El tartamudeo en los niños

21 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la educadora social Natalia Cobos Serrano
A pesar de que el tartamudeo en los niños no debe suponer un problema grave si este sucede durante la primera infancia de forma exclusiva, sí que puede llegar a ocasionar problemas en un futuro si el tartamudeo persiste a lo largo de los años.

Aunque se trata de una cuestión relativamente popular, el tartamudeo a día de hoy sigue siendo verdaderamente un misterio. Asimismo, es un tema que suscita gran preocupación, especialmente cuando lo sufren los más pequeños, ya que el tartamudeo en los niños puede originar una serie de problemas tanto en el presente como en el futuro a nivel personal y social.

El tartamudeo en los niños: ¿cómo funciona?

Recurriendo a la enciclopedia de salud del centro médico de la Universidad de Rochester, encontramos que la tartamudez es un problema del habla. Concretamente, se observa en la interrupción de la fluidez normal del habla, por lo que un niño tartamudo es aquel que repite o prolonga sonidos, sílabas o palabras. De este modo, se diferencian tres tipos de tartamudeo en los niños:

  • Tartamudeo del desarrollo. Se trata del tipo más común entre los niños, produciéndose en la franja de edad de 2 a 5 años. Ahora bien, puede ocurrir cuando el habla y el lenguaje del niño no se encuentra al nivel de su desarrollo cognitivo.
  • Tartamudeo neurogenético. De acuerdo a la Universidad de Rochester, este tipo de tartamudez puede ocurrir después de una lesión o derrame cerebral.
  • Tartamudeo psicógeno. Respecto a este inusual tipo de tartamudeo, puede originarse después de un trauma emocional, al mismo tiempo que se puede manifestar cuando se dan problemas en el razonamiento cognitivo.Niño con tartamudeo se tapa la boca porque le da vergüenza hablar.

¿Cuándo surge el tartamudeo en los niños y cómo se manifiesta?

El tartamudeo en los niños puede originarse a la edad de los dos años, aproximadamente, ya que coincide cuando los niños son capaces de elaborar frases más complejas y extensas. De hecho, según la Fundación Española de la Tartamudez, resulta habitual que los niños entre dos y cinco años no manifiesten fluidez en el habla.

De acuerdo a los doctores Barry Guitar y Edward G. Conture de The Stuttering Foundation, aunque el tartamudeo puede comenzar de forma repentina, es posible que no se aprecie tan claramente su inicio, ya que este puede evolucionar paulatinamente y puede pasar inadvertido de primeras.

En relación a la forma en que se manifiesta, el tartamudeo difiere mucho según el niño y el tipo de tartamudeo que presente. Por ejemplo, hay niños que tartamudean a diario e incluso en cada frase que exponen, o pueden tartamudear de vez en cuando. Por otro lado, algunos niños tienden a tartamudear dependiendo de la situación en la que se encuentren, es decir, si se sienten enfadados, nerviosos, etc.

¿Cuáles son los efectos del tartamudeo en los niños?

Con frecuencia, el tartamudeo en la edad infantil puede llegar a ocasionar frustración y vergüenza. En este caso, es muy probable que el niño tartamudo intente hablar lo menos posible, explicándose con frases muy escuetas o, incluso, prefiera evitar hablar directamente.

No obstante, durante la primera infancia, el tartamudeo no se aprecia como un problema grave, ya que, en la mayoría de los casos, el tartamudeo se desvanece una vez que la edad del niño avanza.

Por otra parte, el tartamudeo puede convertirse en un problema serio si a finales de la educación primaria el niño sigue tartamudeando. Realmente, el tartamudeo no llega a afectar al rendimiento académico del niño pero sí que afecta profundamente en sus habilidades sociales.

La niña o el niño tartamudo no querrán participar en clase y tendrán más dificultades a la hora de relacionarse, no solamente debido a la vergüenza que les ocasiona la tartamudez, sino también, debido a que evitan hablar lo máximo posible, tienen menos habilidades a la hora de interactuar con los demás.Niño tartamudo trabajando con la logopeda.

¿Qué puedo hacer si mi hijo tartamudea?

Para empezar, la principal recomendación es acudir a un especialista. Existen diversos tratamientos y terapias del habla y del lenguaje que pueden ayudar a gestionar y reducir el tartamudeo.

No obstante, desde casa también se puede trabajar el tartamudeo. El Servicio Nacional de Salud de Reino Unido ofrece una serie de consejos para ayudar a los niños tartamudos a mejorar su habla:

  • Crea un ambiente donde tu hijo se sienta más relajado y seguro para hablar.
  • Trabaja con tu hijo los sentimientos que asocia a la tartamudez como, por ejemplo, el miedo o la ansiedad.
  • Ayúdale a desarrollar habilidades de comunicación o estrategias para mejorar la fluidez del habla.

«La tartamudez es un desorden en la presentación social del Sí-mismo. Básicamente, la tartamudez no es un desorden del habla, pero el conflicto se resuelve alrededor del Sí-mismo y el rol; es un problema de identidad».

-Joseph Sheenan-

Concluyendo, aunque ciertamente el tartamudeo en los niños pequeños no es una cuestión por la que debamos alarmarnos, sí que puede degenerar en un grave problema si el tartamudeo se mantiene. Acudir a un especialista, así como el desarrollo de habilidades sociales, estrategias comunicativas y la gestión de emociones son algunas de las opciones que pueden ayudar a mejorar la fluidez del habla en los niños.