Hábitos de lectura y compra de libros

21 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la documentalista Arantza Martín Becerro
Conoce todos los datos referentes a los hábitos de lectura de niños, jóvenes y adultos durante el pasado año 2017.

El fomento de la lectura es uno de los objetivos que se incluye dentro del Ministerio de Cultura y Deporte. Dentro de este Ministerio, se ha elaborado un Plan de Fomento de la Lectura, que comprende desde el año 2017 y que finalizará este próximo año 2020. 

En este Plan de Fomento, se publican una serie de datos e informaciones referentes a los hábitos de lectura y compra de libros. Más concretamente, los últimos datos que han sido publicados en 2018 datan de todo lo relacionado con la lectura durante el año 2017.

A continuación, te contamos un poco más sobre los datos publicados por la Federación de Gremios de Editores de España en lo referente a la lectura, tanto en general como en especial los datos referentes a la literatura infantil.

Hábitos de lectura de los españoles durante el año 2017

En comparación con los datos evaluados durante el año 2012, año en el que finalizó el anterior Plan de Fomento de la Lectura, el número de lectores de libros en España ha aumentado considerablemente.

Además, es destacable reseñar que el 60 % de los españoles lee, en su mayoría, por ocio, y que los libros son el segundo material que más se lee en España, solo superado por los periódicos.

Niña en la biblioteca escogiendo un nuevo libro para leer debido a sus buenos hábitos de lectura.

¿Lectura digital o lectura en papel?

En cuanto a la controversia entre la lectura en papel y la lectura digital existen diferencias entre ambas. El 40,3 % de la población solo lee en papel, mientras que el 20 % lee libros electrónicos.

En contraposición, el lector digital tiene un porcentaje de libros leído bastante más alto, con una media de 16,7 libros al año, frente al lector en papel, que se sitúa en un 11,6 al año.

Es importante destacar que estos datos datan de hace prácticamente tres años, por lo que es posible que en el próximo barómetro del año que viene veamos que aumenten significativamente los lectores digitales. El motivo es que cada día, en mayor medida, las nuevas tecnologías forman parte de nuestro día a día, incluyéndose en todos nuestros hábitos cotidianos.

Compra de libros en España

En cuanto a la compra de libros en España, si bien es cierto que aumentó el número de compradores en comparación con el año 2012, el número de libros por comprador disminuyó.

En cuanto al lugar donde se compran los libros, los españoles siguen prefiriendo las librerías antes que realizar las compras por Internet. Sin embargo, cada vez este tipo de compra va en aumento y, muy seguramente, en el próximo barómetro haya aumentado considerablemente.

Lectura, niños y jóvenes

La literatura infantil y juvenil durante la infancia y la adolescencia es un aspecto sumamente importante para el desarrollo y el crecimiento personal de niños y jóvenes.

Los datos referentes a literatura infantil comienzan a partir de los 6 años. En esta edad, y hasta los 9 años, el 85,2 % de los niños leen.

Sin embargo esta cifra desciende hasta un 70,8 % en el caso de los jóvenes entre 10 y 14 años, y a un 44,7 % de los 15 a los 18. Con estos datos podemos comprobar lo esencial que es mantener el hábito lector durante la adolescencia, pues es una de las etapas más complicadas para ello.

Niño leyendo un libro en una bebeteca.

Uno de los aspectos más destacados en este barómetro de hábitos de lectura es lo referente a las principales razones por las que los jóvenes de entre 14 y 24 años no leen. La primera de ellas es por falta de tiempo, sin embargo, el 51,5 % de los jóvenes afirma que no lee por dos razones: 

  • Porque no les gusta.
  • Porque no es de su interés.

Aquí es donde es esencial la ayuda de padres y educadores para fomentar la lectura de una forma más lúdica y conseguir, así, que cada joven encuentre un libro que le emocione y le llene.

Hábitos de lectura: recomendaciones de libros infantiles y juveniles

Aunque son numerosas las campañas que se realizan para el fomento de la lectura en los jóvenes, como las recomendaciones en redes sociales, los círculos de lectores online o las recomendaciones a través de vídeos de YouTube, no es suficiente si se comparan con los datos que obtenemos de este barómetro.

Otro de los datos más destacados es que el uso de las bibliotecas como lugar de lectura en niños y jóvenes ha disminuido considerablemente. Sin embargo, la literatura infantil y juvenil sigue siendo uno de las materias más demandadas en las búsquedas.

Además, muchos padres buscan continuamente asesoramiento sobre nuevos títulos para sus hijos pequeños. Este asesoramiento sigue buscándose en el ‘boca a boca’, junto a las búsquedas online como principal fuente de información.