Trucos para alejar a los niños de los enchufes

Naí Botello · 15 mayo, 2018
Con las recomendaciones de seguridad que presentamos aquí, podrás hacer de tu hogar un sitio más seguro para que tu bebé deambule tranquilo. Recuerda que su curiosidad no conoce de riesgos: es mejor estar precavidos.

Conocer trucos para alejar a los niños de los enchufes resulta fundamental, pues todo padre desea proporcionarle a su hijo las condiciones de seguridad más óptimas dentro del hogar. De este modo, evitaremos peligrosos accidentes.

Según las estadísticas, los accidentes por quemaduras o por descargas eléctricas ocupan el cuarto lugar dentro del rango de incidentes peligrosos en el hogar. Por tal motivo, resulta necesario que conozcamos cómo proteger a nuestros pequeños traviesos de sufrir cualquier percance con los enchufes.

Trucos para alejar a los niños de los enchufes

Los enchufes o tomacorrientes son dispositivos que permiten el paso de la electricidad a través de sus dos formas: con el llamado enchufe macho, que encontramos en la terminación de los cables como los cargadores de teléfono, por ejemplo; y los enchufes hembra, que son los que se ubican en la pared y a los que se conectan los cables para recibir electricidad.

Ambos dispositivos resultan muy atractivos para los niños de edades más cortas. El enchufe hembra es, quizás, el que provoque más curiosidad en los niños: con frecuencia buscan introducir sus pequeños dedos por sus aberturas.

Afortunadamente, existen diversas medidas de seguridad para impedir que ocurran accidentes en casa vinculados a los enchufes. A continuación, te hablaremos de las medidas más recurrentes.

Debemos alejar a los niños de los enchufes.

Prevención de accidentes con enchufes macho

Como ya comentamos, los enchufes macho son todos aquellos que están conectados a los aparatos eléctricos por medio de un cable. Las medidas de seguridad con este tipo de enchufes son los siguientes:

  • Nunca dejes al alcance de los niños cargadores eléctricos; tampoco dejes cualquier otro cable de electrodoméstico al alcance de los más pequeños.
  • Los electrodomésticos deben, en lo posible, estar enchufados en tomas hembras que no estén al nivel del suelo o a una altura que el niño pueda alcanzar.
  • Nunca dejes el cargador del teléfono enchufado al tomacorriente. Los niños suelen llevarse los objetos a la boca; si introduce un cargador que está conectado al enchufe, se puede electrocutar.
  • Evita que los niños tengan contacto visual con los cables. Así, evitarás que ellos despierten su curiosidad y se interesen por tocarlos.

“Los accidentes por quemaduras o por descargas eléctricas ocupan el cuarto lugar dentro del rango de incidentes peligrosos en el hogar”

Prevención de accidentes con enchufes hembra

Los enchufes hembra son los que se ubican adosados a las paredes. Resultan muy peligrosos para los niños, pues ellos tienden a introducir sus dedos o a tratar de insertar sus juguetes por esos orificios.

La solución para conseguir la seguridad en la casa y distraer al niño es comprar protectores de enchufes hembra; además, también deberías tapar todas las tomas que estén a ras del suelo o en alturas que los niños puedan alcanzar.

Puedes comprar protectores de enchufes hembras en las ferreterías; vienen en diferentes precios y presentaciones. Lo ideal es que trates de conseguir los que tengan el mismo color de los tomacorrientes que tienes en casa; así, pasarán más desapercibidos a los ojos de los niños.

No olvides que, cuando los retires para conectar algún electrodoméstico, debes guardarlo muy bien. De este modo, evitarás que el niño lo consiga y se lo meta en la boca.

Existen ciertos trucos para alejar a los niños de los enchufes.

Prevención de accidentes con enchufes hembra cuando estamos fuera de casa

Ya sabemos lo fácil que resulta prevenir accidentes con enchufes hembras en nuestro hogar. Sin embargo, ¿qué podemos hacer cuando estamos de viaje?

Una solución muy efectiva es llevar cinta de enmascarar, también conocida como tirro, cinta adhesiva o cinta de pintor con nosotros para tapar los enchufes que se encuentren en los espacios por donde circulará el niño.

La elección de la cinta de enmascarar resulta la más conveniente: por su color y su textura —está hecha con papel— pasa desapercibida por los niños.

En caso de que, por algún motivo, no puedas contar con cinta adhesiva, pide en el hotel donde te encuentres que te entreguen varias tiritas o curitas. Estas también sirven para tapar los enchufes hembra y, por su alta capacidad de adhesión, resultará muy difícil que los niños logren desprenderlas.

Como puedes ver, tomar unas medidas mínimas de seguridad puede resultar muy fácil. Así, lograremos evitar pasar sustos o momentos de tensión con nuestros niños por culpa de nuestra imprudencia y su curiosidad. No esperes más: aplica estos sencillos trucos y respira más tranquilo.