Reglas prácticas para el uso de aplicaciones infantiles

08 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán
Las aplicaciones infantiles están a la orden del día, pero,¿sigues unas reglas básicas para su buen uso?

El mercado de apps móviles se ha expandido y hay miles de aplicaciones infantiles. Es necesario que los padres sean conscientes de esto y sigan consejos sobre aplicaciones educativas y apropiadas para la edad de sus hijos, y sobre seguridad de aplicaciones y teléfonos. Los padres han de saber algunas reglas prácticas para el uso de aplicaciones infantiles.

No hace falta decir que los teléfonos inteligentes solo lo son si se hace un buen uso de ellos. En la actualidad, las aplicaciones se han convertido en una parte integral de nuestra vida cotidiana. Pero ¿qué hay de la vida de nuestros hijos? ¿A qué edad está bien dejar que los hijos comiencen a usar teléfonos? ¿Qué aplicaciones son seguras y cuáles no?

La edad adecuada para aplicaciones infantiles

La edad promedio para que los niños tengan un teléfono es a partir de los 10 años para algunos padres, pero para tener una cuenta el uso de las redes sociales, hay padres que piensan que entre los 11 y los 14 años es una buena edad. En realidad, no hay una edad concreta; todo dependerá de la maduración del niño, aunque, cuanto más tarde, mejor.

Por si fuese poco, se han publicado pautas sobre el uso de teléfonos, aplicaciones y medios digitales para niños. Si bien reconocen que los medios digitales pueden desempeñar un papel en el desarrollo de los niños a partir de los 18 meses, recomiendan un énfasis en el juego creativo para bebés y niños pequeños, y un equilibrio del tiempo frente a la pantalla y otras actividades para niños mayores.

Niños usando aplicaciones infantiles en el móvil.

“Lo más importante es que los padres sean el ‘mentor de medios’ de sus hijos”. Eso significa enseñarles cómo usarlo como una herramienta para crear, conectarse y aprender”.

-The American Academy of Pediatrics-

Entonces, se pueden encontrar algunas aplicaciones en el mercado con una edad recomendada de tan solo 6 meses, como MiniPiano, una sencilla aplicación de teclado de 14 notas.

También hay miles de aplicaciones que comienzan en el rango de los 2 o 3 años. Por consiguiente, la edad recomendada para una aplicación en particular proviene del desarrollador, pero tú, como padre, eres el mejor juez para determinar si las aplicaciones son apropiadas para tu hijo.

Seguridad de la aplicación

Además, hay una serie de cosas a tener en cuenta una vez que decidas dejar que tu hijo tenga acceso al mundo digital. Por lo tanto, aquí dejamos una práctica lista de verificación que es necesario que tengas en cuenta para poder mantener a tu hijo a salvo en esta era digital:

  • Enseña a tu hijo a no usar nunca su nombre o a proporcionar información de contacto. Ayúdale a configurar la seguridad de los dispositivos y redes sociales. Además, tendrá que decirte al instante si alguien le molesta o le acosa por internet.
  • Crea un acuerdo con tu hijo sobre el uso de las aplicaciones. Decidid el tiempo límite y controla las aplicaciones que usa tu hijo. Es posible que incluso quieras considerar una aplicación de control parental. Esto te permiten bloquear la compra de apps de contenido para adultos y establecer límites de tiempo.
  • Considera la posibilidad de configurar una “asignación de aplicaciones” para limitar la cantidad de descargas de tus hijos cada mes.
  • Considera los problemas de salud relacionados con el uso de la aplicación, como fatiga visual, pérdida auditiva por es uso de los auriculares y falta de sueño al utilizar los teléfonos en su habitación por la noche.
    Niño jugando con la tablet con algunas aplicaciones infantiles.

Encontrar la aplicación correcta

Hay miles de aplicaciones para niños, y cada día aparecen nuevas. También encontrarás opciones para tu niño artístico, tu experto en matemáticas y tu pequeño hijo que está aprendiendo el alfabeto. Mira cuáles serían las apropiadas para tu pequeño para fomentar aquello que se le da bien.

Antes que nada, prueba cualquier aplicación antes de que tu hijo; comprueba que las tareas son desafiantes, pero factibles, y que el contenido es atractivo, pero no demasiado estimulante, aterrador, violento o vulgar. Revisa la aplicación o el juego con tu hijo para ayudarle a aprender el objetivo, la estrategia y las reglas.

Por último, las aplicaciones son una excelente manera para que los niños aprendan e interactúen con sus historias y personajes favoritos. Pero, como todo en la vida, las apps deben usarse con moderación. Los niños pueden disfrutar de las aplicaciones infantiles siempre que sus padres estén siguiendo su correcto uso.