Señales del síndrome de Asperger en niños pequeños

El retraso del lenguaje, la falta de habilidades sociales o la inflexibilidad mental son algunas de las señales que pueden indicar que tu pequeño padece el síndrome de Asperger.
Señales del síndrome de Asperger en niños pequeños
María José Roldán

Escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán el 10 junio, 2021.

Última actualización: 10 junio, 2021

El síndrome de Asperger es un trastorno del desarrollo que se encuentra dentro del espectro autista. Se pueden comenzar a ver las primeras señales desde que los niños son pequeños. Por eso, vamos a hablarte sobre algunas posibles señales que pueden indicar que se padece esta afección. De esta manera, podrás buscar ayuda profesional cuanto antes, en caso de ser necesario.

Aspectos importantes sobre el síndrome de Asperger

El síndrome de Asperger afecta a la interacción social recíproca, a la comunicación (tanto verbal como no verbal) y al cambio de rutinas. Las personas que lo padecen presentan inflexibilidad mental, pueden ser hipersensibles a diferentes estímulos, tienen un pensamiento rígido e intereses escasos y muy demandantes.

Memoria y entendimiento

Niño con Asperger.

Suelen tener buena memoria y aprenden rápido aquello que les interesa. Cuando un niño con este síndrome no es diagnosticado, se puede pensar que es “raro”. Son pequeños que tienen dificultad para hacer amigos y no entienden el sarcasmo o las bromas y se muestran sensibles a algunas palabras o sonidos. Entienden las cosas de manera literal.

Retraso en el lenguaje

Suelen tener un retraso significativo en el desarrollo del lenguaje, pero su desarrollo intelectual es normal. Les gustan las rutinas y los ambientes estructurados. Les gusta ganar, pero el fracaso les cuesta sobrellevarlo o aprender de él. Normalmente, cuando hay mal comportamiento, es por la dificultad que tienen para expresar sus emociones, sus frustraciones o su ansiedad.

Entorno amoroso

Necesitan un trato amoroso, mucho cariño, mucha paciencia y comprensión constante. Cuando tienen un entorno que se preocupa por ellos y por su desarrollo, pueden convertirse en personas exitosas y conseguir grandes progresos en su vida.

Mentalidad fija en el síndrome de Asperger

Pueden encajar en la sociedad, siempre que se tengan en cuenta sus necesidades. Cuando empiezan una activad, deben acabarla y, si no se les permite, pueden sentirse muy frustrados, hasta el punto de tener una fuerte rabieta. Necesitan anticipación de fin de actividad para que esto no ocurra.

Falta de habilidades sociales

Las habilidades sociales se les deben enseñar para que se sientan involucrados en su entorno. En realidad, necesitan apoyo y estímulo como cualquier otro niño de su edad. Simplemente, se debe tener en cuenta que tienen ciertas características que se han de tenerse presentes para su desarrollo y estímulo adecuados en cualquier tipo de aprendizaje.

Características del síndrome de Asperger

Las características más dominantes y afectadas dentro de este síndrome, según evidencia este estudio publicado en el Boletín de la Sociedad de Pediatría de Aragón, La Rioja y Soria, serían las siguientes:

  • Las interacciones sociales.
  • Comunicación.
  • Intereses reducidos.
  • Rutinas, rituales, inflexibilidad mental.

En la escuela necesitarán apoyo específico en las áreas que lo requieran, como, por ejemplo, el apoyo de un profesional PT (pedagogo terapéutico), un logopeda, etc. Lo que importa es que puedan desarrollarse dentro de sus capacidades y sin negarles nada que pueda hacerles avanzar.

Estrategias que hay que tener en cuenta

Hay algunas estrategias que se pueden utilizar con los niños pequeños que pueden tener síndrome de Asperger para comprenderlos mejor y para que la vida sea más fácil para todos:

Niños con Asperger jugando.
  • Utilizar un leguaje simple.
  • Dar órdenes concretas.
  • Usa dibujos para dar instrucciones, si es necesario.
  • Asegurarse de que entiende lo que se le está diciendo para que diga sí o no.
  • Elogiar siempre que consiga un logro.
  • Anticipar los cambios o el fin de las actividades.
  • No esperar que actúe de acuerdo con su edad; por lo general, pueden mostrarse más inmaduros.
  • Encontrar los desencadenantes de las rabietas para evitarlas.
  • Utilizar la disciplina positiva para hacer frente a los problemas de comportamiento.
  • Abrazar al pequeño siempre para ayudarle a encontrar la calma.
  • Darles amor a toda costa para que puedan sentirse amados y respetados por sus seres queridos.
  • Tener en cuenta que pueden ser hipersensibles a múltiples estímulos: texturas, sabores, sonidos, luces, palabras, tonos de voz…

Necesitan cariño y amor constante

Aunque sean niños a los que les cueste entender la empatía por lo abstracto que resulta, o que les cueste expresar sus emociones y sentimientos, eso no significa que no necesiten recibir amor y cariño. Necesitan a toda costa que sus seres queridos les digan que los quieren, que les muestren su amor por ellos cada día. Los abrazos, las palabras de aliento, el amor incondicional… Todo ello es el mejor motor para su evolución diaria.

No pienses que tu hijo “tiene” Asperger. Es tu hijo y tiene nombre y apellidos. Cuando le conozcas y sepas cómo es, todo se normalizará y sabrás cómo tratarle y qué necesita para poder desarrollarse con éxito. Cuenta con la ayuda de un profesional para que te oriente siempre que sea necesario.

Te podría interesar...
El incomprendido síndrome de Asperger
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
El incomprendido síndrome de Asperger

El síndrome de Asperger es una afección a la capacidad de interactuar socialmente, se halla dentro los trastornos del espectro autista