¿Qué son las zonas específicas para amamantar en los espacios públicos?

Óscar Dorado · 21 noviembre, 2018
Si eres de aquellas madres que sufren cuando deben darle el pecho a su bebé en los espacios públicos, te servirá conocer esta lista con algunas zonas específicas para amamantar cuando estés fuera de casa. ¿Qué te parecen estas opciones?

La lactancia materna trae consigo muchos beneficios para el bebé, que no puede esperar a alimentarse cuando está hambriento. Es imposible evitar que, en muchas ocasiones, este momento se produzca fuera de la comodidad del hogar. En esos casos, existen algunas zonas específicas para amamantar en los espacios públicos que siempre deberías considerar.

En realidad, no hay nada que sea más natural que amamantar, incluso en presencia de otros, aunque genere algo de controversia a nivel social. Primero, porque el cuerpo de la madre está diseñado para satisfacer las necesidades vitales y nutricionales del bebé inmediatamente.

Por otro lado, no puede haber una situación más conmovedora que una madre que da el pecho a su bebé. Básicamente, la lactancia materna es un derecho; no hay razón para privar a un pequeño de esto, ni tampoco para hacerlo esperar bajo el pretexto de estar en un lugar público.

A pesar de estos argumentos, muchas mamás todavía se sienten avergonzadas por la idea de amamantar en público. Si eres una de estas mujeres, debes tener total certeza y seguridad de que existen soluciones para que este momento con tu hijo sea más agradable y discreto.

A continuación, te mostramos cuáles son las zonas específicas para amamantar en los espacios públicos. ¡Toma nota!

4 zonas específicas para amamantar en los espacios públicos

1. Amamantar en el restaurante

La primera de las zonas específicas para amamantar en los espacios públicos que deberías considerar son los restaurantes. Dar el pecho en el restaurante tiene un lado muy práctico si el bebé acepta comer al mismo tiempo que la madre.

El destete nocturno no implica ningún daño para el bebé.

En este caso, no hay necesidad de buscar otro lugar adecuado para amamantar, ya que la mayoría de los restaurantes ofrecen sillas cómodas. Si evalúas que tienes la intimidad que necesitas, no dudes en amamantar a tu pequeño.

2. Amamantar en el parque

En segundo lugar, puedes valorar la idea de amamantar a tu pequeño en el parque. Ten en cuenta que, en ese lugar, la gente rara vez se queda inmóvil y muchas personas ni siquiera se van a dar cuenta de que estás alimentando a tu pequeño.

De hecho, la mayoría de las madres disfrutan de amamantar en estos espacios verdes porque también se trata de una oportunidad para disfrutar del aire fresco, estar totalmente relajada y gozar de este momento tan especial con el bebé.

“La lactancia materna es mucho más que comida. Es una forma de relación física y afectiva, es contacto frente a la soledad, consuelo frente a la tristeza, seguridad para descubrir el mundo, anestesia para el dolor”
–Julio Basulto–

3. Centros comerciales

Otra de las zonas específicas para amamantar en los espacios públicos a tu pequeño son los centros comerciales. De hecho, estos lugares, así como los grandes almacenes y las tiendas de bebés suelen brindar a las madres habitaciones tranquilas y silenciosas con una silla cómoda y equipo para amamantar y cambiar al bebé.

4. Transporte público

Por último, el transporte público es otro de los escenarios ideales para amamantar a tu pequeño cuando estás fuera de casa. Ya sea en el autobús, el tren o el avión, la disposición de los asientos permite dar el pecho sin estar a la vista de todos.

Esto puede incluso tener algunos grandes beneficios, ya que ayuda a tranquilizar al bebé. En el avión, en tanto, los bebés están atados al regazo de la madre en el despegue y aterrizaje; no obstante, el cinturón pequeño no interfiere con la alimentación.

Es normal que muchas madres primerizas afirmen que dar el pecho duele.

Antes de acabar, cabe recordar que amamantar al bebé es una de las acciones más naturales y conmovedoras que existen. Por lo tanto, nunca debes avergonzarte o sentirte incomodada por ello.

Lo que sí es recomendable es hacer una lista de los sitios que tienes a tu alrededor para amamantar en público. Con este recaudo, podrás evitar tener que buscar una solución de último momento cuando te encuentres paseando con el pequeño.

Finalmente, tampoco olvides buscar el consejo de otras madres que amamantan en tu área o de tus amigas para encontrar los mejores lugares para amamantar en público.

En cualquier caso, de seguro las ideas expuestas anteriormente pueden ayudarte a encontrar aquellas zonas más confortables para dar el pecho en los espacios públicos y responder a las necesidades del bebé cuando sea necesario.