La importancia del sentido del humor en la educación

Durante los últimos años, ha llamado la atención de especialistas el empleo del sentido del humor en la educación. Son diversos los beneficios que esto brinda, van desde lo emocional hasta la forma de concebir el aprendizaje. Conocerlos abre las expectativas a nuevas formas de enseñar y aprender.

Una premisa que cobra vigencia en la actualidad es que una persona feliz está más dispuesta a aprender. De allí la importancia del sentido del humor en la educación. Esto es especialmente necesario a la hora de impartir conocimiento a los pequeños, ya que la risa se puede convertir en una estrategia mediadora para el aprendizaje.

Se cree que un aprendizaje que está ligado al humor se recuerda por mayor tiempo. Esto también facilita una relación entre docente y alumno, caracterizada por la comunicación abierta y eficaz y que fomenta la reciprocidad del proceso.

¿Cómo emplear el sentido del humor en la educación?

Utilizar el sentido del humor en la educación no implica ser divertido, gracioso o usar chistes para garantizar las risas. Al contrario, significa aprender a exhibir los conocimientos a enseñar desde un punto de vista alegre y beneficioso.

Si los alumnos o niños consideran que el aprendizaje tiene gracia, podrán memorizarlo mejor;al mismo tiempo, recordarán lo que se ha querido exponer con tal idea.

Las herramientas frecuentemente usadas para usar el buen sentido del humor en el aula de clases suelen ser:

  • Anécdotas personales, historias, analogías, metáforas, entre otras.
  • Cartas, relatos breves, ocurrencias, observaciones, juegos y afiches.
  • Lenguaje de los niños, para que todo les resulte familiar y así poder escapar de la formalidad que puede causar resistencia al aprendizaje.

Lo ideal es emplear el sentido del humor sin necesidad de llegar a ser un payaso. El objetivo principal es utilizar el humor como recurso didáctico para ayudar a mediar el proceso educativo. Con él, las soluciones creativas que se le atribuyen a los diversos razonamientos perdurarán por mayor tiempo en las mentes de los pequeños.

Otra de las ventajas del sentido del humor en la educación es suministrar a los pequeños un entorno psicológico atractivo.

7 ventajas de enseñar con buen sentido del humor

Sin dudas, el humor y la risa juegan un papel importante en el aprendizaje, especialmente en los niños. Además, proporciona beneficios sociales, psicológicos y mentales, ya que atrae, favorece las relaciones personales y ayuda a retener un concepto.

Otras ventajas se resumen de la siguiente manera:

1. Ejerce una función motivadora

Esta se da cuando se elimina la barrera existente entre docente y alumno. Además, se crea un mayor interés y entusiasmo en la información aprendida, ya que se brinda una visión crítica y jovial de la realidad.

Por otra parte, permite que, al equivocarse, el estudiante no se sienta avergonzado por plantear preguntas que parezcan sencillas.

2. Reduce el estrés

Un buen sentido del humor alivia la tensión física y disminuye el nerviosismo. El resultado es la reducción del estrés, que, al preparar al organismo para la acción, bloquea la capacidad para entender y retener la información.

Asimismo, el buen sentido del humor ayuda a canalizar las malas experiencias o situaciones conflictivas por las que se estén pasando.

3. Estimula la creatividad

El adquirir aprendizajes de forma humorística favorece el desarrollo de habilidades que generan estilos únicos en cada individuo. Además, al incitar el pensamiento lateral, revela nuevas conexiones que potencian la imaginación.

“Mediante el humor, las soluciones creativas que se les atribuyen a los diversos razonamientos perdurarán por mayor tiempo en las mentes de los pequeños”

4. Favorece la resolución de los problemas

Al observar los problemas desde un punto de vista humorístico, se invierte el orden establecido de los diversos aspectos. Esto ayuda a ver la vida desde otro punto de vista, así como a asumir riesgos y desafíos. Además, se estimula la aceptación de los errores.

5. Estimula la socialización

Cuando el niño se desenvuelve en un ambiente jovial, alegre y sin estrés, él transmite serenidad, seguridad y confianza. Estas cualidades le confieren un efecto magnético que le permite entablar amistades con casi cualquier individuo.

6. Tiene una función didáctica, terapéutica y pedagógica

Un ambiente en el que se emplee el sentido del humor en la educación, agiliza y fortalece la enseñanza y el aprendizaje. Esto favorece un proceso motivador y ameno que sirve en la construcción de proyectos educativos para un aprendizaje significativo. Igualmente, también resuelve los trastornos psicológicos y emocionales, ya que funciona como forma de terapia grupal.

El buen sentido del humor puede ser un recurso educativo fundamental.

7. Proporciona un ambiente agradable

Otra de las ventajas del sentido del humor en la educación es suministrar a los pequeños un entorno psicológico atractivo. De este modo, se reducen significativamente las actitudes agresivas y violentas; por el contrario, se favorece el aprendizaje.

En conclusión, el sentido del humor en la educación es importante gracias a los beneficios que les ofrece a los pequeños. Usarlo de forma equilibrada los ayudará a tener un enfoque realista de la vida y los preparará para hacerle frente a los desafíos futuros.

Categorías: Relaciones con su entorno Etiquetas:
Te puede gustar