10 señales que indican que un niño está malcriado

Los padres nos preocupamos por que nuestros hijos sean educados, pero a veces nos equivocamos en la forma de hacerlo. Aquí te contamos algunas señales que indicarían que un niño está malcriado.
10 señales que indican que un niño está malcriado
Mara Amor López

Escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López el 14 Diciembre, 2020.

Última actualización: 14 Diciembre, 2020

Uno de los mayores retos a los que nos enfrentamos los padres es la educación de nuestros hijos; ese es nuestro mayor desafío. En este sentido, hay ciertas señales que nos pueden indicar que un niño está malcriado. ¿Cuáles son y cómo podemos corregir estos comportamientos? En las siguientes líneas te lo contamos.

Cuando nos convertimos en padres, todos tenemos muchos objetivos y expectativas puestas en cómo vamos a educar a nuestros hijos, aunque la realidad, una vez más, nos sorprende y todo lo que pensábamos que iba a funcionar no funciona. Educar es complicado y nos surgen mil dudas para conseguir criar a nuestros hijos educados y felices.

¿Cuáles son las señales que nos indican que un niño está malcriado?

Es totalmente normal y se da con frecuencia que los padres, en el proceso de educar a nuestros niños, cometamos errores. Para saber si lo estamos haciendo bien o no, solo tenemos que identificar en nuestros niños alguna o todas estas señales. Si hay algunas presentes, deberíamos replantearnos nuestra manera de enseñar y corregir esas conductas:

Tiene rabietas frecuentes

Cuando un niño está malcriado, suele recurrir con frecuencia a las rabietas cuando no obtiene lo que quiere en cada momento.

Niño malcriado llorando.

Es desobediente

Es un niño al que le cuesta respetar las normas y límites que tenemos establecidos en casa y no atiende a ninguna de las indicaciones o instrucciones que les damos.

No realiza las tareas que tiene que hacer

Cuando tiene obligaciones como las tareas del colegio o tareas de casa y se niega a hacerlas. Todo proceso madurativo de los pequeños lleva consigo que ellos mismos se hagan cargo de sus responsabilidades; si no lo hace, es un signo de que estamos ante un niño malcriado.

Un niño malcriado tiene conductas egoístas

Muestra conductas egoístas, se niega a compartir las cosas y cree que todo es de su pertenencia. Suele ser irrespetuoso con los demás y solo piensan en sí mismo. Es un niño con poca empatía.

Controla y tiraniza a los padres

A estos niños se les suele llamar “niños tiranos“; creen que son merecedores de toda la atención hacia ellos y nunca se ponen en el lugar de los demás. Hacen lo que sea por conseguir lo que quieren, aunque eso signifique controlar a sus padres a través del chantaje.

Más señales que nos indica que un niño está malcriado

Niño enfadado porque desafía a sus padres y estos usan las estrategias.

Tiene malos modales

No suelen dar los buenos días, ni las gracias, ni saludan, ni piden por favor las cosas. Creen que todo está ahí para ellos y que por eso no es necesario tener buenas formas para pedir algo.

Un niño malcriado tiene conductas agresivas

Muchas veces, los niños malcriados se ponen agresivos e incluso pueden llegar a insultarnos, pegarnos o gritarnos, sobre todo en público, para dejarnos en evidencia y conseguir, así, que sus actos sean más efectivos.

Es un niño contestón

Estos chicos suelen ser niños que, cada vez que les indicamos o pedimos algo, todo lo cuestionan y, además, actúan con rebeldía.

Necesita recompensas para que obedezca

Para cumplir con sus obligaciones o acatar las normas y límites siempre tenemos que recurrir a las recompensas o sistema de premios.

Un niño malcriado nunca está satisfecho

Son niños que, por muchas recompensas o premios que reciban, nunca están conformes y nada es suficiente para ellos.

8 ideas para corregir las conductas cuando un niño está malcriado

Nunca es tarde para corregir aquellas conductas que tienen nuestros hijos y que nos están indicando que están malcriados. Puede que a veces seamos demasiado permisivos o no hayamos puesto normas y límites cuando tendríamos que haberlo hecho.

Lo importante es darse cuenta y revisar aquellas cosas que no nos están funcionando y cambiarlas por otras que sí que nos pueden resultar efectivas. Aquí te damos algunas ideas.

Identificar las conductas malcriadas

Tenemos que identificar las conductas malcriadas y no generalizar todas las conductas. Los niños tienen comportamientos positivos y negativos, por lo que debemos detectar los negativos para intentar cambiarlos.

