Cómo te puede ayudar tu pareja mientras amamantas a tu hijo

María José · 14 agosto, 2016

La lactancia materna es una gran manera de asegurarte de que tu pequeño comienza la vida con toda la nutrición que necesita. A menudo es una fuerza de unión y conexión, pero el amor entre padres, madres e hijos es algo que se fortalece día tras día. La lactancia materna también puede ser muy complicada, porque aunque es un comportamiento natural se debe aprender a hacerlo.

Los primeros días, semanas y a veces incluso los primeros meses suelen ser dolorosos, te puedes sentir confundida e incluso puede llorar de impotencia. Aunque amamantar es alimentar a tu bebé y es algo que hace la madre personalemente, hay muchas formas en las que tu pareja puede ayudarte en todo este proceso y que además, también sea partícipe de algo tan especial como es la lactancia materna.

Pareja: aprende sobre lactancia

Muchos hombres al dar por supuesto que la lactancia materna es algo de las mujeres con los bebés, se despreocupan sobre qué es o cómo funciona. Simplemente saben que es momento de amamantar y que ellos nada tienen que ver con esto, pero no debe ser así.

Como pareja es necesario que tomes tu tiempo necesario para aprender acerca de la lactancia materna y que de éste modo puedas hablar con tu pareja sobre esto, compartir inquietudes sin que tu pareja deba explicarte todo, todo el tiempo. Antes de que nazca el bebé, podéis leer algunos artículos sobre la lactancia materna temprana para que sepan qué es, desde el calostro hasta las pezoneras.

mom-1006328_640

Pareja: apoya durante el proceso

Antes de iniciar la lactancia materna es importante establecer metas. Tu objetivo puede ser amamantar a tu bebé siempre que tu bebé quiera, seis meses, dos años… lo que consideréis que es mejor para tu bebé, pero es necesario que tu pareja sepa éste objetivo para que pueda ser partícipe de ella.

Si tu pareja no sabe que quieres amamantar a tu bebé durante un año y por qué, no sabrá qué es lo que realmente quieres y no serán capaz de entender por qué no utilizas leche de fórmula cuando las cosas se pongan algo complicadas. Por otro lado, si tu objetivo es dar el pecho tan solo unos pocos meses, no habrá confusión cuando llegue el momento de pasar a la leche de fórmula.

Tu pareja debe estar atenta a lo que necesitas

La mayoría de las parejas realmente quieren apoyarte mientras estás amamantando, pero en ocasiones puede que no sepan bien cómo deben ayudar. Piensa en lo que podría hacer para que la lactancia fuese más fácil para ti. Está claro que él no puede dar el pecho pero si puede tener otras muchas cosas en cuenta:

  • Dar el biberón con leche materna cuando sea necesario para que la mamá pueda descansar o cuando no pueda dar el pecho por las razones que sean
  • Ofrecer agua o dejar una botella de agua a mano de la mujer siempre que esté amamantando a su bebé
  • Poner un poco de música relajante para poder crear un momento de máximo confort.
  • Ofrecer almohadas necesarias para que tanto la madre como el bebé se sientan cómodos y bien atendidos.

Deja que tu pareja sepa qué es lo que necesitas para que la lactancia materna sea más cómodo para ti y que de éste modo, puedas pedirle que te ayude a ordenar las cosas que necesitas para estar cómoda todo el tiempo que estés amamantando a tu bebé.

babies-921037_640

Asumir otra tarea

Si tu estás amamantando a tu bebé pasarás mucho tiempo con él, por lo que es difícil hacer otras cosas. Es buena idea que tu pareja también asuma otra tarea de cuidado del bebé para que realice solo él y así que también pueda tener un momento de contacto único con el bebé. Por ejemplo, puede darle un baño, cantarle para que duerma, ayudarle a eructar o simplemente meciéndole para que el bebé esté cómodo.