Las tías son cómplices inolvidables

Hermanas, amigas, segundas madres o todas las anteriores. Las tías se convierten en las mayores cómplices de sus sobrinos. Son seres especiales que están siempre presentes con todo el amor de una mamá, pero sin la presión que genera la crianza de un niño. Son sin lugar a dudas las mejores acompañantes en este viaje que significa crecer.

Siempre han sido esa fiel compañía en nuestros momentos más difíciles, conocen nuestros secretos y marcaron una vida llena de anécdotas. Ellas, desde esa sutileza que las baña la naturaleza.

Y es que un sobrino es una fuente de amor tan dulce que los llegas a amar como si lo hubieras tenido en tu vientre. Los vemos evolucionar, nos preocupamos por ellos y hasta nos quitan el sueño. Pero allí estaremos para complacerlos en sus caprichos y para acariciarlos cuando algo les cause daños.

Como tías somos capaces de todo, porque sabemos que lo merecen todo. Largas horas de juego y sonrisas que enseñan e instantes bañados de lágrimas y un hombro firme que no se marcha. Así somos las tías, amamos sin condiciones y defendemos hasta el fin de los tiempos.

¿Cómo ser una tía cómplice inolvidable?

tia-3

Todos los miembros de la familia juegan un papel importante en la crianza de nuestros retoñitos. No obstante, la función de las tías es tan importante que hasta algunos países le han dedicado un día especial en el calendario, para rendirles un homenaje.

Si estás a punto de ser tía, te mostramos diez razones que te ayudarán a comprender por qué vas a ser la mejor compañía en el mundo, para esta personita que viene en camino:

  • Serás como su mami. Los niños siempre te recordarán con el mismo cariño y buscarán consuelo en ti, sobre todo, cuando mamá o papá les ha llamado la atención.
  • Los vas a comprender mejor que nadie. Solo tú sabrás las ganas que tienen de divertirse y, si te excedes un poco, ellos guardarán ese secreto por siempre.
  • La súper defensora. Si llega a ser necesario, te transformarán en una heroína, para combatir lo que les haga daño.
  • Encontrarás en tu corazón la palabra perfecta.  Sentirás tanto amor por ese bebé, que nacerá una conexión lo suficientemente fuerte entre ambos, para que le des ánimo en momentos difíciles.

La aventura de ser tía

El tiempo pasará volando si están juntos. Poco a poco, descubrirás que tienen tantas cosas en común, que no te darás cuenta de los minutos que pasan y no quieres que terminen.

  • A donde quiera que vayan, allí estarás. Los seguirás hasta el fin del mundo, si es necesario.
  • Nadie podrá ser tan sincera como tú. Siempre le dirás lo que piensas sin ningún límite, por eso tu opinión serán tan importante.
  • Un apoyo incondicional. Si cometen una locura, allí estarás para ayudarlo a salir de ese problema. Después, todo quedará como si nada.
  • Tratarás de sorprenderlos siempre. Con un detalle, un regalo o una sorpresa que despierte carcajadas.
  • Sin ti, nada es igual. Ellos sabrán que tú estás dispuesta a escuchar sus miedos, dificultades y sueños. Por lo tanto, serás una pieza clave en el desarrollo e, incluso, cuando ya sean hombres y mujeres independientes.

Trata de ser el mejor ejemplo para tu sobrino y no desperdicies ni un minuto a su lado. Apenas lo conozcas y lo tengas entre tus brazos, vas a entender que ese amor tan puro no se puede dejar escapar así de fácil.

Las tías: Compañeras incomparables

tias-2

Las tías pueden ganar esa confianza que tanto nos cuesta a nosotros y tener un trato cercano y abierto con ellos.

Las tías saben cómo ganar la confianza de los niños, de manera divertida

A la hora de resolver un conflicto, pueden aprovecharse de ese vínculo, para orientarlos por el camino correcto. Ellos, gracias a esa confianza, suelen ser más abiertos y expresan lo que les incomoda.

Por lo tanto, mientras las tías son tus aliadas, para los niños serán la amiga que los ve con ojos de amor y comprensiónDisfruta este papel que la vida te ha dado y deposita en esos retoñitos (que mirarás como tus hijos) el sentimiento más puro y genuino que pueda existir en el mundo.

Categories: Educación Etiquetas:
Te puede gustar