Síndrome de Couvade: ¡papá está embarazado!

Adrianazul · 5 julio, 2017

¿Te encuentras embarazada y el padre de tu futuro hijo tiene náuseas, está engordando y le apetece comer los antojos más raros a media noche igual que te sucede a ti? Científicos han descubierto un síndrome el cual denominaron síndrome de Couvade, que afecta a algunos padres primerizos durante la gestación y que se manifiesta con la aparición de síntomas muy similares a los del embarazo de la mujer.

Las nuevas formas de vivir la paternidad no solo están modificando la logística familiar. Al parecer, también parece ser la culpable de que algunos hombres experimenten determinados cambios biológicos solidarizándose, aunque sea inconscientemente, con sus parejas.

En contra de todo lo que se creía hasta hace un tiempo, no se trata de un efecto psicosomático sino de algo genuinamente real, ya que puede provocar cambios en los niveles de testosterona del hombre, así como altos niveles de prolactina, hormona que estimula la producción de leche en las glándulas mamarias.

¿Por qué se llama Couvade?

Couvade 2

El síndrome de Couvade proviene de la palabra francesa “couver”, que significa incubar o criar y afecta a algunos padres durante “la dulce espera”. El síndrome se manifiesta en el hombre con la aparición de los síntomas del embarazo propios de la mujer. Según los diferentes trabajos de investigación sobre este tema, este síndrome aparece en el 10% al 65% de los casos de esposos “gestantes” y se estima que 1 de cada 4 hombres consulta al médico por estos síntomas.

¿Cuáles son los síntomas que experimenta un hombre con síndrome de Couvade?

Los hombres con este síndrome sienten el embarazo de su pareja, mimetizan los síntomas habituales de la mujer embarazada. Por lo general, los efectos comienzan en el primer trimestre de embarazo y terminan cuando nace el bebé.

Estos son solo algunos de los síntomas más frecuentes: náuseas, vómitos, cambios de humor, antojos, aumento de peso, cansancio, tensión baja, calambres en las piernas e incluso dolores abdominales similares a las contracciones de la embarazada.

¿Por qué se produce?

Algunas investigaciones están relacionadas con los cambios hormonales que aparecen en la mujer embarazada. De acuerdo a estos estudios, las mujeres eliminarían señales químicas que podrían ser detectadas en forma imperceptible por el hombre. Esto generaría en él una actitud protectora hacia su pareja y a la vez provocaría todos estos síntomas en su cuerpo para que de alguna forma acompañe a su mujer durante todo este período.

Otras investigaciones se realizaron luego de darles un muñeco bebé envuelto en una manta con el aroma de un recién nacido para que lo sostenga entre sus brazos y mientras se le hacía escuchar el llanto de un bebé. Los análisis indicaron un aumento de la prolactina y el cortisol. El aumento de estas hormonas generaría los síntomas y el comportamiento de la mayoría de los futuros padres que ya están sumergidos en el mundo de los bebés.

¡Cuán grande riqueza es, aun entre los pobres, el ser hijo de buen padre!

-Juan Luis Vives-

Otra de las teorías de este síndrome se basa en que el hombre trata de identificarse con la embarazada. Es así que surgen sentimientos de celos, miedos a la llegada de un hijo, estrés por la responsabilidad de tener que convivir con una mujer que presenta cambios de carácter e incluso aversión por las relaciones sexuales durante el embarazo. Esta identificación con la mujer gestante generaría los síntomas en el futuro padre.

Otra teoría afirma que este síndrome aparece en las parejas más cariñosas y en las que emocionalmente se encuentran muy unidas. Y en la mayoría de los casos en los que sucede esto, los padres se suelen comprometer mucho más en el cuidado de sus hijos, siendo catalogados como unos excelentes papás.

¿Qué puedes hacer para solucionarlo?

Couvade 3

Te detallamos a continuación algunos de los detonantes más comunes de este síndrome y algunas sugerencias para poder sobrellevar mejor las cosas o incluso eliminarlo completamente.

El rechazo al sexo

Los casos en que la mujer siente rechazo a las relaciones sexuales están relacionados generalmente con los cambios físicos que experimenta por el embarazo.

Tómate tu tiempo para asegurarle que su cuerpo también es deseable y atractivo para ti en esta etapa.

La abstinencia sexual

En aquellos casos donde la mujer debe abstenerse de las relaciones sexuales por motivos médicos, deberían consultar con el especialista acerca de otras formas de intimidad o sexualidad que están permitidas sin afectar al embarazo. ¡Son muchas las variantes para seguir divirtiéndose!

Conversar juntos

Si no se encuentran los motivos del síndrome de Couvade es muy buena idea hablar al respecto con tu pareja acerca de los sentimientos y miedos que te trae el embarazo. Esto puede disminuir algunos de los síntomas y así podrán disfrutar mucho más este período.

Es bueno saber que los padres afectados con el síndrome de Couvade que tratan de superarlo, están de alguna manera más conectados con el embarazo y con sus esposas embarazadas. Ellos pueden entender un poco mejor cómo se sienten ellas y comprender mejor sus necesidades. Lo bueno de este síndrome es que el dolor del parto no se siente y que desaparece cuando el bebé haya nacido… en algunos casos.