Tipos de juego importantes para tu hijo

10 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán
El juego es fundamental para el desarrollo de tus hijos. Estos son los tipos de juego que no les pueden faltar durante su desarrollo.
 

El papel de los padres es establecer el escenario para el desarrollo integral de sus hijos. La mejor manera de hacer esto es motivar y crear una oportunidad para el juego regular. En este sentido, los padres pueden fomentar una variedad de experiencias gracias a los diferentes tipos de juego y los beneficios que cada uno de ellos aporta.

El juego desarrolla al niño. Hay cuatro áreas principales de desarrollo a tener en cuenta para los diferentes tipos de juego: físico, cognitivo, emocional y social. A través del juego, cada una de estas áreas se estimula y desarrolla desde el nacimiento y durante los primeros años de la infancia.

Tipos de juego en la primera infancia

Estas categorías de juego se basan en las características de la obra o en cómo desarrollan al niño. Además, todos son importantes y notarás que tu hijo participa en varios tipos de juego durante el día, a menudo cambiando de uno a otro.

Algunos tipos son más comunes a diferentes edades: bebé, niño pequeño, preescolar y el niño de Primaria. No pierdas detalle:

  • Juego ritual. Esta es la repetición rítmica de sonidos o palabras. Los niños pequeños lo hacen por puro placer y, a menudo, usan movimientos corporales exagerados.
  • Juego de idiomas. Este tipo de juego implica inventar palabras sin sentido y palabras que riman. Comienza antes de que un niño aprenda a conversar.
  • Fantasía o juego simbólico. También conocido como juego de simulación, juego dramático o juego de fantasía; esta es la forma más alta de juego e implica ideas de “representación” utilizando objetos y desempeñando roles. Un ejemplo sería usar, como mangueras, cuerdas para saltar, vestirse y fingir ser bomberos.
    Niño de 2 años jugando con un coche de juguete.
 
  • Juego estimulante sensorial. Este tipo de juego implica estimular los sentidos y experimentar sonidos, ritmos, sabores, texturas, olores, colores, formas y movimientos. Un bebé, por ejemplo, querrá tocar todo o colocar objetos en su boca.
  • Juego de investigación (exploratorio). En esta etapa, el pequeño quiere ver qué sucede cuando se manipulan los materiales. Un ejemplo sería pasar de probar bloques a apilarlos y ver qué sucede.
  • Juego competitivo. Esto se refiere a juegos con reglas y rituales. El juego infantil se vuelve más estructurado en esta etapa y puede involucrar a múltiples jugadores.
  • Juego constructivo. El juego constructivo implica crear cosas y manipular objetos para hacer algo. Los ejemplos serían apilar bloques, construir un fuerte o hacer una máquina con cajas de cartón.
  • Juego físico (motor). Esto se refiere al juego que es de naturaleza puramente física, como saltar, escalar un gimnasio en la jungla o andar en triciclo.
  • Juego expresivo (creativo). Se trata de crear arte, música o incluso escribir para expresar la creatividad.

Tipos de juego durante los 9 primeros años

Los juegos típicos durante las diversas etapas de la infancia puede ir variando, y eso no es malo en absoluto. De hecho, que los niños exploren los diferentes tipos de juego es necesario para su desarrollo. Toma nota si el nivel de juego de tu hijo es apropiado para el desarrollo; son pautas aproximadas y pueden variar ligeramente de un niño a otro.

 

Bebés

  • Actividades orales: amamantamiento y otros movimientos de los labios.
  • Hacer y escuchar sonidos.
  • Jugar con aliento y saliva.
  • Hacer ejercicios bucales.
  • Jugar con partes del cuerpo, con el cabello de madre, con los botones, etc.
  • Jugar a juegos como “¿Dónde estás? ¡Aquí estás!”.
  • Jugar con objetos.

Niños pequeños

  • Imitar a los padres.
  • Comenzar a jugar al escondite.
  • Explorar su propio cuerpo y el de su madre.
  • Levantar, soltar, apilar, golpear, llenar, vaciar…
  • Experimentar con el movimiento.
  • Comenzar con el juego de fantasía.

Tipos de juego para niños de 3 años

  • Coleccionar objetos.
  • Participar en actividades sensoriomotoras.
  • Imitar el afecto modelado en la familia, hacia las personas y los objetos.
  • Mostrar cierta agresión en el juego, por ejemplo, imitar a un superhéroe (la fantasía se convierte en realidad).
  • Jugar a juegos sobre desaparecer y reaparecer.
  • Seguir un ritual de juego por seguridad, por ejemplo, construir un rompecabezas cuando lo dejen en la escuela todos los días.
  • Juego de roles, por ejemplo, pretender ser un padre o un animal.

4 años

  • Expresar agresión a través de juegos, por ejemplo, ser superhéroes, perseguir juegos de monstruos, esconderse de los “malos”…
  • Jugar a juegos de escondite.
  • Tener una mejor comprensión de la fantasía y la realidad, por ejemplo, se hace pasar por un oso o juega con un oso de juguete.
  • El juego de fantasía incluye temas más amplios fuera del hogar y la familia, por ejemplo, la estación de bomberos.
  • Los juegos tipo médico-enfermera surgen de la curiosidad corporal.
 
  • Los roles de género masculino y femenino se enfatizan en el juego.
  • Socializar más con los demás.
  • Poner a prueba las habilidades físicas en los juegos.
    Niño jugando con un coche de cartón, una de los tipos de juego durante su desarrollo.

5 años

  • Jugar a los juegos mencionados anteriormente o comienzan a jugar con reglas.
  • Participar en juegos de fantasía, pero con una comprensión clara de la fantasía y la realidad.
  • Representar situaciones estresantes o sentimientos de ansiedad a través del juego.
  • El juego de roles se vuelve más complejo y también se puede llevar a cabo a través de espectáculos de marionetas o historias escenificadas.
  • La fascinación por el romance comienza persiguiendo chicas o actuando en bodas o cuentos de hadas.

6-9 años

  • El juego de fantasía puede continuar después de los 9 años, pero es más elaborado y la misma trama puede continuar durante varios días.
  • El juego puede ser sangriento y dramático.
  • Necesitan el juego físico frecuente y tienen una energía ilimitada.
  • Juegos más avanzados, como patinaje o juegos de pelota: pueden participar en deportes de equipo.
  • Se bromea sobre el romance.
  • Temas como la valentía, las lesiones y el atractivo surgen en el juego.

En definitiva, a medida que los pequeños van creciendo, los tipos de juego en los que participan van cambiando. Por ello, es importante que tengas en cuenta su nivel de desarrollo a la hora de sugerirle jugar a una u otra cosa.