9 trucos para ahorrar en las fiestas infantiles

Las fiestas infantiles son una excelente ocasión para recurrir a todo tipo de decorados divertidos. A continuación te brindamos algunas ideas geniales que puedes adaptar con facilidad y a un bajo costo.

Las fiestas infantiles no tienen por qué ser obligatoriamente un derroche de dinero. Recordemos que la idea inicial es hacer que los niños se diviertan y disfruten de la ocasión al máximo.

Por supuesto, estamos acostumbrados a los globos, el confeti, la decoración rimbombante y colorida, además de los regalos y la mesa de golosinas y demás aperitivos.

Independientemente del presupuesto que tengas, te brindamos algunas ideas para mantener la alegría sin tener que recurrir a tantos elementos. Descubrirás que existen muchas alternativas para que todo luzca espléndido.

Aspectos preliminares para organizar fiestas infantiles

Celebrar en familia siempre es un motivo de gran expectación e implica una preparación previa. Por supuesto, quien decide llevar la batuta de la organización tiene en cuenta los gustos del agasajado, pero también las preferencias de los invitados y, también, las suyas.

Esta mezcla de gustos siempre ayuda a que el resultado sea muy satisfactorio. Al valerse de diversas fuentes de inspiración, el organizador tiene un margen de creatividad muy amplio.

Ideas para fiestas infantiles.

Algunos consejos que te ayudarán a organizar la mejor de las fiestas infantiles son:

Ten en cuenta el clima de la temporada. Aunque esto pueda parecer un detalle poco relevante al principio, influirá mucho en los preparativos. Si se trata de una fiesta al aire libre, no es necesario que te desvivas por la decoración, con unos cuantos elementos clave (grandes y coloridos) basta.

Por ejemplo, puedes optar por molinos de viento, un bonito mantel para la mesa con la tarta, pomperos de jabón y juguetes con los que se pueda disfrutar en grupo (pelotas, bastones de goma espuma), etcétera.

9 trucos para ahorrar en las fiestas infantiles

1. Evalúa bien el espacio

Este es un truco muy simple para ahorrar dinero. En lugar de rentar un salón de fiestas es preferible evaluar otras opciones. No solo por el aspecto económico sino porque, a veces, se puede invertir el dinero del salón en otras cuestiones que harán que la fiesta sea mucho más divertida y memorable.

Hacer la fiesta en el jardín o patio trasero es una excelente opción (siempre que se cuente con dicho espacio). Recordemos que los niños consiguen divertirse en cualquier lugar. 

También es posible organizar las fiestas infantiles al aire libre, en algún parque o zona pública que sea segura.

2. Decorado sencillo y creativo

Como ya comentábamos anteriormente, a menudo nos esmeramos porque la decoración sea suntuosa. Y aunque a los niños les gusta al primer impacto, suelen olvidarse de ella y volcarse de lleno en compartir, jugar y reír.

¿Cuántas veces no se han preparado fiestas infantiles con un decorado fabuloso en las que, al final, los niños se entretienen con un simple globo durante todo el rato?

Hoy en día se pueden consultar muchas páginas web a la hora de buscar ideas. Te animamos a que realices unas cuantas búsquedas. Te sorprenderá comprobar la utilidad y belleza de muchos objetos sencillos. 

3. Aperitivos y golosinas

La mayor parte del gasto de las fiestas infantiles reside en los alimentos y bebidas a consumir por el agasajado y sus invitados. En este sentido, es importante saber que tanto la tarta de cumpleaños como las golosinas deben ser llamativas pero simples. No es necesario que las coloques en recipientes muy elaborados pero sí originales.

Por ejemplo, puedes colocar las chucherías, frituras o las palomitas de maíz en los cubos plásticos con los que los niños suelen jugar en la playa. Una vez que se haya terminado la fiesta, se podrán quedar con el cubo y jugar con ellos cada vez que tengan la oportunidad.

