¿A qué edad se puede operar a un niño con labio leporino?

Gladys 14 junio, 2016
El labio leporino es una anomalía cuya causa aún se desconoce pero continúa investigándose

El labio leporino ha sido considerado por los médicos cirujanos como la malformación congénita con más incidencia a nivel mundial. De acuerdo a su gravedad, se busca con celeridad su corrección mediante intervención quirúrgica. No obstante es importante tener en cuenta a qué edad se puede operar a un niño con labio leporino.

Ya que es una malformación del área que separa las cavidades bucal y nasal, esta malformación congénita puede variar en cuanto a su dimensión y en función de ello, la fisura puede afectar la parte interior de la cavidad bucal y nasal. Esta se produce en el embrión durante su proceso de formación en el útero materno.

Al no formarse del todo el labio, este no cierra por completo y por lo tanto, está incompleto.

Cabe destacar que se trata de una fisura labial que no implica discapacidad mental alguna. Si bien el aspecto físico del bebé o niño (específicamente el rostro) es diferente a lo esperado, no hay por qué maximizar el problema hasta el punto de considerarlo una discapacidad mental.

El nombre que le dan los especialistas en cirugía craneal y maxilar a esta malformación congénita es fisura labio alveolo palatina (FLAP).

Se puede detectar a través las ecografías, las cuales permiten visualizar las zonas nasomedial y maxilar.

Dificultades de un niño con labio leporino

Dentro de las dificultades que supone el labio leporino en la vida diaria se destaca principalmente la alimentación del niño, ya que el bebé no puede succionar de forma adecuada debido a la fisura. Más adelante, se pueden presentar problemas con los dientes, específicamente con la correcta erupción de los dientes.

Todas estas dificultades físicas inciden en el proceso de desarrollo del lenguaje, e incluso, pueden retardar el habla u ocasionar problemas en la articulación de las palabras y los sonidos.

Es importante saber que un niño con labio leporino está expuesto a las infecciones de oído y garganta, por lo que puede presentar infecciones de manera recurrente (que deben tratarse a tiempo para evitar la pérdida auditiva).

Lo importante es mantener una buena comunicación con el pediatra y ser rigurosos en cuanto a los cuidados que requiere el niño con labio leporino. Así, se podrá cuidar su salud.

Un niño con labio leporino puede requerir más de una intervención quirúrgica, en casos donde la anomalía resulta de gravedad.

Por supuesto, el labio leporino puede presentarse en ausencia de la hendidura palatina. Esto depende de la gravedad de la malformación. Afortunadamente, existen técnicas avanzadas para corregir de manera definitiva estos defectos y mejorar la calidad de vida del paciente.

Posibles causas del labio leporino
Descubre a qué edad puede operarse un niño con labio leporino

Aunque se trata de una malformación recurrente, ha sido difícil determinar sus causas. Una investigación llevada a cabo por los departamentos sanitarios adscritos al gobierno de Navarra (España) concluye que el labio leporino afecta a aproximadamente uno de cada 700 bebés.

Los expertos señalan que cada caso puede deberse a diferentes causas. A pesar de ello, se suele tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Carencia de algún nutriente o vitamina.
  • Ingesta de algún fármaco durante el embarazo.
  • Herencia genética (si uno de los padres tuvo labio leporino).
  • Exposición de la madre durante el embarazo a radiación o a infecciones de tipo viral

¿Cuando se recomienda entrar a quirófano?

Un bebé en el doctor.

La decisión respecto a cuál es el momento ideal para operar al niño, dependerá de la recomendación médica y el estado de salud del niño.

Durante años, algunos especialistas creyeron que se debía esperar hasta la pubertad para garantizar el éxito de la cirugía ya que el niño tendría su dentadura definitiva, pero actualmente las expectativas han cambiado y ahora es posible que en los primeros meses de vida pueda someterse a la intervención que corregirá esta malformación.

Algunos coinciden en que mientras más rápido se comience, más temprano superará el tratamiento. Actualmente un bebé puede ser operado antes del primer año de edad.

Aspectos a tener en cuenta:

  1. Estado de salud del bebé/ niño.
  2. Grado de la anomalía.
  3. Complejidad de la cirugía.
  4. Cuidados a tener antes, durante y después de la cirugía.

Un niño con labio leporino requiere un seguimiento de su estado de salud. Una vez realizada la cirugía y completado el tratamiento, solo se tratará de una pequeña cicatriz que no significará ningún problema, porque incluso existen técnicas estéticas para reducir su apariencia.

Cuando se detecta la fisura en una ecografía, esto no constituye una razón para interrumpir el embarazo, ya que gracias a la ciencia y la tecnología, un niño con labio leporino puede tener una vida completamente normal si se le ofrecen los cuidados diarios, como una alimentación supervisada y el tratamiento médico adecuado.

Te puede gustar