¿Se debe depilar el vello púbico?

Corina González · 5 septiembre, 2018
El vello púbico resulta atractivo para algunas personas, mientras que otras desean deshacerse de él a como dé lugar. Lo importante de recordar ante esta disyuntiva es que debe prevalecer la salud antes que la estética. 

Una tendencia ha motivado a cientos de personas a llevar un cuerpo libre de vello. Muchos de ellos, influenciados por modas, depilan su rostro, axilas, vientre, espalda y piernas; sin embargo, el extremo de llegar a la zona íntima ha causado una mayor controversia y muchos se preguntan si se debe depilar el vello púbico.

Depilar el vello púbico no es más que una decisión personal. Antes de priorizar la estética de la zona, que indiscutiblemente resulta más agradable a la vista y al tacto, es necesario tener claro cuáles son los pros y contras de esta práctica en cuanto a la salud, tanto para las mujeres como para los hombres.

Posibles consecuencias de depilar el vello púbico

Antes de ser presa fácil de la moda, es importante que te documentes acerca de las complicaciones que puedes presentar al depilarte el vello púbico. Está claro que no todas las pieles son iguales, pero por lo general las siguientes molestias son las más comunes entre hombres y mujeres:

Irritación o quemaduras en la piel

Al depilar el vello púbico podrás notar suavidad y buena apariencia en un principio, pero ya sea tras el uso de un rastrillo o de cera caliente, la piel sufre. En la mayoría de los casos, utilizar productos de depilación puede causar irritación y fuertes quemaduras en la piel, por lo delicado del área. La mala ejecución de una depilación causa graves trastornos de salud en la zona íntima.

Laceraciones, bacterias y vellos encajados

Un mal procedimiento al momento de depilar el vello púbico puede traer malestares a futuro inmediato. El uso inapropiado del rastrillo podría ocasionar heridas en la piel y ser causa de infecciones, dada la creación de bacterias gracias a la humedad constante y a la temperatura del área genital.

Por lo antes dicho, si no sabemos cómo aplicar un correcto corte del vello púbico, podemos llegar a provocar cortaduras y cierre en los poros que dificultan su sanación. Al ocurrir esto, el pelo no crece de manera natural y se forma dentro de la piel con inflamación, malestar y posible infección.

La cantidad de secreciones vaginales depende principalmente del nivel de hormonas.

Picazón y molestia

Se pueden utilizar diferentes métodos, pero tras cada depilación el vello volverá a crecer; al hacerlo, generará molestia y picazón. La mayoría de las personas que experimentan esta sensación no pueden evitar rascarse. Además de romper los poros, esto puede ocasionar una infección por el contacto con las manos o uñas sucias.

Mayor riesgo de contraer enfermedades

Puede que poseer vello púbico no sea una garantía de no contagiarse de enfermedades venéreas. Sin embargo,  tenerlo expone menos el área genital al contacto directo y con ello se reducen las probabilidades de contraer ciertos virus, como por ejemplo el VPH. Tras la moda del depilado, se ha registrado mayor proliferación de este.

“Antes de priorizar la estética de la zona, que indiscutiblemente resulta más agradable a la vista y al tacto, es necesario tener claro cuáles son los pros y contras de esta práctica en cuanto a la salud”

Depilar el vello púbico con enfermedades en la piel

Si sufres de enfermedades como la diabetes, psoriasis o eccemas, antes de realizar cualquier depilación, debes consultar a tu médico para que te indique cuál es la más recomendada para tu caso.

Padecer de trastornos de la piel complica el éxito de esta práctica, ya que podría traer graves complicaciones. Por ejemplo: dolor, molestias e incluso lesiones infecciosas que podrían llegar a ser muy graves.

Vellos versus higiene

Muchas personas que adoran esta práctica argumentan que esta relacionada con la higiene personal. Alegan, asimismo, que con la presencia de pelos en el área genital aparecen los malos olores.

Esto no es del todo cierto; con o sin vello púbico la higiene personal depende de cada individuo. Con un aseo adecuado y constante, no tienen por qué presentarse aromas molestos o incómodos.

Por fortuna, no hay incompatibilidad entre depilación láser y lactancia materna.

Los vellos existen en nuestro cuerpo por una razón

Todos los componentes de nuestro organismo tienen un propósito y una razón de existir. Cada parte del cuerpo está allí para realizar alguna función; claramente, el vello púbico no escapa de esta descripción. Por ende, cumple con varias funciones, entre las que podemos destacar:

  • Forma una especie de barrera que evita que virus exteriores y bacterias provoquen infecciones o enfermedades en el área genital; es decir, actúa como una pared protectora.
  • Permite que el órgano genital femenino mantenga una temperatura agradable y adecuada para el acto sexual.
  • Retiene el aroma personal creado por las feromonas, que transmite señales sexuales para estimular la libido de la pareja.
  • Previene la irritación de la zona genital. Evita el enrojecimiento e incomodidad causado por el roce durante el acto sexual o el uso de prendas de vestir que queden muy ajustadas o sueltas en el área.

Puede que te hayas habituado a depilar el vello púbico o, por el contrario, no te acostumbres al hecho de tener que pasar por las agonías que trae consigo este acto ni estás dispuesta a correr los riesgos implícitos. Lo importante es que ahora conoces sus beneficios y desventajas de hacerlo que te ayudarán a tomar la mejor decisión.

Finalmente, no dejes de visitar al médico especialista para dialogar con él a profundidad ante cualquier duda. Con tu historial médico a la mano, pueden dilucidar si es una buena opción depilar o no tu zona íntima.