4 zumos para embarazadas

Corina González 27 junio, 2018
Acompañar tus comidas con ricos zumos de variados colores y sabores te ayudará a consumir todos los nutrientes diarios que necesita tu embarazo. ¡Te ofrecemos algunas fantásticas ideas para que las pongas en práctica!

Tener una buena alimentación durante el período de gestación es casi una garantía de traer al mundo a un bebé sano. Una excelente opción para complementar la dieta es introducir en ella deliciosos zumos para embarazadas. 

Las necesidades de nutrientes en el cuerpo de la mujer se multiplican cuando lleva a una criatura en su vientre, por lo que una alimentación sana y balanceada es fundamental. No se trata de incrementar de manera desmedida la cantidad de alimentos que se ingieren, sino mejorar la calidad de las comidas sustancialmente.

Los zumos para embarazadas son ideales. Además de ser una fuente de vitaminas, controlan la ansiedad y, por ende, el aumento de peso; también suministran mucha energía y ayudan a mantener la piel lozana.

Zumos verdes

Seguramente habrás escuchado de los diversos beneficios que tienen los zumos verdes para las gestantes. Los alimentos que tienen hojas verdes son ricos en ácido fólico, hierro y calcio; estos son minerales indispensables para la mujer embarazada. ¡Conviértelos en tus deliciosos aliados durante el embarazo!

Estos vegetales pueden combinarse con frutas frescas para preparar zumos para embarazadas con un contenido grandioso de vitaminas y antioxidantes.

Por eso, aquí te dejamos unas ricas recetas de zumos para embarazadas con el poder del verde:

1. Zumo de mango y coco

Batir en la licuadora:

  • 1 taza de agua de coco.
  • 1/4 plátano.
  • 20 gramos de berro —una rama pequeña—.
  • 150 gramos de mango maduro.

Este zumo es ideal para mejorar las funciones intestinales; además, es rico en magnesio, fibra, calcio, y vitaminas K y C. Sus ingredientes contribuyen en el desarrollo del sistema inmunológico del bebé.

Los zumos para embarazadas permiten recibir los nutrientes que su cuerpo necesita.

2. Zumo de rúcula y hierbabuena

Colocar en la licuadora los siguientes ingredientes bien lavados y procesar a velocidad alta por unos 3 minutos:

  • Jugo de un limón.
  • 1 taza de rúcula.
  • 15 hojas grandes o medianas de hierbabuena.
  • 1 pepino sin cáscara.
  • 1 taza de hojas de espinacas.

Se recomienda tomar este zumo en ayunas unas 4 veces a la semana. La futura mamá debe esperar al menos 30 minutos para tomar su desayuno luego de beberlo.

Entre los beneficios de este delicioso zumo, se puede remarcar que ayuda a disminuir la retención de líquidos, regulariza el sueño y contribuye con el fortalecimiento del sistema inmune de la embarazada; además, es rico en minerales como el triptófano, vitaminas y ácido fólico.

“Las necesidades de nutrientes en el cuerpo de la mujer se multiplican cuando lleva a una criatura en su vientre, por lo que una alimentación sana y balanceada es fundamental”

3. Zumo de col y manzana

Colocar en la licuadora los siguientes ingredientes, previamente higienizados y sin cáscara:

  • 1 cucharada de jengibre rebanado.
  • 1/2 manzana, preferiblemente verde.
  • 1 taza de agua.
  • Zumo de medio limón.
  • 3 hojas de menta.
  • 1 cucharada de linaza.
  • 2 hojas de coles —sin el tallo—.

Este zumo para embarazadas es rico en antioxidantes, omega 3, calcio, vitamina C y hierro. Es el aliado perfecto para la memoria, un acelerador natural del metabolismo y, además, contribuye con el desarrollo del sistema nervioso de la criatura.

También combate la retención de líquido y provee protección al hígado. Algo importante es que, una vez licuados todos los ingredientes, hay que consumirlo; no se recomienda reservar para beber después.

Zumos con alto contenido de fibra

Además de los zumos verdes, las futuras madres tienen otras ricas opciones para complementar sus comidas. Por ejemplo, los zumos con altos contenidos de fibra, que ayudan a disminuir la retención de líquidos y a combatir el estreñimiento.

Una dieta equilibrada permite tener un embarazo sano y con menos complicaciones.

4. Zumo de piña

Ingredientes:

  • 1 ramita de perejil fresco —con 5 o 6 hojas—.
  • 1/4 de pepino —es opcional dejarle o quitarle la cáscara, a gusto de la embarazada—.
  • 1 taza de piña picada en trozos.
  • 150 ml taza de agua.
  • 1/2 cucharada de jengibre —ralladura—.
  • La mitad de un nopal bebé.
  • Miel al gusto.

Para hacerlo, se debe tomar el pepino, la piña y el nopal; retirarles la cáscara e higienizar. Luego, cortar en trozos y colocarlos en la licuadora añadiendo poco a poco la media taza de agua hasta que el zumo logre una consistencia cremosa.

Una vez homogéneo, añadir las ramas de perejil, la ralladura de jengibre y, luego, miel al gusto hasta alcanzar el dulzor deseado. Beber enseguida, no reservar para después.

El pepino y el nopal te ayudarán a combatir el estreñimiento; en tanto, la combinación de piña y perejil aporta un cúmulo de vitaminas B6, B1 y C, además de ácido fólico, lo cual es ideal en el período de gestación.

Haz la prueba con estas deliciosas recetas y seguro que te volverás amante de los zumos que combinan frutas y vegetales. Estas saludables combinaciones te aportarán mucha energía y te ayudarán a resolver de manera natural algunas molestias propias del embarazo.

Te puede gustar