Traumatismos dentales en niños

28 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa
Cuando un pequeño se cae y vemos su boca lastimada, la desesperación se puede apoderar del momento. En este artículo te contamos todo lo que tienes que conocer sobre los traumatismos dentales en niños.

Los traumatismos dentales en niños son muy frecuentes. En la actualidad, son el segundo motivo de atención odontológica después de las caries. En las siguientes líneas hablamos sobre las causas y las manifestaciones más comunes de los traumas en la boca. También te explicamos lo que tienes que hacer si tu pequeño se golpea y cómo puedes prevenir estas situaciones.

Causas frecuentes de traumatismos dentales en niños

Los traumatismos dentales en niños son lesiones que afectan a los dientes y sus tejidos de sostén. Ocurren con mayor frecuencia como consecuencia de caídas o accidentes domésticos.

En los dientes de leche la causa más común es la caída de boca cuando el niño empieza a caminar. Además, pueden lesionarse por tumbarse del andador, por tropiezos con alfombras u otros objetos y por pérdida de equilibrio durante los juegos.

El origen más frecuente de los traumatismos durante la dentición mixta (dientes temporarios y permanentes en boca) es el juego brusco. También son comunes las caídas de bicicleta, de patines, de patinetes o de columpios.

Diente de leche en la mano porque se ha desprendido debido a un traumatismo dental.

Los deportes de contacto y los accidentes automovilísticos pueden ser causantes de traumatismos dentales en niños. Asimismo, la bibliografía también considera el maltrato infantil como una causa de estas lesiones en los dientes.

Sintomatología

Los traumatismos dentales en niños pueden manifestarse de diferentes maneras y tener distintos grados de severidad. La gravedad del caso dependerá de si las piezas afectadas son temporales o definitivas. En el caso de que el elemento dentario afectado sea un diente de leche, no debemos despreocuparnos. Debajo de su raíz hay un diente permanente formándose que necesitamos sano.

Los traumatismos dentales en niños suelen darse después del primer año de vida, en la edad preescolar y entre los 8 y 10 años. Los incisivos centrales superiores son los elementos afectados con mayor frecuencia.

Después del golpe en la boca de nuestro pequeño podremos encontrarnos con un diente fracturado, un elemento dentario que se mueve, que terminó ubicado en un lugar anormal o que salió expulsado completamente de la boca. Además, puede haber lesiones en los tejidos blandos, como cortes en la lengua, los labios y las mejillas.

En casos más graves se puede ver comprometido el tejido óseo que sostiene los dientes. Será el odontólogo quien diagnostique este compromiso del hueso.

¿Qué hacer si tu niño sufre un traumatismo dental?

Si bien el momento del golpe de tu niño puede generarte a ti también malestar y tensión, deberás encargarte de la situación. Aquí te compartimos algunos consejos para sobrellevar este episodio y tomar decisiones adecuadas:

  • Mantener la calma: es importante no demostrar ansiedad, no regañar al pequeño y procurar su bienestar ayudándolo a sentirse más tranquilo.
  • Lavar la herida con agua: limpiar cuidadosamente la lesión y observar el daño producido.
  • Detener el sangrado: en caso de lesiones en la mucosa labial, las mejillas o la lengua, comprimir con una gasa para detener el sangrado.
  • Chequea los elementos dentarios: observa y presta atención si falta un trozo de diente, si se ha salido un elemento, si las piezas dentarias se mueven, no están en la posición habitual o el niño no puede morder como antes. En estos casos deberás ir con urgencia al odontólogo (antes de las 2 horas de haberse producido el golpe).
  • Busca el elemento perdido: en caso de que el golpe haya provocado la pérdida de una pieza dentaria o algún fragmento, búscala y colócala en un vaso con agua destilada o leche tibia y acude de inmediato al odontólogo. Nunca vuelvas a acomodar o recolocar un diente de leche.
  • Consulta al odontólogo: siempre es recomendable acudir al odontopediatra después de un traumatismo dental en niños. En algunas ocasiones puede parecer que no hay lesiones importantes, pero será el profesional quien determine la severidad de la situación y la necesidad de tratamientos y controles.
  • Lleva al niño al hospital en caso de que el niño pierda la conciencia, esté desorientado o presente vómitos luego del golpe.

Otros cuidados a tener en cuenta

Hay algunas cosas más que podrás hacer en casa para que tu pequeño se sienta mejor. Darle una dieta blanda y fría ayudará a disminuir la inflamación y favorecerá la recuperación de los tejidos dañados.

Cepilla los elementos dentarios lesionados con cuidado con un cepillo suave, pero no dejes de higienizar la boca. Puede que el odontólogo indique, además, el uso de algún gel antiséptico especial.

Niña con dolor de dientes debido a que ha sufrido varios traumatismos dentales.

Controla y presta atención a la zona que sufrió el golpe. En caso de que aparezca inflamación en la encía, un granito de pus, el diente cambie de color o comience a moverse, deberás consultar al especialista.

Tratamiento y prevención de los traumatismos dentales

El tratamiento que tu pequeño necesite después de un traumatismo dental dependerá de la gravedad de la lesión y del tipo de dentición afectada. En la visita odontológica el profesional controlará la zona, tomará radiografías para evaluar los tejidos duros comprometidos y determinará el tratamiento conveniente.

Para evitar este tipo de lesiones en la boca de tu pequeño, puedes considerar algunos de estos tips:

  • Evitar el uso de andadores.
  • Retirar mesas pequeñas y otros objetos peligrosos para el niño cuando comience a caminar.
  • Enseñarles a los pequeños a no jugar de manera violenta, no golpear a los compañeros con objetos ni dar empujones.
  • Evitar saltar de los columpios en movimiento.
  • Usar protección al andar en bicicleta, patines o patinetes.
  • Practicar deportes de contacto o alto impacto con protección bucal.
  • No correr en los bordes de la piscina y usar la escalera al salir de la misma.

En definitiva, cuando tu niño se golpea la boca se genera una situación de angustia y nervios tanto para él como para ti. Si pones en práctica los consejos que aquí te compartimos, podrás actuar con la tranquilidad que tu pequeño necesita para enfrentar este momento.

  • García Ballesta, Carlos, Leonor Pérez Lajarín, and Isabel Castejón Navas. "Prevalencia y etiología de los traumatismos dentales: Una revisión." RCOe 8.2 (2003): 131-141.
  • Zaldivar, Héctor Andrés Naranjo. "Traumatismos dentarios: un acercamiento imprescindible." 16 de Abril 56.265 (2017): 113-118.
  • Sánchez, Tamara Batista, et al. "Traumatismos dentarios en niños y adolescentes." Correo Científico Médico de Holguín 20.4 (2016): 741-756.
  • Basso, Martha Lourdes. "Factores de riesgo en los traumatismos dentarios de niños y adolescentes." Claves odontol 6.40 (2000): 11-5.
  • Almira, Tahily Berrey, Lisela Inés Martínez Céspedes, and Maura Luisa Rodríguez Jiménez. "Comportamiento de los traumatismos dentales en niños de la Escuela Primaria “Aquiles Espinosa”." Opuntia Brava 12.3 (2020): 95-104.