4 posturas para dormir en el embarazo

Adrianazul · 24 octubre, 2017

Si estás embarazada, tarde o temprano llegarás a un punto en el que te encontrarás por las noches lidiando contigo misma y con la cama, en búsqueda de las mejores posturas para dormir en el embarazo. Este cuadro poco a poco se va a ir convirtiendo en un preámbulo del sueño.

Por desgracia, para la mayoría de las mujeres embarazadas las posiciones regulares que han adoptado a lo largo de la vida para conciliar el sueño ya no serán de mucho provecho, puesto que el vientre irá en crecimiento e impedirá diversas posturas.

Posiblemente te preguntes ¿cuál será el motivo por el que te resulta tan incomodo conciliar el sueño con tus posturas de siempre? La verdad es que existen muchas razones, pero en la mayoría de los casos se debe principalmente al incremento del tamaño de tu vientre, sumado a otros cambios físicos y emocionales que conlleva el embarazo.

La buena noticia es que también existen una serie de posiciones apropiadas para dormir durante el embarazo que toda mujer en espera puede poner en práctica, y que seguro te van a ayudar mucho a descansar sin tener que dar tantas vueltas en la cama.

Posturas para dormir en el embarazo

Muchas embarazadas han optado por una de las siguientes posiciones. Prueba todas y descubre cuál es la que mejor se adapta a tu cuerpo.

Acostada sobre el lado izquierdo de tu cuerpo

Esta posición es la más recomendada por los expertos en maternidad, ya que dormir del lado izquierdo ayuda a que la sangre y los nutrientes fluyan con mayor facilidad hasta el útero y por consiguiente hacia tu bebé. Igualmente está comprobado que con esta posición tu riñón podrá eliminar desechos y fluidos más fácilmente.

Existen una serie de posturas para dormir en el embarazo recomendadas.

Dormir de lado con una almohada entre las piernas

Una de las virtudes de esta posición es que te ayudará mucho a mantener tu columna vertebral recta. Así evitarás echar todo el peso de una pierna sobre la otra. Aprovechando esta posición, puedes usar también almohadas largas que te permitan apoyar tu barriga sobre ellas. Esto te brindará mayor seguridad cuando duermas.

Eleva tus pies

A medida que tu barriga vaya creciendo, puede que aparezca un problema bastante incómodo a la hora de dormir: los calambres en las piernas y los pies hinchados. Si tienes tendencia a una mala circulación y a que se te hinchen las piernas, puedes probar dormir con ellas en alto apoyándolas sobre unos cojines. Esto te ayudará a que la circulación de la sangre fluya y también a prevenir la aparición de varices, punzadas o calambres en la zona baja de tu cuerpo.

Postura semi inclinada

Si experimentas malestares como gastritis, reflujos o dolencias relacionadas con una mala indigestión durante el embarazo, no te desesperes, es un síntoma normal. Adquirir una posición semi sentada o inclinada con la ayuda de almohadas o cojines de apoyo te permitirá aliviar esa sensación y descansar.

“Acostarte sobre el lado izquierdo de tu cuerpo es una de las posturas para dormir en el embarazo más recomendadas por los expertos”

¿Qué posiciones se deben evitar durante el embarazo?

Dormir boca arriba

Esta posición te puede causar dolores y hasta problemas serios de espalda, aparte de que influye negativamente en la calidad de la respiración, en el sistema digestivo, favorece la aparición de hemorroides, presión arterial baja y puede causar incluso una disminución en la circulación de sangre a tu corazón y al de tu bebé.

Dormir boca arriba es una de las posturas no recomendadas durante el embarazo.

Posición boca abajo

Esta es una de las posturas para dormir en el embarazo menos recomendables junto con la anterior. Dormir de espaldas puede provocar que sufras, entre otras cosas, de una mala circulación, debido a que todo el peso del útero, intestinos y vena cava inferior se coloca sobre la espalda, lo que también puede afectar a tu digestión.

Además de probar con las posturas para dormir en el embarazo descritas anteriormente, puedes hablar con tu médico de confianza y consultarle los beneficios y contraindicaciones de las diferentes posiciones. Ve probando con las más recomendadas hasta que logres estar cómoda y relajada. No olvides que descansar correctamente te hará bien a ti y a tu bebé.