Un sobrino no es tu hijo pero es parte de ti, te cambia la vida

Los tíos pueden llegar a ser como los segundos padres de sus sobrinos si deciden involucrarse desde el amor y el apoyo en sus vidas.
Un sobrino no es tu hijo pero es parte de ti, te cambia la vida

Última actualización: 16 junio, 2022

Todo cambia inevitablemente con la llegada de un bebé al hogar, tanto para sus padres como para la familia cercana. Porque es cierto que un sobrino no es un hijo, pero su llegada puede llenar de mucha ilusión y alegría a las futuras tías y tíos. Siendo aquellos confidentes y amigos con quienes los pequeños pueden sentirse seguros y protegidos.

Cuando nuestros hermanos tienen hijos nunca se nos pasa por la cabeza lo mucho que podemos involucrarnos como tíos en la vida de los sobrinos. Es una sensación inexplicable, pues luego de verlos por primera vez te preguntas: ¿quién imaginaría que se podría llegar a tener tanto amor y cariño por un ser tan pequeño?



Tener un sobrino puede cambiar la perspectiva sobre la vida

Los tíos pueden cumplir un papel fundamental si deciden hacer parte de la vida de sus sobrinos, brindándoles su apoyo emocional y compañía constante. Porque, aunque durante sus primeros años solo puedan cargar a los bebés y mimarlos con afecto, a medida que pasa el tiempo se dan cuenta de lo especiales que son y cuánto se parecen a otros miembros de la familia.

El amor que se siente por los hermanos se transforma en un afecto incondicional por los sobrinos.

Desde sus pequeñas sonrisas y balbuceos, hasta aquellos intentos fallidos para pronunciar nombres o palabras. Los bebés ayudan a las personas, en especial a sus tíos, a conectar con su niño interior y a recordar la época de juegos de la infancia.

Así que, si tu hermana está en embarazo o tu hermano está próximo a tener un bebé, espera con paciencia y disfruta al máximo de la experiencia. La llegada de un sobrino cambia inevitablemente la perspectiva que se tiene de la vida. En algunos casos despertando un instinto parental natural que no se sabía que se tenía.

5 formas en las que un sobrino te cambia la vida

Todos los casos son particulares y pueden ayudar a unir o distanciar el vínculo entre un sobrino y sus tíos. Desde vivir con ellos desde su nacimiento hasta verse separados por la distancia, cada situación es única y respetable.

Sin embargo, cuando se tiene la oportunidad de estar presente en la vida de los sobrinos, pueden llegar a influir de la siguiente manera:

1. Crean momentos inolvidables

Cuando el primer sobrino llega a la familia es normal que se centren los mimos y las atenciones en el nuevo integrante. Generando momentos rodeados de seres queridos que vivirán por siempre en la mente y el corazón.

Desde esas visitas en las cuales daba miedo cargarlos por su extrema delicadeza o cuando por accidente llamaban papá o mamá a sus tíos.



2. Refuerzan la conexión con los hermanos

Un nuevo sobrino es uno de los mejores regalos que puede hacerte un hermano, siendo un gran apoyo para crear una red segura de crianza positiva.

Esto es más notorio entre los hermanos que siempre han tenido un vínculo cercano, pero también en aquellos que no habían tenido la oportunidad de conectar con anterioridad.

3. Despiertan actitudes protectoras y parentales

Este tipo de comportamiento se da especialmente cuando los sobrinos llegan en el tiempo indicado a la vida de sus tíos. Por ejemplo, en una etapa adulta y en la cual están considerando incluso la idea de tener sus propios hijos.

En muchos casos convertirse en tía puede despertar un sentimiento natural de protección para ayudar a velar por el bienestar de los sobrinos en todo momento.

4. Sacan al niño interior que todos llevamos dentro

El paso del tiempo nos obliga inevitablemente a madurar y dejar ciertas cosas en el pasado. Pero lo cierto es que hay un niño interior que sigue viviendo en toda persona adulta. Y solo está esperando que alguien lo saque de su coraza.

En muchas ocasiones, los sobrinos ayudan a despertar al niño interior de sus tíos para jugar un par de horas. Enseñándoles a ver la vida desde una perspectiva inocente.

5. Te brindan amor incondicional

Generar una conexión con un sobrino es cultivar desde su infancia un vínculo que con esfuerzo y amor puede durar toda la vida.

Y es que a pesar de que no pasan todo el tiempo con sus tíos, aquellos momentos que pueden compartir son significativos para los pequeños. Fortaleciendo cada día una relación de amor y respeto mutuo.

Un sobrino no es un hijo, pero te cambia la vida

Tener la oportunidad de ser tía o tío es una experiencia que no todas las personas tienen el privilegio de vivir. Y se hace más especial aun cuando se tiene un gran aprecio por los hermanos o cuando se ha tomado la decisión de no ser papá por cuenta propia.

Recuerda que, al final del día, tener un sobrino es como tener un hijo, pero sin todas las responsabilidades obligatorias que deben cumplir los papás. Así que, si tienes sobrinos pequeños, sigue cultivando su relación y bríndales un cariño y apoyo sincero para que puedan crecer en una familia unida rodeada de amor y comprensión.

Te podría interesar...
Los sobrinos, segundos hijos que nos regala la vida
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Los sobrinos, segundos hijos que nos regala la vida

Ser tía es una experiencia excepcional. Es un verdadero privilegio poder ver crecer a tus sobrinos, siendo su amiga, confidente y gran fuente de ap...



  • Sanders MR. (1999). Triple P-Positive Parenting Program: towards an empirically validated multilevel parenting and family support strategy for the prevention of behavior and emotional problems in children. Clin Child Fam Psychol Rev. 1999 Jun;2(2):71-90. doi: 10.1023/a:1021843613840. PMID: 11225933.
  • Fasolo M, Majorano M, D'Odorico L. (2008). Babbling and first words in children with slow expressive development. Clin Linguist Phon. 2008 Feb;22(2):83-94. doi: 10.1080/02699200701600015. PMID: 17896213.