¡Viaje en caravana con niños! ¡Pruébalo!

Yamila Papa · 16 octubre, 2018
Un viaje en caravana con niños puede volverse la experiencia más maravillosa que hayan tenido en familia. Debes organizarlo muy bien y tener en cuenta algunas cuestiones para que todo salga perfecto.

¿Estás buscando una idea diferente y original para las próximas vacaciones en familia? ¡Entonces tienes que probar un viaje en caravana con niños! Será una experiencia única, inolvidable y maravillosa que fortalecerá su relación.

¿Por qué ir de viaje en caravana con niños?

Viajar en un autocaravana o un coche que remolque es una idea fabulosa cuando tenemos hijos pequeños.Aunque muchos crean que es muy complicado con los niños, lo cierto es que esta es la mejor etapa para que lo disfruten con todas las letras.

Quizás no quieran ir al mismo destino todas las vacaciones, tal vez sean una familia de aventureros o incluso puede que les guste ir de camping pero este año prefieran algo un poco más confortable que las bolsas de dormir.

El viaje en caravana con niños es similar a estar en casa —por las comodidades que ofrecen los vehículos—, pero con la libertad de despertar cada día con un paisaje diferente o en un sitio distinto.

Además, si tenemos en cuenta que cuando viajamos con los pequeños el exceso de equipaje es la regla y no la excepción, aquí no tendremos problemas; cargamos todo y que comience la diversión.

A su vez, otra de las ventajas de ir de caravana es que podemos preparar nuestros propios alimentos. Eso permite ahorrar bastante dinero, así como también llevar un control de lo que comen los infantes y evitar que se alimenten a comida chatarra todas las vacaciones.

Hoy en día, podemos encontrar muchos modelos diferentes de autocaravanas; muchos incluyen todas las comodidades que se nos puedan ocurrir y dan la sensación de que estuviéramos en casa. Incluso hay opciones que incluyen cunas para bebés o camas de diferentes tamaños, según la edad de los niños.

Las vacaciones en familia deben incluir planes para el disfrute de todos.

Consejos para un viaje en caravana con niños

Si te hemos convencido de hacer un viaje en caravana con niños, es bueno que prestes atención a algunos tips para que la organización y la estancia en el lugar sean maravillosas:

1. Elegir el vehículo

Hay dos grandes grupos de caravanas: las que se remolcan con un coche y las que ya son el vehículo, denominadas autocaravanas. Las primeras suelen ser más asequibles, tanto para la compra como para el alquiler; las segundas, en tanto, son más grandes y cómodas.

Además, debes elegir en función a la cantidad de personas que lo usarán y sus edades. Algunas vienen con literas que se desarman y se convierten en mesas o sofás, y otras tienen habitaciones separadas. El modelo tradicional para familias tiene una cama de matrimonio y literas.

2. Llevar todo lo necesario

No solo nos referimos a la ropa, sino también a los alimentos y hasta las actividades que haremos durante el viaje (como por ejemplo, los juegos de mesa). Las caravanas tienen el equipamiento idóneo para hacer el desayuno, el almuerzo, la merienda y la cena sin movernos de su interior.

“El viaje en caravana con niños es similar a estar en casa, pero con la libertad de despertar cada día con un paisaje diferente o en un sitio distinto”

3. Limpiar y organizar

Debido a que el espacio será reducido, la limpieza y el orden serán fundamentales durante el viaje en caravana con niños. Cada mañana y cada noche, probablemente tengan que cumplir con el ‘ritual’ de armar y desarmar las camas.

A su vez, que no haya nada fuera de lugar evitará accidentes. Antes de salir a la carretera, asegúrate que todos los compartimentos (alacenas y cajones) estén bien cerrados para que nada se caiga o rompa con algún movimiento brusco o giro del vehículo.

Con ciertas acciones sencillas, te será posible ahorrar cuando vas de viaje.

4. Jugar sin internet

Uno de los grandes desafíos de viajar en autocaravana con los niños es que estos se entretengan durante el recorrido o cuando se llega a destino. Si bien siempre pueden recurrir a los móviles o tabletas, la idea es que en esta oportunidad jueguen en familia ‘a la vieja usanza’.

Los juegos de mesa o de naipes serán bienvenidos durante las noches, antes de irse a dormir. También se pueden organizar concursos y otras actividades con lo que ofrece el camino (carteles, coches, distancias, etc).

Finalmente, para hacer un viaje en caravana con niños, te recomendamos que elijas destinos aptos para este tipo de vehículos. Por ejemplo, en España es posible recorrer la Costa Blanca, la Costa del Sol, la ruta del Quijote y sus molinos, los Pirineos Catalanes o una ruta por Cantabria, Asturias y Galicia.