11 claves para un embarazo sano en temporadas frías

Un embarazo abarca un período de gestación de 9 meses, por lo que es muy probable que algunos de esos meses caigan en una estación fría. Si estás en estado, puedes seguir haciendo tu vida normal sea la temporada que sea. Pero no está de más tener en cuenta algunas precauciones para conseguir un embarazo sano en temporadas frías.

Muchas mamás prefieren un embarazo en invierno u otoño que en verano. El calor no es muy agradable, sobre todo hacia el final del período.

A pesar de que el invierno nos ofrece el fresco y menos sensación de agobio, debemos tener cuidado y contar con ciertas precauciones para llevar el embarazo sano.

En invierno es muy sencillo coger un resfriado o una gripe. Esto puede ser muy peligroso tanto para la madre como para el bebé. A continuación, vamos a ver algunas claves que nos ayudarán a llevar un embarazo sano en temporadas frías.

Claves para un embarazo sano en temporadas frías

Mantener buenos hábitos de higiene

En invierno los virus que producen las enfermedades respiratorias circulan con más frecuencia. Por esta razón es más probable contagiarse, sobre todo en ambientes cerrados.

Para evitar esto, debes lavarte las manos y taparte la boca al estornudar o toser, para evitar que los gérmenes se propaguen. Ten hábitos saludables. No te toques con las manos los ojos, boca y nariz.

Evita los cambios bruscos de temperatura

Son Wait Pregnant Woman Pregnant Bebe Child

Entrar y salir de temperaturas extremas es perjudicial para la salud. Debemos estar a una temperatura alrededor de 22º y ventilar frecuentemente el ambiente.

Toma más vitaminas y minerales

Para combatir los efectos negativos del frio invierno, es necesario tomar alimentos ricos en vitaminas A, C y D (cítricos, lácteos, verdura de hoja verde, etc.). La vitamina C ayuda a aumentar las defensas y prevenir resfriados.

Protégete del sol

Aunque en invierno haga frío, sigue haciendo sol y se debe proteger la piel de los efectos perjudiciales de los rayos solares. Por esta razón es importante aplicar una crema de protección solar para prevenir consecuencias graves en la piel.

El sol es muy bueno si usamos la debida protección, pues le proporciona a la piel mayores cantidades de vitamina D que ayudan a desarrollar los huesos del bebé y previene la aparición de osteoporosis.

Cuidado con las estufas de gas

Evita tener este tipo de estufa y opta por las eléctricas, ya que el monóxido de carbono, aunque sea en pequeñas cantidades, puede dañar a tu bebé.

Evita ir a sitios con nieve

A pesar de que nos apetezca salir y disfrutar de la nieve, esquiar, ir en trineo. Son actividades que conllevan un riesgo que debes evitar; una caída podría hacerte daño a ti y a tu bebé.

Cuida el exceso de calorías

Intenta llevar una alimentación sana aunque en el invierno se tienda a tomar comidas calóricas porque apetece reconfortarse del frío, pero no abuses de ellas.

Elige platos de legumbres, pero con pocas grasas, asados, guisos de carne magra, sopas de verduras, cremas, etc. Ten mucho cuidado también con abusar de los postres, son calorías que metemos sin darnos cuenta.

Realiza un poco de ejercicio

Una buena alimentación junto con un poco de ejercicio durante el embarazo, hace que nos recuperemos mucho más rápido tras el parto, a no ser que haya complicaciones o nos recomienden reposo. Además, también nos ayudará a entrar en calor y evitar así la sensación de frío.

Abrigarse en invierno

Lo mejor es vestirse estilo “capas de cebolla”. Ponte varias capas si hace frío para mantenerte seca y caliente.

Hidratación

Aunque el invierno no incite a beber agua, es muy importante hidratarse bien. Podemos tomar sopas, consomés, zumos, infusiones calientes. Una buena hidratación evita la retención de líquidos y que la piel se reseque por la calefacción o frío.

También es importante hidratarse por fuera. Las temperaturas bajas son muy agresivas con la piel, produciendo incluso grietas. Utiliza cremas adecuadas para proteger tus manos y rostro, verte guapa y cuidarte también es importante en el embarazo.

Cuida el estado de ánimo

Las temporadas frías provocan en muchas personas estrés y tristeza. Para mantener un embarazo sano en temporadas frías, es importante mantener una actitud positiva, descansar y dormir siempre que lo necesitemos. A nuestro bebé también le afecta nuestro estado de ánimo, así que cuídalo.

Hasta aquí algunas claves para que puedas mantener un embarazo sano en temporadas frías. Lo importante es disfrutar del momento, sea la estación que sea, pero siempre cuidando nuestra salud.

Categorías: Embarazo Etiquetas:
Te puede gustar