Cómo sobrellevar los antojos de manera saludable

A veces es inevitable que nos provoque comer comida chatarra, y esos antojos no los determinan el hecho de estar embarazadas o no.

Si eres de las que, como a la mayoría, le encantan las frituras y los dulces, estos siempre te provocarán y las hormonas del embarazo te incrementarán al doble las ganas de comerlos. Puedes satisfacer esos “pecaditos” de vez en cuando, no hay nada de malo en ello, lo importante es que tu dieta sea bastante saludable, eso garantizará tu bienestar y el de tú bebé.

No hay nada de malo con comerse un helado, un chocolate, una torta, unos pepinillos a la vinagreta de vez en cuando. De hecho permitirte de manera esporádica uno de esos gustos es uno de los 10 consejos que ofrece el Consejo General de Nutricionistas y Dietistas de España. para llevar un embarazo sano. La cuestión está en que ese tipo de antojos deben ser satisfechos una vez a la cuaresma y es justamente en eso donde todos encontramos dificultad.

A todos nos encanta el dulce, eso está claro, lo malo es que en general no es saludable comer dulces, frituras, pastelería ni mucha sal. Ingerir en exceso todo este tipo de alimentos resulta falta para la salud de cualquier persona, pero es aún peor si estás embarazada.

Y aunque los antojos son unos de los síntomas característicos del estado de gravidez puedes satisfacerlos sin agredir a tu organismo ni al de tu bebé. De lo contrario, además sabotear tu salud, podrías ganar kilitos demás durante el embarazo, kilitos que después cuesta un mundo bajarlos. Así que lo mejor es ser prevenidas y optar por comer saludablemente.

Los antojos sanos empiezan en tu nevera

Si tus antojos te invitan a comer dulces, antes de atracar la nevera de tu casa o tu pastelería preferida piensa un poco y escucha las recomendaciones los expertos en nutrición y salud.

Estos te aconsejan olvidarte de las azúcares refinadas y optar por comer meriendas más sanas, y hasta más nutritivas, como una rebanada de pan integral bien tostato al que le puedes untar un poco de mermelada de tu fruta favorita. También podrías, por ejemplo, mezclar avena con una banana y otra fruta que se antoje.

Comer cereales es una buena opción. Aunque debes tener especial atención con los cereales que elijes y evitar los que son muy azucarados. Los dietistas también recomiendan preferir un delicioso yogurt cremoso bajo en grasas antes que comer frutas con crema, además aconsejan que comas chocolate negro si este es tu debilidad y que optes por galletas bajas en grasa y azúcar.

Pero, si en cambio tus antojos se inclinan más por los alimentos salados, te conviene sustituir los aperitivos con mucha sal por frutos secos que hayan sido tostados sin esta sustancia. Prepararte unas brochetas de tomate cherry, queso cremoso bajo en calorías, acompañadas de zanahoria y pepino cortado también es una comida rica y saludable que bien puede satisfacer uno de tus antojos.

Otro buen truco es tener siempre en casa frutas y verduras frescas en la nevera. Trata de guardarla ya cortada dentro de recipientes que puedas guardar en tu refrigerador. Así, cuando sientas ganas de comerte algo rico y habrás la nevera encontrarás los recipientes llenos de saludables tentaciones.

También puedes hacer cremas para acompañar pedazos de pan integral o galletas de soda. Una de estas cremas puede ser de berenjenas, de maíz, de aguacate… todas estas salsas son muy ricas y bajas en grasas. Son ideales para satisfacer un antojo o incluso resolver una merienda familiar.

Consejos de los expertos para satisfacer tus antojos

Además de algunas recomendaciones y sugerencias para sustituir alimentos poco saludables con opciones más sanas, el Consejo General de Nutricionistas y Dietistas de España redactó las siguientes pautas que te ayudarán a sobrellevar los antojos de tu embarazo de mejor manera:

  1. Darte un gusto de vez en cuando está permitido. La idea es que en general te alimentes de manera sana y equilibrada y que de vez en cuando cometas uno que otro pecadillo.
  2. Haz ejercicios siempre. Tener una rutina que implique la actividad física te ayudará a gestionar el hambre y además traerá múltiples beneficios para ti y tú bebé.
  3. Pasa tiempo con familiares y amigos. A veces más que antojos por el embarazo, lo que muchas mujeres sentimos es ansiedad un sentimiento que puede ser consolado de manera más satisfactoria con la compañía de amigos y familiares que con un atracón de dulces.
  4. Compra con conciencia. Ten en cuenta que satisfacer tus antojos de manera saludable es una tarea que comienza por comprar alimentos que contribuyan a tu salud. Si compras de manea consciente en tu nevera y en tu despensa solo encontrarás opciones sanas.
  5. No te saltes las comidas. Llevar una dieta de manera regular que incluya tu desayuno, tu almuerzo, tu cena y dos meriendas; y sobre todo en la que procures no saltarte las comidas principales, contribuye a mantener tu buen estado de salud. Además no te olvides de tomar agua…
  6. Elige raciones pequeñas. Siempre es mejor tomar dos cucharadas de helado que atiborrar un vaso y comer un par de cuadritos de chocolate que una barra entera. De lo bueno poco…
  7. Sustitutos sanos. Utiliza sustitutos saludables cuando se te antoje comida con mucha azúcar o mucha grasa. Uno de esos sustitutos puede ser la miel y respecto a la grasa lo mejor es optar por métodos sanos de cocción como vaporizar los alimentos o saltearlos.
  8. No te preocupes si rechazas algún alimento: Si rechazas algún alimento concreto no te preocupes, dentro de cada grupo de alimentos hay muchos más sustitutos de los que puedes elegir.
Categories: Embarazo Etiquetas:
Te puede gustar