No hay que ponerle a nuestro hijo la etiqueta de “malcriado”

Las etiquetas pueden hacer mucho daño y, a veces, sin darnos cuenta, nosotros mismos se las ponemos a nuestros hijos. Es importante que las evitemos, puesto que acabaríamos reforzando esa actitud en el niño en lugar de corregirla.

Aplicar reglas firmes

Las reglas deben ser firmes y siempre debemos cumplirlas. Si los niños saben qué límites y reglas no pueden pasar y cuáles son las consecuencias de su incumplimiento, se fomentarán sus buenas conductas.

Explicar que debe pedir disculpas cuando hace algo que no está bien

Cuando nuestro hijo hace algo que no debería o hace daño a alguien, le pediremos que pida disculpas o perdón a quien se lo haya hecho. Es importante que los niños sepan reconocer cuándo se han equivocado para poder actuar en consecuencia.

No responder a las faltas de respeto de nuestro hijo

Si el niño está muy enfadado, es mejor dejarlo y no interactuar con él. Esperaremos a que se calme para poder hablar. Debemos dejarle claro, con nuestra actitud, que si nos falta el respeto no va a tener ninguna atención por nuestra parte.

Niña con una rabieta en la frutería.

No poner excusas a las malas conductas de nuestro hijo

No debemos excusar las malas conductas de nuestro hijo alegando que son cosas de niños. Los malos comportamientos nunca tienen excusa.

No sobreproteger al niño

No debemos sobreproteger a nuestro niño; tenemos que dejar que sea él quien resuelva sus problemas. Sí que podemos ayudarle, pero no quitarle la oportunidad de intentar resolverlos por sí mismo.

Identificar sus buenas conductas y reforzarlas

No todo lo que hacen los niños es malo, por eso es importante que identifiquemos sus buenas conductas y las reforcemos. Para ellos es importante saber y que les digan cuándo hacen algo bien.

Respecto a las señales que nos dicen que un niño está malcriado…

Ya has podido ver algunas de las señales que te pueden decir que tu hijo está malcriado. Los padres, a veces, no nos damos cuenta de que ciertas cosas que hacemos, pensando que serán lo mejor para nuestro hijo, en realidad, no lo son.

Todo se puede corregir y remediar y, para eso, es importante que identifiquemos esos comportamientos malcriados y les pongamos solución. Aquí también te hemos dado algunas ideas que te pueden ayudar a corregir las conductas malcriadas de tu hijo. ¿A qué esperas para ponerlas en práctica?

Te podría interesar...
¿Por qué no debemos darle a los niños todo lo que piden?
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
¿Por qué no debemos darle a los niños todo lo que piden?

Darle a los niños todo lo que piden es consentirlos demasiado. Si les das todo, tus hijos se volverán egoístas, déspotas y superficiales.



  • Céspedes, A. (2007). Niños con pataleta, adolescentes desafiantes. Como manejar los trastornos de conducta en los hijos. Ed Vergara, Chile.
  • JARA VILLANUEVA, A. L. I. A. (2020). Relación entre sobreprotección y agresividad en niños de 4 años de IE 101-Huaychao-2018.
  • Larocca, F. E. Abecedario ‘N’es por Niños malcriados: la disciplina y sus efectos….

Licenciada en Psicología por la Universidad de Murcia en 2009 (itinerario mixto en psicología clínica y educación). Máster de Práctica Clínica en Salud Mental por la AEPCCC (Asociación Española de Psicología Cognitivo Conductual) en 2010. Acreditada por la European Foundation of Psychology (EFP). Número de colegiado: COP Murcia MU:02396

Curso de Formador de Formadores, Formador Ocupacional, Psicología Infantil, entre otros por la Universidad Antonio de Nebrija. Experiencia como formadora en Escuela de Padres durante 4 años.

Participación en Symposium Internacional sobre Familia y Psicología de la salud, así como, en el estudio para la Identificación de Alumnos con Altas habilidades en Educación Secundaria, organizado por la Universidad de Murcia.

Psicóloga y directora de gabinete de psicología y educación durante 3 años. Redactora para revista online sobre maternidad, educación, bebés, psicología, etc.

Actualmente, trabaja como psicóloga a domicilio, desplazándose a casa del paciente con trastorno mental o emocional, especialmente en problemas educativos y clínicos infanto-juveniles (apoyo y refuerzo a niños con dificultades de aprendizaje, técnicas de estudio y orientación familiar).