Suplementos nutricionales para la mujer embarazada

22 mayo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la nutricionista Cristina Domínguez Queijo
Descubre las claves de la suplementación nutricional durante el embarazo en este artículo.

Si estás pensando en tener un bebé y te preocupa tu alimentación durante el embarazo, en este artículo encontrarás una revisión de los suplementos nutricionales para la mujer embarazada.

En una etapa tan importante como el embarazo, la alimentación tiene un papel clave. Desde la propia concepción, el cuerpo de la mujer se somete a multitud de cambios fisiológicos con el fin de albergar y proporcionar al futuro bebé un entorno con todo lo necesario para su correcto desarrollo.

Se trata de un momento en el que las necesidades energéticas y, en mayor medida, las de diversos micronutrientes están aumentadas.

Es preciso hacer hincapié en la importancia de ajustar y adaptar estos nutrientes a las necesidades propias de esta fase y las individualidades de cada mujer, ya que la carencia o el exceso de alguno de ellos están relacionados con preeclampsia, anomalías congénitas y abortos, entre otras consecuencias.

Dado que en ocasiones la dieta no es suficiente para cubrir las recomendaciones nutricionales, es necesario recurrir a la suplementación nutricional. Esto debe hacerse siempre bajo la supervisión de un profesional.

A continuación, hacemos un repaso por los micronutrientes protagonistas del embarazo:

Ácido fólico o vitamina B9

Su deficiencia durante el desarrollo embrionario se ha relacionado con defectos del tubo neural (DTN), cardiopatía congénita y abortos espontáneos, entre otras complicaciones.

Si el embarazo está programado, se debe comenzar la suplementación un mes antes de la concepción y continuar con su ingesta hasta el final del primer trimestre.Suplementos nutricionales para la mujer embarazada.

La dosis recomendada en embarazos sin riesgo es 0,4 miligramos diarios, medida que se ve aumentada hasta 5 miligramos al día en pacientes de riesgo.

Debemos tener en cuenta que el ácido fólico no se acumula en el organismo, por lo que si queremos beneficiarnos de su efecto protector, debemos consumirlo todos los días.

Además, independientemente de la suplementación, se recomienda a todas las mujeres gestantes consumir alimentos ricos en ácido fólico, como:

  • Vegetales de hoja verde (espinacas y acelgas).
  • Legumbres.
  • Frutas.
  • Legumbres.
  • Levaduras.
  • Frutos secos.

Dado que el ácido fólico es muy susceptible a la cocción, pudiéndose producir grandes pérdidas, se recomienda el consumo de frutas y verduras crudas.

Suplementos nutricionales: yodo

Se trata de un micronutriente indispensable en la síntesis de hormonas tiroideas, necesarias para el correcto desarrollo cerebral y mental, así como en la maduración ósea, pulmonar y cardíaca a lo largo de la vida fetal y neonatal.

La carencia de yodo es la principal causa prevenible en el mundo de lesión cerebral del feto y del lactante, y del retraso del desarrollo psicomotor en niños pequeños.

Durante el embarazo sus requerimientos están aumentados en un 20 %, por lo que se recomienda su suplementación durante la gestación con 200 microgramos al día, además del consumo habitual de sal yodada.

Hierro

El hierro forma parte de la hemoglobina y, por tanto, es imprescindible para el transporte de oxígeno, entre otras funciones.

Durante la gestación se producen cambios hematológicos que, sin un aporte suficiente de hierro, pueden dar lugar a la patología más frecuente en embarazadas, la anemia ferropénica.

Esta deficiencia de hierro se ha relacionado con prematuridad, menor desarrollo físico y neurológico de los recién nacidos, enfermedades infecciosas y aumento de la mortalidad perinatal.

Por lo tanto, para evitar el agotamiento de las reservas de hierro de la madre, la suplementación debe contemplarse como una medida de prevención nutricional a partir del segundo trimestre. No obstante, la recomendación debe individualizarse, ya que la complementación en mujeres con depósitos adecuados de hierro podría comportar  riesgos.

Calcio, otro de los suplementos nutricionales 

Es el elemento con mayor abundancia en el organismo. Su deficiencia se ha asociado con prematuridad, mineralización ósea deficiente y preeclampsia.

Aunque durante el embarazo sus requerimientos están aumentados, la absorción por parte del organismo de la madre está un 40 % incrementada. Por ese motivo, la suplementación solo se recomienda en aquellas gestantes con ingestas insuficientes de calcio.Suplementos nutricionales para la mujer embarazada.

Multivitamínicos 

En cuanto al uso de suplementos multivitamínicos, actualmente no se recomiendan. No hay evidencia que sugiera un mayor beneficio frente a la suplementación individual. Además, algunos nutrientes interaccionan entre sí, pudiendo interferir en su absorción.

Otros suplementos nutricionales

Cabe destacar que existen otros micronutrientes (vitamina A, D, C, E…) cuyos requerimientos también están aumentados durante la gestación. Pero, como norma general, no se recomienda su suplementación, ya que por medio de la alimentación podemos llegar a cubrir fácilmente estos requerimientos.

Por último, cabe destacar que ciertas vitaminas –como la A y la D– en exceso tienen efectos tóxicos tanto para la madre como para el bebé, por lo que nunca deberían suplementarse sin supervisión de un especialista.

  • Zhou SJ, Gibson RA, Crowther CA, Baghurst P, Makrides M. (2006). Effect of iron supplementation during pregnancy on the intelligence quotient and behavior of children at 4 y of age: long-term follow-up of a randomized controlled trial.Am J Clin Nutr 2006 ;83(5):1112-7
  • Martínez García RM. (2016). Supplements in pregnancy: the latest recommendations. Nutr Hosp. 2016 Jul 12;33(Suppl 4):336. doi: 10.20960/nh.336. Review. Spanish. PubMed PMID: 27571855
  • López MJ, Sánchez JI, Sánchez MC, Calderay M. (2010). Suplementos en embarazadas: controversias, evidencias y recomendaciones. Inf Ter Sist Nac Salud 2010; 34: 117-128.