos para bebés menores de 1 año
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 18 agosto, 2022

Existe una serie de alimentos que están prohibidos para bebés menores de 1 año por las complicaciones que podrían causar en cuanto a la salud. Y es que en esta etapa de la vida el tubo digestivo todavía no se encuentra lo suficientemente maduro, por lo que hay ciertos comestibles para los que no estará preparado para absorber o metabolizar.

Antes de comenzar, hemos de destacar que el mejor producto que se le puede dar al bebé durante los primeros 12 meses es la leche materna. Esta concentra en su interior todos los nutrientes que el organismo de los más pequeños necesita. Además, aporta una serie de compuestos bioactivos que lo protegerán frente al desarrollo de patologías crónicas y complejas.

Alimentos prohibidos para bebés menores de 1 año

A continuación, te vamos a mostrar los alimentos que están prohibidos para los bebés menores de 1 año. Es fundamental cuidar la pauta de alimentación en este periodo y aunque a partir de los 6 meses se puede introducir la alimentación complementaria, no todos los tipos de comestibles son adecuados.

1. Miel

Hasta el primer año de vida, los bebés no pueden consumir miel. De lo contrario, podrían desarrollar botulismo infantil, tal y como evidencia una investigación publicada en la revista Pediatric Neurology. El organismo de los lactantes no está preparado para manejar bien este producto que podría concentrar una cierta cantidad de bacterias patógenas en su interior. En el caso de los adultos, esto nunca supondrá un riesgo, pero sí para los bebés.

La miel no está recomendada para los bebés, ya que contiene bacterias patógenas y podría ocasionar botulismo.

2. Frutos secos

Los frutos secos son difícilmente manejables por los bebés y por los niños pequeños. Por su forma y su estructura, el peligro de atragantamiento se incrementa con esta clase de productos. Además, el riesgo de que se desarrollen alergias o alteraciones de tipo autoinmune aumenta mucho cuando los frutos secos se incluyen en la pauta antes de tiempo. Por eso, es mejor esperar a que el nivel de desarrollo sea superior para comenzar a ofrecerlos.

3. Leche de vaca

La leche de vaca es un alimento de calidad con elevada densidad a nivel nutricional, pero no es adecuado durante el primer año de vida. En el caso de no poder ofrecer leche materna, se deberá buscar algún producto de fórmula o de continuación que presente un nivel de digestibilidad adecuado. Eso sí, se ha demostrado que el aporte proteico es esencial, por lo que no se debe descuidar el consumo de estos nutrientes de alto valor biológico.

4. Pescado azul grande

Los pescados azules son una fuente de ácidos grasos de la serie omega-3. Estos elementos no solo impactan positivamente sobre el desarrollo neurológico, sino que consiguen modular los niveles de inflamación y ayudan a prevenir la aparición de alergias y de problemas de tipo autoinmune. Sin embargo, siempre se deben priorizar los de pequeño tamaño.

Esto se debe a que los peces grandes cuentan con una concentración superior en metales pesados, como el mercurio. La acumulación de los mismos en el organismo podría ser perjudicial, sobre todo durante las primeras etapas de la vida. Es mejor incluir en las rutinas salmón o atún en lata, debido a que no aglutinan tales cantidades de estos compuestos en su interior.

5. Azúcar

No se deben brindar alimentos con alto contenido de azúcares a los bebés menores de 1 año, ya que podría causarle patologías metabólicas y alterarle la percepción gustativa.

Por supuesto, se debe evitar la inclusión de azúcares añadidos en la dieta de los bebés menores de 1 año. De lo contrario, se podría causar algún tipo de patología metabólica y generar un estrés elevado a nivel pancreático. Incluso se alteraría la percepción gustativa, lo que condicionará las apetencias dietéticas en un futuro.

Cuidado con los alimentos prohibidos para bebés menores de 1 año

Como has visto, hay una serie de alimentos prohibidos para bebés menores de un 1 año que no han de aparecer en la pauta bajo ningún concepto. De lo contrario, se incrementaría el riesgo de experimentar problemas de salud graves o alteraciones en el desarrollo con el paso de las semanas. Lo mejor será priorizar la lactancia materna en este momento e introducir poco a poco la alimentación complementaria.

Ten en cuenta que siempre puedes consultar con el pediatra, quien te orientará al respecto. Este puede ofrecer una lista de introducción de comestibles según la edad del bebé que resultará muy didáctica y que te ayudará a resolver todas las dudas que puedan surgir.

Te podría interesar...
3 consejos para hacer baby led weaning en verano
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
3 consejos para hacer baby led weaning en verano

Hacer baby led weaning en verano es ideal para que el pequeño se familiarice con diferentes texturas y evite el rechazo de alimentos a futuro.



  • Rosow, L. K., & Strober, J. B. (2015). Infant botulism: review and clinical update. Pediatric neurology52(5), 487–492. https://doi.org/10.1016/j.pediatrneurol.2015.01.006
  • Richter, M., Baerlocher, K., Bauer, J. M., Elmadfa, I., Heseker, H., Leschik-Bonnet, E., Stangl, G., Volkert, D., Stehle, P., & on behalf of the German Nutrition Society (DGE) (2019). Revised Reference Values for the Intake of Protein. Annals of nutrition & metabolism74(3), 242–250. https://doi.org/10.1159/000499374