Antibióticos naturales: las plantas a favor de la salud

Agetna 30 marzo, 2017

Los antibióticos naturales son esos alimentos de la naturaleza, específicamente de la flora, que refuerzan el sistema inmunológico de los humanos. Son raíces, hojas, bulbos, frutas… plantas todas, ricas en vitaminas y minerales que activan las defensas del cuerpo.

Para que te nutras de forma sana, prevengas infecciones y conozcas acerca de sus muchos otros beneficios, ponemos a tu disposición algunos antibióticos naturales de gran valía.

El jengibre

El jengibre es analgésico, antipirético, antihistamínico, antitusivo, laxante, expectorante, antiinflamatorio y antiséptico.

Son conocidos sus beneficios en el alivio del síndrome del túnel carpiano (problema que puede aquejar a muchas embarazadas).

El té de jengibre sirve para tratar trastornos digestivos. Durante la gestación se usa mucho para contrarrestar los vómitos, las náuseas, las digestiones lentas, los gases, la halitosis…

El jengibre mejora la flora intestinal por lo que durante la gravidez también es común tomarlo contra los tan comunes estreñimientos.

Es un antibiótico natural que protege las vías respiratorias contra sus afecciones más comunes (gripe, sinusitis, dolores de garganta…) y fortifica las defensas del cuerpo.

Este tallo controla los niveles de colesterol en sangre y favorece la circulación de la misma.

El ajo

El ajo es uno de los antibióticos naturales más poderosos que existen. Es antiviral, antibacteriano y antifúngico.

Sirve para combatir las infecciones de las vías respiratorias y potenciar las defensas con el objetivo de que el organismo afectado se recupere de ellas.

Así mismo, se usa con el objetivo de reducir la presión arterial y favorecer la circulación de la sangre.

El ajo aplicado sobre las heridas evita las infecciones. Su ingestión contrarresta el colesterol, el estrés y los efectos de la diabetes.

A diferencia de los fármacos antibióticos, no daña la flora intestinal, sino que la mejora; además, beneficia la digestión de las comidas,

El ajo es antioxidante (revierte y retrasa la oxidación celular y los efectos nocivos de los radicales libres).

Este ingrediente principal en no pocos platillos de la cocina internacional puede ser consumido tanto por los niños como por las embarazadas.

La cebolla

La cebolla, así como el ajo, también se usa para aderezar las comidas y funciona como un importante antibiótico natural. Ella es bien conocida por su inclusión en remedios contra:

  • La caspa en el cuero cabelludo
  • Las picaduras de mosquitos
  • Las anemias
  • El aumento de los niveles de ácido úrico en el cuerpo
  • Los edemas
  • La prevención y el combate de enfermedades del sistema respiratorio (tos, bronquitis, gripe)
  • El acné juvenil
  • Padecimientos del sistema urinario.

La cebolla es antioxidante, protege el sistema cardiovascular, produce anticuerpos y aumenta la función inmunitaria en sentido general.

Ayuda al crecimiento óseo y el crecimiento durante la niñez, y el desarrollo de los tejidos epiteliales del aparato respiratorio, los órganos que integran el sistema gastrointestinal, los ojos, la piel…

Contribuye con la buena visión, la cicatrización de heridas, la producción de glóbulos rojos y la formación de los dientes.

Así como el ajo es un alimento recomendable tanto en los niños como en las embarazadas.

La guanábana

La guanábana es muy utilizada en la medicina natural. Sus muchas propiedades curativas se usan para tratar y prevenir diversas dolencias.

Todas las partes de la planta de la guanábana son aprovechadas. La hoja, por ejemplo, se utiliza para:

  • Regular los niveles de azúcar en sangre y combatir los efectos de la diabetes
  • Disminuir la acides estomacal
  • Combatir las enfermedades de los bronquios
  • Mejorar la digestión
  • Aumentar las defensas del sistema inmunológico
  • Controlar la presión arterial
  • Reducir la inflamación de las mucosas
  • Mejorar el funcionamiento del hígado
  • Eliminar los parásitos de los intestinos (sobre todo en los niños)
  • Reducir las diarreas
  • Mejorar las funciones del sistema endocrino
  • Eliminar el exceso de líquidos (diurético).

La fruta de la guanábana es antiespasmódica, antibacteriana, sedativa, antifúngica y anticancerígena.

Otros antibióticos naturales para incluir en la alimentación

Otros de los conocidos antibióticos naturales que puedes incluir en tu dieta con el objetivo de reforzar tu sistema inmune, se enmarcan dentro de la categoría de plantas aromáticas que se usan sobre todo para darle mejor sabor a las comidas, pero también tienen otros fines.

Estas son el orégano, el romero, la canela, el clavo de olor, el anís y el comino negro.

Te puede gustar