12 consejos para cuidar la fertilidad

Macarena · 27 octubre, 2015
Cuidar la fertilidad implica tener en cuenta una serie de cuidados para favorecer el embarazo de manera natural o alcanzar el éxito en tratamientos de reproducción asistida.

Cuidar la fertilidad no es tarea sencilla. No podemos reducir esta importante tarea a un preciso cálculo de días fértiles, pues hay una serie de cuidados para favorecer el embarazo de forma natural o mejorar las posibilidades de éxito en tratamientos de reproducción asistida.

Por eso es fundamental adoptar hábitos saludables que van desde la alimentación hasta el cuidado del peso y la práctica de deporte. Además controlar el estrés y abandonar “vicios” poco recomendables deben considerarse para alcanzar el propósito más anhelado: ser padres.

¿Qué podemos hacer para cuidar la fertilidad? Vamos a ver doce sencillos consejos claves que harán que ganemos en salud y logremos mejorar la fertilidad, especialmente cuando planificamos ser madres. Pon atención y toma nota.

No dejes pasar el tiempo para cuidar tu fertilidad

¿Seré fértil?, es la pregunta común en muchas mujeres que buscan un hijo. Sin embargo, este tema se debe tener en cuenta con bastante anticipación a la llegada de ese momento. Pues emprender la aventura de la paternidad debe empezar mucho antes de la concepción.

Mujeres y hombres presentan una diferencia de 10 años en cuanto a la salud reproductiva. Así, una mujer de 35 años posee una fertilidad similar a la de un hombre de 45. Sin embargo, ambos deben ser conscientes de que sus niveles de fertilidad con los años disminuirán.

shutterstock_146312891

No obstante, aunque el estilo de vida actual no es el más favorable para una buena fertilidad, los especialistas coinciden en que se puede ir “marcha atrás” para poner en forma el reloj biológico, adoptando hábitos saludables que aumentan las posibilidades de embarazo.

Diez consejos útiles para cuidar la fertilidad

  1. Atiende tu reloj biológico y no caigas en las trampas del tiempo. La edad es un factor clave para concebir. A partir de los 35 años es más difícil quedar embarazada, así como también aumentan las posibilidades de trastornos cromosomáticos en el bebé y el riesgo de aborto. Incluso se estima que las probabilidades de embarazo disminuyen 5% cada año debido a la degradación de la calidad de óvulos.
  2. Sigue una dieta sana y equilibrada. Mantiene buenos hábitos alimenticios para favorecer la fertilidad. Evita consumir alimentos elaborados con harinas refinadas porque inciden en la ovulación. Por el contrario, escoge comida con alto contenido en antioxidantes, hierro, ácido fólico y ácidos grasos omega-3.
  3. Olvídate de la cafeína, esa enemiga silenciosa. Se ha demostrada que más de tres tazas de café al día disminuyen el calcio y la fertilidad. Esto se debe a que el consumo elevado de cafeína puede causar una alteración en la implantación embrionaria y un alto riesgo de aborto temprano.
  4. Elimina el alcohol y el tabaco. Tanto las bebidas alcohólicas como el tabaco disminuyen la fertilidad e incrementan el riesgo de aborto y otros posibles problemas en el feto como abortos espontáneos, gestaciones extrauterinas y complicaciones en la salud del recién nacido.

Asimismo, se ha demostrado científicamente que las mujeres fumadoras requieren en ocasiones más medicación para estimular la ovulación y registran tasas de implantación más bajas.

shutterstock_229373665

  1. Atención a la ingesta de medicamentos. Determinados fármacos son capaces de afectar la fertilidad mientras que otros interfieren en los tratamientos de reproducción asistida. Ante cualquier caso, debes consultar previamente al médico.
  2. Controla tu peso para cuidar la fertilidad. Este es un factor decisivo si deseas quedar embarazada y ten en cuenta que tanto el exceso de peso como estar por debajo del IMC adecuado son perjudiciales para concebir, ya que aumentan el índice de malformaciones, partos prematuros y posibles enfermedades de la madre.

La obesidad puede producir fallos en la ovulación y un mayor riesgo de diabetes gestacional e hipertensión mientras que el bajo peso reducir la producción hormonal, altera la ovulación y afecta la disponibilidad del revestimiento uterino para permitir la implantación del embrión.

  1. Practica deporte con moderación. La actividad física moderada ejercida de manera regular es beneficiosa para la salud general y también para la salud reproductiva en particular.
  2. Relájate y deja de lado el estrés. Este factor reduce la probabilidad de quedar embarazada e influye en la calidad espermática del hombre. Puedes cuidar la fertilidad acudiendo a la realización de importantes actividades relajantes.
  3. Atiende tu salud reproductiva. Efectúa las revisiones ginecológicas anuales y acude al médico ante cualquier afección o molestia. Si planeas ser madre, consulta al especialista para comprobar tu estado de salud.

Además, a partir de los 30 años, se aconseja analizar la reserva ovárica a través de dos sencillas pruebas: el recuento de folículos antrales a través de una ecografía y el análisis de sangre para comprobar el nivel de hormona Anti-Mulleriana.

  1. Si el momento no llega, acude a un especialista. Si eres mayor de 35 años y llevas un año intentando sin éxito tener un bebé, puedes acudir a un centro de reproducción asistida para evaluar el caso. De esta manera, podrás seguir un tratamiento adecuado para el problema.
  2. Cuidar la fertilidad masculina. Esto se debe a que un tercio de las dificultades para lograr el embarazo residen en las conductas del hombre. En este caso, los expertos recomiendan evitar el tabaco, el alcohol y el estrés.

Asimismo, en el caso del hombre los expertos recomiendan evitar el uso de ropa interior ajustada puesto que puede debilitar la calidad del esperma.

  1. Mantén una actitud positiva. A la hora de planificar un embarazo o iniciar un tratamiento de fertilidad, es fundamental una buena actitud en tanto que contribuye a llevarlo mejor y a evitar la contraproducente ansiedad.