9 datos interesantes sobre el embarazo

El embarazo tiene distintas etapas y situaciones que siempre son diferentes, pues ninguno es igual que otro. Si somos primerizas ni hablar de todo lo que sucederá con nosotras, aun así cualquier embarazo es una experiencia única. La mayoría de los cambios y sucesos son perceptibles para la gestante, sin embargo, otros se producen sin que lo sepamos.

Desde la concepción, el embarazo está rodeado de enigmas. Un sinfín de elementos conforman este proceso mágico, con un resultado aún más grandioso. ¿Qué ocurre en nuestro cuerpo? ¿Cuáles son los factores que hacen posible esta situación tan perfecta de la naturaleza? A continuación, te contamos algunos datos sobre el embarazo que quizá te sorprenderán.

Datos que tal vez no conocías sobre el embarazo

Los cambios en la madre y en el feto obtienen sus características cada semana, por eso nos referimos con especial atención al tiempo gestacional. Algunos datos son sorprendentes, otros solo curiosos, pero la mayoría de ellos se ganan nuestra atención, porque en realidad era difícil de imaginar.

¿Cuándo comienza a llamarse feto? ¿Quién decide cuál será el sexo del bebé? ¿Qué probabilidades hay de que sean gemelos? Todas estas interrogantes tienen una explicación. Quizá nunca nos hicimos esa pregunta, pero no está de más conocer las respuestas; comienza a descubrirlo a continuación.

La primera semana de embarazo, no había embarazo

El tiempo gestacional se mide según el ciclo menstrual. Es decir, si el óvulo que finalmente resultó fecundado, fue liberado hace una semana, este es el tiempo que se toma en cuenta. Cuando liberaste ese óvulo no sabías que sería fecundado, no estabas embarazada; pero se cuenta como la primera semana gestacional.

Solo un espermatozoide de cien mil puede fecundar

Aunque parezca improbable, se necesitan unos cien mil espermatozoides para conseguir el embarazo. De esa enorme cantidad, solo uno es el afortunado. Todos salen a buscar el óvulo sin éxito, pero son indispensables. Un bajo conteo de espermatozoides es la principal causa de infertilidad masculina.

Apenas el 2% de embarazos son gemelares

Tomando en cuenta lo complicado que es para la naturaleza producir un embarazo gemelar, un 2% es bastante probabilidad. Aunque muchas mujeres lo desean, se necesita que entren en juego una serie de factores diversos para que esto suceda.

Por ejemplo, que dos espermatozoides fecunden dos óvulos (para producir mellizos) es un fenómeno de la naturaleza. No hay muchas posibilidades de que una mujer libere dos óvulos en condiciones normales. Tampoco es muy probable que un óvulo fecundado por un espermatozoide se divida para producir gemelos idénticos.

El padre siempre decide el sexo del bebé

Si tu deseo es tener una niña, eso no basta, siempre será el hombre quien decide al final. No hay manera de que esto sea diferente; porque es una cuestión genética. La mujer solo cuenta con dos cromosomas sexuales, que son femeninos (XX); en cambio el hombre cuenta con dos diferentes (XY). Se define el sexo del bebé al combinarse los genes de mamá con los de papá. Si el papá aporta un cromosoma Y, será varón y si aporta uno X, será niña.

El feto se mueve desde las primeras 10 semanas

No es común sentir el movimiento del bebé en tan poco tiempo. No obstante, es sabido que el feto puede moverse desde que tiene 10 semanas, es decir, cuando todavía es considerado un embrión. Más adelante comienzan a identificarse sus movimientos con más claridad.

 A la mitad del camino apenas pesa 300 gr

Un feto que se desarrolla normalmente, al cumplir las 21 semanas ya ha avanzado más de la mitad de la gestación. Aun así todavía faltan cosas por ocurrir. Habrá de aumentar unos 3 mil gramos, dependiendo de su peso al nacer. Sin embargo, con 21 semanas es del tamaño de una banana.

De embrión a feto en 8 semanas

Por cariño siempre le decimos bebé aunque esté dentro del vientre materno. Sin embargo, en realidad tiene otros nombres a medida que se va formando. Antes de las primeras 8 semanas, comenzará a llamarse embrión, una cosita apenas en formación. Desde entonces obtiene el nombre de feto, pues ya se le concibe como un ser más definido.

 

El embarazo se considera viable después de 24 semanas

Para la semana 24 ya estamos tan enamoradas de nuestro bebé, que damos por hecho que lo tenemos en brazos. No obstante, para los especialistas, un embarazo no se considera viable hasta pasado este tiempo. Viable, significa que tiene altas probabilidades de llegar a término con el mejor desenlace posible.

Solo el 5% de los embarazos terminan en el tiempo estimado

Esto solo indica lo que ya sabemos, la naturaleza es imprecisa. A juzgar por la imprecisión de los datos para estimar el tiempo gestacional, es normal que ocurra tal resultado. Pese a que trata de estimarse con exactitud una fecha de parto, un número muy reducido logra acertarse.

Categories: Embarazo Etiquetas:
Te puede gustar