Ahorro paso a paso:

  1. Buscar y evaluar diversas opciones. Esto nos permitirá comparar distintos precios y encontrar opciones que se ajusten a lo que necesitamos.
  2. Cuida las cantidades. Es importante que todos puedan repetir al menos una vez y que queden satisfechos pero no por ello debemos excedernos al comprar comida.
  3. Si vas a invertir más en la tarta (porque sabes que es lo que más disfruta el agasajado), reduce un poco la cantidad de dulces.
  4. Procura que los refrescos no sean el centro de las bebidas. Existen alternativas igualmente sabrosas, más saludables y menos costosas (como las infusiones frías de hibisco y las limonadas).
  5. Para ahorrar dinero en aperitivos puedes jugar con alimentos coloridos de bajo costo y que puedes preparar de diversas maneras en casa. Gelatinas, pinchos de frutas de la temporada, etcétera. ¡Solo hay que tener creatividad!
Ideas de postres para las fiestas infantiles.

4. Despídete de los desechables

Tenemos la creencia de que usar platos y vasos desechables es la mejor opción para las fiestas, pero con esto logramos enviar mucho dinero a la basura.

Si tenemos niños no está mal en invertir en una vajilla plástica de fiesta, que podamos lavar y volver a usar todas las veces que queramos.

5. Obsequios o bolsas de regalo

En Latinoamérica se acostumbra a dar pequeños obsequios o bolsas de regalo a los invitados de las fiestas infantiles. Por lo general, consisten en pequeñas bolsas rellenas de golosinas, serpentinas, confeti y algunos juguetes pequeños plásticos. Cabe destacar que no es obligatorio que estén presentes todos estos elementos. 

Si nuestro presupuesto es un poco corto, podemos simplificar los obsequios. Después de todo, se trata de tener un detalle con los invitados.

6. Simplifica el atuendo

Ideas sencillas y bonitas para fiestas infantiles.

No hace falta gastar dinero en un atuendo impresionante para la fiesta, sobre todo porque es posible que el niño se canse o le moleste para correr y disfrutar. Es probable que lo ensucie, no lo cuide lo suficiente y, además, es posible que no lo vuelva a usar.

Muchas veces los niños disfrutan tres veces más con cosas pequeñas que con lujos. En el caso de las niñas, es muy efectivo invertir en tutús de colores y un poco de bisutería plástica. Por otra parte, si queremos que los niños disfruten juntos las máscaras y orejas de animales siempre resultan muy bien.

7. Tarta casera

Para seguir en la onda del ahorro lo mejor es elaborar nuestra propia tarta en casa. Hoy en día podemos encontrar muchas recetas por Internet que se ajusten a nuestra cocina. Si no tenemos horno, podemos preparar recetas de tartas frías, por ejemplo.

Para decorar la tarta también podemos conseguir alguna receta, pero si no se nos da muy bien esto, siempre se puede recurrir a lo sencillo: un bizcocho bañado en chocolate y chispas de colores.

8. Incluye un elemento memorable

Todas las fiestas infantiles tienen un elemento memorable. Y no hace falta gastar dinero en ello sino de ser creativos y buscar las mejores opciones.

Tú decides qué es lo que quieres que se recuerde de esta fiesta: el momento de soplar la tarta, los juegos, la interacción con lo invitados, el momento de dar el obsequio, etcétera. Lo importante es ponerle emoción al momento. 

Por ejemplo, al cantar el cumpleaños feliz, podemos cambiar un poco la canción e incluir frases graciosas.

9. Juegos tradicionales

Siempre es una buena idea recurrir a los juegos tradicionales como ”ponerle la cola al burro” y los bailes espontáneos para animar tanto al agasajado como a los invitados. Para esto no se necesita alquilar un equipo de sonido ni un escenario, basta con dejarnos llevar y pasarlo bien.

Categorías: Ocio y maternidad Etiquetas:
Te puede gustar