Revisiones médicas del primer año de tu bebé

Amanda 11 marzo, 2017

El primer año de tu bebé puede pasar más rápido de lo que pensabas. Pronto el recorrido habrá completado un importante ciclo donde tu bebé comienza a independizarse. En este período pueden pasar muchas cosas, buenas y malas. Por lo tanto, es muy importante la realización de revisiones médicas frecuentes.

En ocasiones los padres primerizos exageran en cuidados, pero a veces se dejan llevar por la rutina. Durante su primer año, el bebé debe volver al hospital por diversas razones, la principal es asegurarnos de que todo marcha bien.

Un bebé sano también debe acudir al pediatra en su primer año de vida. Es común que algunos padres esperan a que el niño esté enfermo para acudir al médico, pero la prevención es muy conveniente. Tampoco hay que exagerar, es decir, visitar al pediatra ante situaciones sencillas.

De acuerdo con las estadísticas de Atención Primara de Salud, las principales causas de mortalidad aparecen en la infancia. En otras palabras, una patología que comienza a desarrollarse en la infancia podría ocasionar problemas más graves con el tiempo.

Por lo tanto, el objetivo de las consultas pediátricas en los niños sanos, es la detección de enfermedades. También sirven para prevenir y tratar ciertos elementos que no estén funcionando regularmente.

Pautas de revisión médica en el primer año de vida del bebé

Las revisiones pediátricas del primer año de vida de tu bebé son diferentes según la etapa del paciente. Se establecen pautas para evaluar al bebé y al niño en ciclos de que van desde los cero meses hasta los 23 meses. Los objetivos generales son los siguientes.

  • Disminuir la morbilidad y mortalidad infantil mediante la prevención
  • Crear hábitos en la familia, para que sean saludables
  • Concientizar sobre salud ambiental y social
  • Prevenir por medio de la vacunación contra enfermedades infecciosas
  • Detectar anomalías congénitas y enfermedades riesgosas.

Un calendario de revisión para la comunidad infantil de 0 a 23 meses es el siguiente.

Reconocimiento del recién nacido

El bebé recién nacido requiere una revisión médica en los primeros diez días de nacido. En esta evaluación se realiza el primer contacto entre los padres, el pediatra y el personal de enfermería. Después que el pequeño cumple cinco días de nacido, en los centros de salud se realiza la famosa prueba de talón. Esta prueba sirve para determinar la presencia de fenilcetonuria, una afección que merece ser tratada muy temprano para que no deje secuelas.

En esta primera consulta también se abre el historial médico del bebé. Para ello, es preciso anotar los antecedentes de la madre en cuanto a la maternidad. Igualmente se registran los datos de la gestación  y el nacimiento. Los antecedentes familiares, el test de Apgar, la valoración de lactancia y algunos rasgos sobre las deposiciones y micción del recién nacido.

Primer mes de nacido

Se estima que el bebé vuelva a ser revisado cuando cumpla el primer mes de vida. En esta consulta se coloca la vacuna de hepatitis B a los bebés de madre portadoras del virus. También se registran los datos de peso, talla y perímetro del cráneo.

En el primer mes es importante la valoración auditiva y visual del pequeño. Se tiene especial interés en el color de su piel y mucosas, con el fin de descartar deshidratación, ictericias y otras. Al mismo tiempo, se evalúa la formación craneal, la movilidad del cuello, los reflejos y la función cardiopulmonar.

A los dos meses

 

Una nueva valoración del bebé se realiza cuando cumple los dos meses. Esta consulta es necesaria aunque el niño esté sano. En esta etapa comienzan a aplicarse las primeras vacunas y se aplica la segunda dosis contra la hepatitis B. también suelen colocarse vacunas contra la polio, influenza, tétanos, meningococo y tos ferina.

La evaluación física permite observar que el desarrollo del bebé sea normal para su edad. De igual manera, suele indicarse la medicación con vitamina D, útil en la prevención de raquitismo.

Cuarto mes

Para el cuarto mes de nacimiento, continúa la administración de vacunas. Por esta razón el bebé debe ser llevado nuevamente a consulta médica. En esta consulta se acostumbra a colocar las siguientes dosis correspondientes a las vacunas anteriores. Además se incluye la vacuna Neumococo 7-valente.

Se realiza una evaluación física con especial atención en rasgos psicomotores. También se revisa el desarrollo genital, prevención de la caries y evaluación de fontanelas y caderas.

Revisión del sexto mes

Esta revisión es similar a la que se realiza al cuarto mes. También continúa una siguiente dosis de las vacunas contra hepatitis B, tos ferina, influenza, difteria y tétanos entre otras. Se evalúa el desarrollo psicomotor y se informa sobre las pautas alimenticias, puesto que desde entonces por lo general se inicia la incorporación de alimentación complementaria.

9 meses

Por lo general en el noveno mes de vida el bebé recibe su última consulta obligatoria del primer año. El resto de las consultas suelen ocurrir en casos de emergencia médica. En esta revisión se presta especial atención en la alimentación del bebé.

También se registran aspectos relacionados a la higiene del bebé. De igual manera, se hace hincapié en la prevención del tabaquismo pasivo, es decir, cuando el bebé está en contacto frecuente con algún fumador.

Se hacen recomendaciones en cuanto al refuerzo de la autoestima y autonomía del pequeño. Esta etapa también es primordial para enfocarnos en el cuidado de la higiene bucal, pues que el bebé ya está comiendo diferentes alimentos.

 

Te puede gustar