¿Qué es el virus del Oeste del Nilo y cómo afecta el embarazo?

Mervis Romero 15 abril, 2018
Las infecciones que afectan al sistema nervioso requieren de mucho cuidado ya que su contagio puede pasar desapercibido, al darse por la simple picadura de un mosquito infectado. 

El virus del Oeste del Nilo es una infección que se contagia a través de la picadura de un mosquito y genera, principalmente, una inflamación que se conoce como ”encefalitis”.

La época en la cual hay mayores riesgos de infección es el verano. Esto se debe a que las personas pasan más tiempo al aire libre y, por otra parte, el clima favorece la supervivencia de los mosquitos e insectos en general. Por lo tanto, es necesario tener cuidado y tomar las medidas de prevención necesarias para evitar el contagio.

Ahora bien, el virus del Oeste del Nilo puede afectar de tal manera el sistema nervioso que puede causar la muerte si no se recibe atención médica a tiempo.

Encefalitis, inflamación del cerebro

A este virus se le conoce con las siglas VNO, y se clasifica como una enfermedad de reciente aparición que tiene registro a partir del año 1937 en África, 1957 en Europa y 1999 en los EE.UU.

El virus del Oeste del Nilo afecta el cerebro.

El virus del Oeste del Nilo comienza a manifestarse a través de malestares leves, tales como fiebre y dolor de cabeza. Por ser tan comunes estos síntomas, pasan inadvertidos y esto dificulta el diagnóstico de un proceso infeccioso mayor.

Cuando el virus del Oeste del Nilo se aloja, los tejidos del cerebro comienzan a irritarse, lo cual causa inflamación y dolor.

Síntomas del virus del Oeste del Nilo

Sin embargo, a partir de la fiebre y malestar de cabeza, si no se da la atención médica necesaria, estos síntomas pueden pasar a una dolencia mucho más intensa y evidente. Entre los síntomas más comunes se encuentran:

  • Fatiga.
  • Cefaleas.
  • Fiebre alta.
  • Salpullido.
  • Conjuntivitis.
  • Debilidad muscular.
  • Inflamación de tendones.
  • Rigidez en los músculos del cuello.
  • Falta de coordinación de los miembros.
  • En casos severos, el virus puede llegar a causar derrames cerebrales y dañar las neuronas, lo que, en consecuencia, afectará las funciones del cuerpo.

¿Cómo afecta durante el embarazo?

Las últimas investigaciones han demostrado que el virus del Oeste del Nilo puede afectar a la madre durante el embarazo. Por ende, el feto se verá afectado y, posiblemente, tenga o desarrolle alguna (o varias) enfermedades al nacer.

Según el Centro para el Control de Enfermedades un porcentaje entre el 7% y el 10% de los bebés nacidos de madres infectadas presentaron defectos de nacimiento graves. Las condiciones más destacadas son: paladar hendido y Síndrome de Down.

El mismo estudio también indica que, las complicaciones y riesgos parecen depender del momento en el cual la persona ha sido infectada con dicho virus durante el primer, segundo o tercer trimestre del embarazo.

Y aunque aún hay mucho por descubrir, se cree que el virus del Oeste del Nilo es el responsable de muchos casos de malformaciones varias evidenciadas tanto en la etapa prenatal como al momento del nacimiento del bebé.

Aparición de síntomas y cuidados

Habitualmente se presentan entre 3 y 14 días luego de haber sido picado por un mosquito trasmisor, esta la causa más común de contagio.

Algunos procedimientos médicos como las transfusiones o trasplantes presentan un riesgo en mínimo, y si estás amamantando a tu bebé, el riesgo se mantiene en su mínima escala.

En la mayoría de los casos, las mujeres embarazadas requerirán un tratamiento de apoyo, mediante el cual se le administrarán líquidos intravenosos y se le harán exámenes de sangre para detectar cualquier cambio que pudiese afectar su salud y la del bebé en gestación.

El virus del Oeste del Nilo amerita la realización de exámenes de sangre.

¿Cómo prevenir el contagio de este virus?

Obviamente se deben tomar medidas dependiendo del área donde se viva. Entre ellas un control de plagas, lo más exhaustivo posible, y además, utilizar repelentes o antibióticos naturales.

También, es importante no exponerse en las horas o zonas más propensas de actividad de estas plagas. Por otro lado, debes evitar aguas estancadas y si se consigue algún animal muerto en su propiedad o cercanía, deberá ser enterrado o incinerado.

Si tu casa es campestre y tienen animales equinos, trata de no frecuentar esas áreas debido a que estos han sido una fuente portadora común. En otras palabras, los caballos, al ser picados por mosquitos, se infectan y esto puede a su vez, propagar el contagio a los humanos.

Y si el caso es que estas embarazada, deberás extremar la precaución.  Lamentablemente, hay poco que hacer si ya te has contagiado del virus del Oeste del Nilo. Así que lo mejor es ser precavida y tomar todas las medidas de prevención disponibles.

Te puede gustar