Qué tipo de pañal uso para mi bebé

Pedro · 3 agosto, 2016

En el mercado existe una amplia gama de pañales para bebés. Desechables, de tela, ecológicos, de noche, para el baño en piscinas y mar, braga pañal, etc. Esto da lugar a muchas dudas y nos puede llevar a preguntarnos qué tipo de pañal uso para mi bebé.

Realmente lo que una madre quiere para su hijo o hija es lo mejor y por supuesto que vaya sequito, cómodo y que no tenga irritaciones, aunque tampoco desea que se produzcan fugas y se ponga todo perdido. Esto lo cumplen todos los tipos, aunque con diferencias.

Dada la amplia variedad existente y para conocer esas diferencias, vamos a hacer una guía sobre los distintos tipos de pañales que hay para que os sirva de orientación y simplifique la tarea de elegir el tipo de pañal y de este modo puedas dedicar tu tiempo a lo verdaderamente importante, tu bebé. A continuación vamos a enumerar las distintas características para ayudarnos ante la gran duda.

Qué tipo de pañal uso para el niño

En primer lugar vamos a diferenciar los dos tipos más importantes: existen los pañales desechables y los pañales de tela. La segunda diferencia que tenemos que conocer es si preferimos talla única o que se vaya adaptando a las diferentes etapas y edades del bebé.

  • Comencemos con los más conocidos, los pañales desechables. Únicamente pueden ser utilizados una vez, es decir, son de usar y tirar. En su composición intervienen distintos elementos, todos ellos seguros para la salud del bebé, como polietileno, que lo hace impermeable, celulosa, poliacrilato de sodio, un elemento hiperabsorbente y que pesa poco para facilitar el movimiento y comodidad del bebé.
  • Pueden contener en su interior esencias para combatir el mal olor o diferentes componentes para evitar irritaciones como puede ser el aloe vera.
  • Están reforzados según el sexo del bebé. Si es niño, la absorbencia es mayor en la parte delantera, por el contrario si es niña, que será en la parte trasera.
  • Poseen a ambos lados tiras adhesivas para cerrar el pañal y ajustarlo al cuerpo del niño.
  • Aunque son biodegradables, son más contaminantes para el medio ambiente puesto que este tarda mucho tiempo en hacerlos desaparecer.
  • Su principal ventaja es la comodidad, ya que se adquieren en todos sitios y es ponerlo y quitarlo. En cambio, resultan más caros que los que no son desechables.
niño con tipo de pañal específico

A continuación vamos a describir el otro gran grupo que existe, los pañales de tela.

  • La principal diferencia es que son reutilizables. Se usan, se lavan con jabón neutro, no detergente y agua. Una vez secos, se vuelven a utilizar.

Existen distintas variedades de este tipo de pañal

  • Todo en uno. Se llaman así porque no constan de distintas piezas como otros. Son como los desechables pero en tela, ya que la parte que absorbe, la impermeable y el resto van todos unidos formando una única prenda. Sus inconvenientes son que tardan más en secarse y son más caros.
  • Todo en dos. La diferencia es que la parte impermeable y la parte absorbente se separan. La ventaja es que seca más rápido. La desventaja es que hay que estar uniendo ambas partes.
  • También están los denominados rellenables. Igualmente están compuestos por dos piezas. Pero estos tienen una abertura trasera por la que se colocan las partes absorbentes. La gran ventaja de esta modalidad es que se puede regular la absorbencia en función de las necesidades, por ejemplo colocar más para la noche y así el bebé estará más protegido.
  • Ecológicos. Aunque sean de tela, además pueden ser desechados después de varios lavados, debido a que contienen únicamente compuestos naturales cuya degradación es menos perjudicial para el medio ambiente. El problema es que son más caros.
  • Gasas de algodón o plegables. Se le da forma a través de pliegues para adaptarla al cuerpo del pequeño y se sujeta con un tipo de pinza específico. No se recomienda cuando el bebé se mueve porque se producen fugas. Únicamente es recomendable en los primeros días cuando el niño duerme y el movimiento es menor porque previenen irritaciones.
bimbo-1502536_960_720

Las ventajas de los pañales de tela son varias. La principal es que causan menos irritaciones que los desechables. Perjudican menos al medio ambiente puesto que se reutilizan, son más económicos porque se compran una vez y no hay que estar comprando continuamente. Las desventajas es que son menos cómodos a la hora de ponerlos y quitarlos y que hay que lavarlos.

Por último indicar que todos ellos se pueden adquirir en modo talla única, una manera de ahorrar porque de una se compran y se utilizan siempre los mismos. O bien en distintas tallas adaptadas al crecimiento y a los movimientos del bebé.