3 beneficios de tomar aceite de oliva en el embarazo

El aceite de oliva cuenta con grasas saludables de tipo insaturado. Entre ellas destacan los ácidos grasos Omega-3, capaces de ejercer un efecto antiinflamatorio.
3 beneficios de tomar aceite de oliva en el embarazo
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 26 Febrero, 2021.

Última actualización: 26 Febrero, 2021

El aceite de oliva es uno de los pilares de la dieta Mediterránea. Se trata de un producto con una gran concentración de lípidos de elevada calidad. Su ingesta habitual se relaciona con muchos beneficios a medio y a largo plazo sobre la salud.

Además, dicho comestible puede generar un efecto especialmente positivo sobre las mujeres embarazadas. También contribuye al desarrollo del feto, según veremos a continuación. Te vamos a comentar los principales beneficios que se extraen de la ingesta del aceite de oliva, así como la posición de la ciencia al respecto.

Aceite de oliva, un alimento saludable

Desde el punto de vista nutricional, el aceite de oliva destaca por su contenido en lípidos de tipo insaturado. Estos cuentan con dobles enlaces en su estructura química y cuentan con la capacidad de modular los niveles de inflamación en el organismo.

Entre ellos hay que hacer especial mención a los ácidos grasos Omega-3. Estos han demostrado ser capaces de ayudar a prevenir el desarrollo de patologías cardiovasculares, tal y como afirma un estudio publicado en The Cochrane Database of Systematic Reviews.

Mujer embarazada echando aceite de oliva a su ensalada.

De este modo, se recomienda la presencia de aceite de oliva en la dieta habitual, aunque es importante evitar someterlo a procesos térmicos agresivos. Al transferirle grandes cantidades de calor, los lípidos pasan de tipo cis a trans, generando, así, efectos nocivos sobre la salud.

Beneficios del aceite de oliva en el embarazo

Estos son los principales beneficios que ofrece el consumo de aceite de oliva en el embarazo.

Mejor desarrollo cognitivo del feto

Durante el periodo de gestación el feto experimenta muchos cambios y un desarrollo considerable. Para que este se complete con éxito, es preciso asegurar la presencia en la dieta de la madre de determinados nutrientes esenciales.

Los ácidos grasos Omega-3 son algunos de ellos, pues se ha demostrado que cuentan con un vínculo muy estrecho a la hora de determinar el crecimiento a nivel cerebral y cognitivo. Así lo indica una investigación publicada en Revista Brasileira de Ginecologya e Obstetricia.

Consumir aceite de oliva durante el embarazo garantiza la presencia en el organismo de dichos lípidos, lo que reduce el riesgo de que el feto desarrolle problemas a nivel cerebral o neural.

Prevención de la depresión

Son varias las investigaciones científicas que han intentado encontrar una correlación entre el consumo de ácidos grasos Omega-3 y la incidencia de la depresión posparto. Lo cierto es que los resultados son discordantes a día de hoy.

No obstante, se observa una cierta relación positiva entre la ingesta de dichos lípidos y una menor incidencia de los procesos depresivos. Por este motivo, ingerir aceite de oliva en el embarazo puede ser beneficioso para la salud mental de la madre.

Menor riesgo metabólico

Una de las complicaciones más frecuentes durante el embarazo es la hinchazón y la retención de líquidos, sobre todo a nivel articular. Asimismo, esta inflamación puede acabar afectando a la capacidad metabólica, apareciendo problemas como la diabetes gestacional. Esta se vincula de forma muy estrecha con la calidad de la dieta.

Los ácidos grasos Omega-3 procedentes del aceite de oliva cuenta con un carácter antiinflamatorio. Por ello, son capaces de reducir la incidencia de las enfermedades de tipo metabólico, así como todos aquellos síntomas asociados con la sensación de hinchazón.

Recuerda que para experimentar este efecto el aceite de oliva ha de consumirse en crudo, de lo contrario, se formarían ácidos grasos de tipo trans con propiedades inflamatorias. Así, han de evitarse las frituras y los horneados con temperaturas demasiado altas.

El aceite de oliva en el embarazo es beneficios para la madre y el feto.

Aceite de oliva, un alimento beneficioso en el embarazo

Según lo comentado, se recomienda el consumo de aceite de oliva en el embarazo. De todos modos, su ingesta en grandes cantidades podría ocasionar un desequilibrio energético a favor de la ingesta y generar una ganancia de peso. Esto se considera contraproducente, por lo que la presencia del alimento en la dieta ha de ser controlada.

Además, es importante evitar someter este producto a temperaturas elevadas para que conserve sus ácidos grasos con una configuración espacial cis. Así, se podrán experimentar todos los efectos beneficiosos procedentes del consumo de Omega-3. Incluso la suplementación con dichos nutrientes podría ser recomendable en ciertos momentos, aunque para ello es mejor consultar primero con un especialista.

Te podría interesar...
10 beneficios de los aceites esenciales para bebés y niños
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
10 beneficios de los aceites esenciales para bebés y niños

Los aceites esenciales para bebés y niños cada vez se utilizan más por sus múltiples beneficios. Aprende mucho más de ellos a continuación.



  • Abdelhamid AS, Brown TJ, Brainard JS, Biswas P, Thorpe GC, Moore HJ, Deane KH, AlAbdulghafoor FK, Summerbell CD, Worthington HV, Song F, Hooper L. Omega-3 fatty acids for the primary and secondary prevention of cardiovascular disease. Cochrane Database Syst Rev. 2018 Jul 18;7(7):CD003177. doi: 10.1002/14651858.CD003177.pub3. Update in: Cochrane Database Syst Rev. 2018 Nov 30;11:CD003177. PMID: 30019766; PMCID: PMC6513557.
  • Politano CA, López-Berroa J. Omega-3 Fatty Acids and Fecundation, Pregnancy and Breastfeeding. Rev Bras Ginecol Obstet. 2020 Mar;42(3):160-164. English. doi: 10.1055/s-0040-1708090. Epub 2020 Mar 31. PMID: 32232824.