10 beneficios del baile flamenco en las niñas

Gladys 6 abril, 2017

El baile flamenco es una actividad excelente para las pequeñas princesas de la casa. Conoce su origen al igual que de sus beneficios y enamórate de este arte inigualable.

Bailaora. Es la maga que le da vida al tablao; fuerza a la canción que el cantaor interpreta para que ella con grito, alegría, pasión, taconeo, palmadas, castañuelas y lamento devele, a través del flamenco, el sentimiento profundo de España.

Y es que el flamenco es cante, toque y baile. Pero, para bailarlo, hay que tener pasión por la danza. Una pasión que está en cada niño o niña: ¿A qué chiquita no le gusta bailar? Es en esa etapa de la primera infancia cuando tu hijita danza apenas escucha la música.

Todas lo hacen por una razón fundamental: la danza satisface su necesidad de expresarse, de descubrir las capacidades de su cuerpo saturado de energía. ¿Qué mejor que el flamenco para canalizar esa energía?. 

Los profesores de danza infantil concuerdan que la edad ideal para comenzar a estudiar flamenco es a partir de los 4 años porque es el tiempo de potenciar sus capacidades artísticas y expresivas de manera lúdica.

Además, desarrolla la coordinación psicomotriz, audiomotora, el sentido rítmico y la memoria. Es posible que tu niña no vaya a ser bailaora profesional el día de mañana; pero aprender esta disciplina, desde pequeñita, la ayudará en su desarrollo físico, intelectual, emocional y social.

10 beneficios para toda la vida

Existen miles de beneficios al practicar esta actividad, aquí mencionamos los 10 más importantes:

  1. La ayudará a desarrollar su cuerpo porque favorece el crecimiento. Mejorará su resistencia física: tendrá buena salud cardiovascular, mejor equilibrio y coordinación.
  2. Tendrá una mejor postura. Aumentará su flexibilidad.
  3. Bailar con regularidad la acostumbrará a tener una vida activa.
  4. Fortalecerá su autoestima porque las bailarinas de flamenco desarrollan una imagen corporal positiva de sí mismas.
  5. Mejorará sus destrezas sociales ya que en las clases se aprende a cooperar y a trabajar en equipo. Al compartir con otros niños de su misma edad, aprende a aceptar a sus compañeros pese a sus diferencias.
  6. Rendirá más en la escuela porque, el baile flamenco, al igual que la música u otras artes, favorece el desarrollo mental e intelectual de los niños. De acuerdo con diversos estudios, tienden a ser más exitosos a nivel académico debido a que suelen ser los ganadores en las competencias de matemáticas y ciencia.
  7. Mejora su capacidad de concentración.
  8. La ayuda a descubrir sus destrezas y cualidades.
  9. Desarrolla su creatividad además de sus talentos innatos.
  10. Apreciará más la herencia cultural y sentirá orgullo por ella.

El flamenco internacionalmente

Esta danza es Patrimonio de la Humanidad y la de mayor repercusión mundial. Por eso el flamenco gusta a todos. Originaria de Andalucía, Extremadura y Murcia (siglo XVIII), es el producto del mestizaje cultural de andaluces, musulmanes, gitanos, castellanos y judíos.

Su popularidad en Latino América es tal que en México, Puerto Rico, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Panamá, Venezuela y Chile han surgido grandes talentos, diversas agrupaciones y academias. En Japón gusta tanto que hay más escuelas de flamenco que en España.

El flamenco se ha fusionado con el baile tradicional gallego y con ritmos contemporáneos, ha transitado con el rock, y se ha lucido gitano y puro en el Madison Square Garden de Nueva York, o  en el Sadlers Wells de Londres. En fin, el flamenco es la expresión artística resultante de la fusión de voz, danza y guitarra cuya cuna, Andalucía, está orgullosa de su arte.

Por eso, la Consejería de Educación, Cultura y Deporte andaluza convoca, desde 2014, a los Premios Flamenco en el Aula y acredita proyectos de investigación relacionados a esta danza y su inclusión en el material curricular.

Más que un baile es pasión

Y es que el flamenco es la pasión; el sentimiento hecho arte que contiene toda la gama: pena, alegría, tragedia y miedo.

Es el baile del apasionamiento o la seducción. Signo de la identidad española, se ha trasmitido de generación en generación y cuenta con dinastías de artistas, peñas e incluso agrupaciones sociales que desempeñan un papel determinante en la preservación al igual que de la difusión de este arte.

¿Quieres más razones para que tu niña estudie flamenco? Entonces, ya es tiempo de buscar una academia porque con estas sobran. No temas que se lesione, todos estos institutos están acreditados y usan técnicas de baile que evitan que tenga algún accidente.

Poco a poco, le irán poniendo nuevos retos, le enseñarán cada movimiento corporal y destrezas para que pueda participar en el cuadro flamenco, más adelante en presentaciones o espectáculos. ¿Y por qué no soñar? Tu hija podrá ser la próxima María Juncal, María Pagés, Elena Furiase o Sara Baras.

Te puede gustar