Versión cefálica externa

22 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica Sara Viruega Encinas
La versión cefálica externa es una técnica eficaz en la reducción de, aproximadamente, la mitad del número de cesáreas, así como de los partos de nalgas.

En ocasiones, al final del embarazo, el feto se presenta con las nalgas hacia la pelvis de la madre; es lo que se llama presentación de nalgas o podálica. Aunque lo más frecuente es la presentación cefálica, con la cabeza hacia abajo, esta posición podálica se da en, aproximadamente, el 3-4 % de los embarazos a partir de la semana 37.

Se trata de una posición en la que el parto natural es dificultoso. Sin embargo, en esos casos, existe una alternativa a un parto de nalgas o a una cesárea: se llama versión cefálica externa o VCE. Veamos en qué consiste y cuándo está recomendada.

¿Qué es la versión cefálica externa?

La versión cefálica externa o VCE es una maniobra que tiene el objetivo de transformar una presentación podálica o transversal en una presentación cefálica. La presentación cefálica, con la cabeza del feto hacia la pelvis de la madre, es, como bien es sabido, la posición más favorable para un parto vaginal normal.Mujer embarazada siendo examinada para hacerla una posible versión cefálica externa.

Esta técnica ha sido muy utilizada en la historia, ya desde Hipócrates. Sin embargo, a mitad del siglo XX se dejó de utilizar. Desde el año 2000, debido a la gran cantidad de cesáreas evitables que se estaban realizando de forma sistemática, se ha vuelto a replantear su aplicación.

La versión cefálica externa es una maniobra segura. Su tasa de éxito está en alrededor de un 50-60 %, dependiendo fundamentalmente de la experiencia del ginecólogo que la lleva a cabo. Es, por tanto, una técnica eficaz en la reducción de, aproximadamente, la mitad del número de cesáreas por esta causa, así como de los partos de nalgas.

¿Cómo se lleva a cabo?

Se recomienda realizarla alrededor de la semana 37, en la que el feto ya está preparado para salir si surge cualquier inconveniente y, a la vez, hay suficiente líquido amniótico y espacio para que sea posible la rotación.

La versión cefálica externa es llevada a acabo por un ginecólogo en el paritorio, con un quirófano cerca libre y preparado para cualquier imprevisto. Debe contar con un ecógrafo y un cardiotocógrafo disponibles.

Antes de comenzar, se debe comprobar ecográficamente la posición real del feto, así como su estado. Se revisa la situación de la placenta, la cantidad de líquido amniótico, el cordón umbilical, etc. Para evitar el dolor, suele administrarse analgesia a la madre, así como medicación tocolítica para relajar el útero y facilitar la maniobra.

Durante el procedimiento, se mantiene monitorizada la frecuencia cardiaca fetal para evitar alteraciones que puedan poner en riesgo el bienestar del bebé. En caso de que se produjera cualquier tipo de sufrimiento fetal, aunque es muy poco probable, se procedería a realizar una cesárea de urgencia.

¿Qué inconvenientes presenta la versión cefálica externa?

Aunque, en general, el riesgo es bajo tanto para el feto como para la madre, la versión cefálica externa también presenta algunas posibles complicaciones. Entre ellas, podemos destacar:

  • Disminución de las pulsaciones cardiacas del feto.
  • Rotura de la bolsa.
  • Desprendimiento de placenta.
  • Necesidad de realizar una cesárea de urgencia.Mujer preparada para que le realicen una versión cefálica externa.

No obstante, hay que tener en cuenta que la versión cefálica externa no se puede realizar en todos los casos de presentaciones podálicas. Existen una serie de contraindicaciones para realizar esta técnica, entre las que se encuentran, por ejemplo:

  • Placenta previa.
  • Gestación múltiple.
  • Malformaciones graves en el feto.
  • Muerte fetal.
  • Problemas en la coagulación sanguínea.
  • Feto de peso superior a 4 kg.
  • Cesáreas anteriores.
  • Parto iniciado.
  • Anomalías uterinas.

Conclusión

La versión cefálica externa es una alternativa segura y eficaz en la reducción de cesáreas y partos de nalgas para los casos de fetos en presentación podálica en la semana 37 de gestación. En todo caso, la madre debe estar debidamente informada de los posibles efectos adversos, así como de la tasa de éxito.

  • Odriozola Feu, J., González Gómez, M., de Miguel Sesmero J.R. (2008). La versión cefálica externa en la presentación de nalgas a término. Protocolo para su implantación en el servicio de ginecología y obstetricia del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla.
  • Navarro-Santana, B., & Plaza-Arranz, J. (2016). Versión cefálica externa. Ginecol Obstet Mex84(8), 507-513.
  • Pérez Cámara, B., & Salaverria Gómez, J. L. Versión cefálica externa (VCE). protocolos asistenciales, 283.