A veces, los ojos de tus hijos comunican más que sus palabras

Macarena46 18 diciembre, 2016

Seguramente, tu día a día te mantiene ocupada, estresada y agotada. Así se escapan instantes únicos de la vida, que no regresan. Uno de ellos es el vínculo sagrado con tu hijo, basado en el contacto personal. Justamente, un detalle que descuidas es que los ojos de tus hijos comunican.

Pues es una realidad que cada vez dedicamos menos tiempo a los niños por la vorágine de nuestros días. Asimismo, la calidad del tiempo compartido con los más chicos también ha disminuido considerablemente. No es para menos, los días transcurren con instantes en los que se realizan varias tareas a la vez.

Incluso todos y cada uno de los hijos forman parte de ese tiempo compartido, muy poco y nada exclusivo. Tal es así que, lastimosamente, cuando se genera una conversación con ellos o simplemente oímos anécdotas, no se los mira a la cara.

Más allá de las palabras: los ojos de tus hijos comunican

ojosjun

Si quieres escuchar lo que se dice lisa y llanamente, continúa con tu mirada esquiva. Ahora bien, si la intención es ir más allá, sumergirse en las profundidades de la mente de tu hijo, presta atención y observa con detenimiento su mirada.

Pues los ojos de tus hijos comunican incluso más que sus propias palabras. Este gesto que implica mostrar respeto mirando su rostro conlleva un profundo acto de amor. Connota además el reconocimiento como lo que es: un ser humano pensante que vale y mucho.

Entonces, por muy escaso que sea el tiempo que se le pueda ofrecer al infante, esta dedicación abrirá un universo de oportunidades dentro de la relación madre e hijo. Se genera consecuentemente un acercamiento íntimo donde aprendes a leer sus ojos.

Los gestos, la transparencia y frescura propia de todo pequeño podrás ver mucho más allá. Y el momento de entender que los ojos de tus hijos comunican es hoy. Pues su ser comenzará a opacarse con el correr del tiempo, a medida que la sociedad comience a dejar huellas en su inocente ser.

Comprender que los ojos de tus hijos comunican: Beneficios incalculables

Muchos se refieren al arte de hablar, pero olvidan que no hay mayor arte y capacidad que la escucha. Sin embargo, esta invaluable destreza no obedece simplemente a una cuestión auditiva. Aunque parezca descabellado, en el caso de las madres, involucra cierto contacto visual entre el menor y el adulto.

Aprender a leer los ojos de tus niños es descubrir las verdades profundas de su ser y revelar sus más íntimos secretos. Por ello, tal como puedes imaginar, tener esta delicadeza con esos seres que tanto amas, conlleva una serie de ventajas para la maternidad.

En principio, asumir esta comunicación visual acorta distancia, acercando a la madre al hijo. Asimismo, este contacto ayuda a los padres a evitar las mentiras y poder enfrentar situaciones. Asimismo, la mirada es uno de los más potentes puntos de contacto.

26-de-setiembre_ojos-del-bebe

Por ello, los ojos permiten establecer una sólida conexión mágica incomparable e inigualable, tan natural como necesaria. Por eso, por un momento olvida qué tan atrajeado haya resultado tu día. Permítele al niño disfrutar de esa conexión.

Siente lo que le duele, lo que lo anima, lo que lo energiza. El secreto reside en sus ojos. Su mirada esconde una manera sobradamente particular y sofisticada de expresarse. Efectivamente, los ojos de tus hijos comunican. Incluso, más que sus propias palabras.

Por ello, nunca se te ocurra subestimar aquellos espacios en los que puedes construir puentes que te unan a tus hijos. Acércate y obséquiale los segundos que demanda y merece el menor. Pero si te dispones a hacerlo, preocúpate por hacerlo bien.

Pon a su disposición tu entera dedicación. Míralo fijo a los ojos, de igual a igual. Aprende a desentrañar los misterios ocultos en sus pupilas. Hazle sentir que estás allí para él, para lo que necesite. Que sienta la conexión surgir desde lo más profundo de tu ser.

Te puede gustar