4 cosas que deberían experimentar los niños antes de cumplir 10 años

Francisco María García · 30 septiembre, 2018
Antes de cumplir los 10 años, hay algunas actividades sencillas que todo niño debería realizar. Este tipo de juegos aportará muchos beneficios físicos y mentales a los pequeños de la casa.

Entre las edades de los 6 y 10 años, los niños experimentan grandes cambios debido a su desarrollo y crecimiento. Estos avances se notan en cada ámbito de su vida, tanto en lo social, lo familiar y en lo físico e intelectual.

La realidad es que hay algunas vivencias que deberían experimentar los niños antes de cumplir 10 años, dado que es este el momento en el que empiezan a ser más conscientes de sus responsabilidades. Se trata de actividades sencillas, pero importantes en esta etapa de su vida.

Cambios que se ven en los niños hasta los 10 años

Las alteraciones que se producen especialmente entre los 6 y 10 años en los niños son varias; además, todas son muy importantes, ya que les ayudan a crecer y comenzar a desarrollar su lugar en la sociedad que integran.

Cambios físicos

Una de los modificaciones más habituales que se experimentan en el desarrollo del niño hasta los 10 años son los cambios físicos; claro está, son también los más visibles.

En esta fase de su infancia, la coordinación muscular mejora notablemente y también se percibe la fuerza que adquieren. Es el momento en el que algunos comienzan a desarrollar destrezas en determinadas áreas.

Cambios a nivel intelectual

Otra evolución que se da de manera fluctuante en esta etapa es la del plano intelectual. Durante el período de crecimiento, el niño desarrolla una forma más lógica y también más madura de pensar y razonar, frente a las situaciones y problemas que, poco a poco, comienzan a aparecer en su vida.

Cambios en aspectos afectivos y sociales

Durante estas etapas de crecimiento, el niño comienza a experimentar cambios a nivel afectivo y social. Sale del núcleo familiar para involucrarse en otro espacio social, como por ejemplo la escuela. Allí comienza a desarrollar lazos afectivos y, además, aprende a aplicar técnicas de comunicación y a socializarse.

Enseñar a los niños a no juzgar los puede ayudar a olvidarse de los prejuicios.

Qué deberían experimentar los niños antes de cumplir 10 años

Durante el crecimiento de los niños, es importante que vivan cada momento con la mayor felicidad del mundo. Para que el desarrollo de cada etapa sea sana y tranquila, hay una serie de sensaciones que deberían experimentar los niños antes de cumplir 10 años.

Saltar, gritar, caminar descalzos, correr, mancharse la ropa, jugar, caerse, recorrer bosques y ríos, seguir jugando. Todas estas actividades, indispensables en la maduración de un infante, les hacen explorar los límites de su propio cuerpo e investigar y descubrir el mundo que los rodea.

A continuación, veremos una lista de algunas cosas que deberían experimentar los niños antes de cumplir 10 años. A pesar de que parecen actividades muy básicas, en la práctica ayudarían enormemente en el proceso de crecimiento en esa etapa de su vida.

Saltar charcos y caerse al agua

Se trata de una de las cosas más divertidas para hacer durante la infancia, ya sea jugando con amigos o familiares. Estas situaciones también pueden implicar el hecho de que los niños se caigan al agua, pero eso facilitaría el contacto con un elemento tan fundamental como el agua, que puede serles de utilidad para aprender a nadar si todavía no lo hicieron.

“Entre los 6 y los 10 años, la coordinación muscular mejora notablemente y también se percibe la fuerza que los niños adquieren”

Trepar árboles

Aunque a algunos padres les cause cierto temor que los niños trepen a los árboles, es algo realmente sano para ellos, siempre que tengan cuidado. El permanente contacto con la naturaleza ayudará a los pequeños a descubrir el mundo que habitan y las maravillas que ofrece; sin mencionar, claro, las notables destrezas físicas que adquirirán al hacerlo.

Embarrarse y limpiarse con una manguera

Los padres se quejarán de tener que lavar la ropa sucia tras una tarde de juegos en el barro. Sin embargo, el contacto con la tierra puede ser muy beneficioso. En la era de la tecnología, volver a este tipo de experiencias para los más pequeños es muy necesario; los conecta más con su entorno y les da la oportunidad de sentirse libres.

Jugar en el barro o lodo propicia la adquisición de baterías y gérmenes indeseados

 Construir refugios

La construcción con todo aquello que la naturaleza aporta es una experiencia que deberían vivir los niños antes de cumplir los 10 años. El hecho de compartir la construcción de algún refugio, una casita o cualquier lugar donde puedan jugar aporta grandes valores, como el trabajo en equipo, la solidaridad y el ingenio para suplir los elementos que puedan faltar.

En síntesis, estas son algunas de las cosas que deberían experimentar los niños antes de cumplir 10 años. Tanto el contacto del niño con la naturaleza y el entorno como el juego espontáneo no solo le producen felicidad, sino que es un gran estímulo para una maduración sana y feliz.

https://www.ct.gov/oec/lib/oec/earlycare/elds/ctelds_spanish_web.pdf https://biblioteca.unirioja.es/tfe_e/TFE002362.pdf https://www.octaedro.com/appl/botiga/client/img/10152.pdf