Ser madre a partir de los 40: qué debes saber

La madurez, la estabilidad económica y la pareja consolidada suelen ser muy beneficiosas para disfrutar de la maternidad. Pero, ¿qué opina la biología de esto?
Ser madre a partir de los 40: qué debes saber
Leidy Mora Molina

Escrito y verificado por la enfermera Leidy Mora Molina el 29 octubre, 2021.

Última actualización: 29 octubre, 2021

Ser madre a partir de los 40 años es un fenómeno cada vez mas común, ya que muchas mujeres deciden cumplir sus metas profesionales antes de adentrarse en la maternidad. Pero ¿es seguro encarar un embarazo después de esta edad?

Si bien es cierto que la concreción de los deseos personales es muy importante, llevar adelante una gestación saludable también lo es. Por eso, el hecho de retrasar demasiado esta etapa puede disminuir la posibilidad de concebir de forma natural y aumentar el riesgo de padecer algunas complicaciones obstétricas.

Aunque la ciencia ha logrado importantes avances en el campo de la fertilidad, es importante sopesar los riesgos y los beneficios de embarazarse a partir de los 40. A continuación, ¡te lo contamos todo!

Los riesgos de ser madre a partir de los 40

Luego de los 35 años el cuerpo de la mujer comienza el proceso de envejecimiento, el cual se intensifica después de los 40.

Así como la piel, los órganos reproductores femeninos, las hormonas y todos los tejidos implicados en el embarazo se deterioran gradualmente. Esto trae como consecuencia una mayor dificultad para llevar adelante un embarazo con plena salud. Así mismo, a partir de los 40, el riesgo de abortos se duplica con respecto al de una mujer de 20 a 30 años.

No obstante, en las últimas décadas se ha observado un aumento considerable en el número de mujeres que retrasan su maternidad. Según un estudio publicado en 2019 por los Centros para el control y prevención de enfermedades, la tasa de embarazos luego de los 40 aumenta un 3 % año a año.

Los avances científicos han dado un respiro para aquellas mujeres que desean posponer esta etapa. Sin embargo, existen algunos riesgos vinculados a esta decisión que deben conocerse y que detallamos a continuación.

Infertilidad

test embarazo negativo tristeza duda preocupacion hombre mujer infertilidad

Con el paso de los años la producción de las hormonas gestacionales decrece y esto dificulta la concepción natural después de los 40. Además, la reserva de óvulos también disminuye y se estima que las probabilidades de embarazarse luego de esta edad rondan el 5 % cada mes.

A raíz de esto muchas mujeres se someten a los tratamientos de fertilidad, pero estos son caros, tediosos y no garantizan el embarazo al 100 %. Y en contraparte, aumentan el riesgo de padecer abortos o embarazos múltiples, que en esta etapa de la vida pueden ser bastante complicados.

Enfermedades materno fetales

La hipertensión arterial, la obesidad, la diabetes gestacional y ciertas alteraciones de placenta, son algunas de las enfermedades que pueden aparecer con mayor frecuencia en los embarazos a edades avanzadas. Entre las complicaciones de alto riesgo se encuentran la preeclampsia y algunas alteraciones perinatales, como el nacimiento prematuro.

Anomalías genéticas en el bebé

Las alteraciones cromosómicas en los bebés nacidos de madres añosas son mayores que en el caso de las madres jóvenes. El riesgo de que el bebé padezca síndrome de Down,  alguna cardiopatías congénitas u otras enfermedades hereditarias aumenta considerablemente después de los 40 años.

Mayor tasa de nacimientos por cesárea

Como se comentó anteriormente, las alteraciones en la placenta, el riesgo de parto prematuro y los riesgos obstétricos aumentan después de los 40 años. Por este motivo, muchos médicos recomiendan la cesárea en estas gestantes, a fin de prevenir las posibles complicaciones del parto.

Menor tiempo compartido con tus hijos

Decidir tener un hijos a partir de los 40 tiene otras consecuencias ms allá de la gestación, como el tiempo que compartirás con ellos a lo largo de sus vidas. En este sentido, es posible que te pierdas de ciertas etapas importantes, como su boda, su graduación o el nacimiento de tus nietos.

Además, a partir de los 40 años es común que comiencen a aparecer algunas afecciones en tu salud y que te canses con mayor facilidad.

Dificultades para la crianza

Cuidar de un bebé requiere tiempo y mucha energía, especialmente en los primeros años de vida. A partir de los 40, el vigor diario comienza a decaer y el cansancio se hace más frecuente, lo que dificulta aún más seguir el ritmo del bebé.

De igual manera, ser madre de un adolescente entre los 50 y 60 se puede tornar más difícil. Ten en cuenta que la adolescencia es una edad complicada y que la diferencia de edad puede influir notablemente.

Falta de abuelos

Aunque este es un punto que no se suele considerar, los abuelos cumplen un rol muy importante en la crianza y en la educación de los pequeños. Sin embargo, cuando se pospone la maternidad se les priva a los niños de disfrutar de esta relación.

Cáncer de mama

Si se retrasa el embarazo después de los 30 años o se decide no tener hijos, aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama. Esto se relaciona con la anatomía y la madurez que ganan las células mamarias luego del embarazo y la lactancia.

mujer seno mama inflamada

Antes de embarazarte, evalúa todos los escenarios

Como hemos visto, hay una gran lista de riesgos que se deben considerar antes de optar por ser madre a partir de los 40 años. Sin embargo, la madurez y la estabilidad que acompaña a la edad pueden equilibrar la balanza a tu favor.

Te podría interesar...
Quedar embarazada a los 20: qué debes saber
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Quedar embarazada a los 20: qué debes saber

Quedar embarazada a los 20 puede ser una experiencia fantástica, pero también un inconveniente si no estás del todo lista.



  • Baranda, N. (2014). Edad materna avanzada y morbilidad obstétrica. Evidencia medica e investigación en salud. Vol. 7, Núm. 3 • Julio-septiembre 2014 • pp 110-113.
  • Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (2019). Births: Provisional Data for 2018. Recuperado de: https://www.cdc.gov/nchs/data/vsrr/vsrr-007-508.pdf
  • Macias, H. (2017). Edad materna avanzada como factor de riesgo perinatal y del recién nacido. Acta médica grupo ángeles. Volumen 16, No. 2, abril-junio 2018.
  • Martinez, J. (2016). La maternidad en madres de 40 años. Revista Cubana de Salud Pública. 2016;42(3):451-458