Requisitos para la adopción

Para aquellas parejas que no pueden tener hijos por medios naturales, entre otras opciones está la adopción. Se trata de un proceso complejo, con muchas exigencias, que es necesario conocer muy bien. La información es fundamental.

La adopción consiste en el acto a través del cual un adulto se hace cargo de un hijo que no es suyo, con el fin de mantener una relación paterno filial con él. Los requisitos para adoptar son muchos. Se trata, fundamentalmente, de garantizar que el nuevo o los nuevos padres tengan la capacidad física, psicológica y económica de garantizar el cuidado del niño.

En España, la adopción está regulada por la Ley 21/1997, que modifica la regulación anterior en algunos aspectos importantes. Muchos candidatos se quejan de que los trámites son interminables y las listas de espera eternas. A continuación, os presentamos algunos elementos para conocer mejor los requisitos para la adopción en España.

¿Qué dice la nueva ley?

La nueva ley que regula las adopciones está incluida en la Ley de Protección a la Infancia y Adolescencia. Incluye algunas modificaciones fundamentales en el sistema de adopción. Entre las más importantes está la creación del sistema de adopción abierta según el cual, el menor tiene derecho a mantener contacto con su familia de origen si así lo desea y puede hacerlo.Requisitos para la adopción.

En el marco de la protección del interés superior de los niños, esta nueva normativa regula el derecho que tienen los menores a conocer su origen y su pasado. Crea, además, un registro unificado de maltrato infantil y determina criterios comunes para la preparación de los padres adoptantes.

Requisitos para la adopción

Cualquier persona que sea mayor de edad, se encuentre en plena capacidad y cumpla una serie de requisitos que expondremos a continuación, está en capacidad de adoptar un niño. Si se trata de una pareja, puede estar casada o ser de hecho, y puede ser homosexual. Las personas que han sido incapacitadas para ejercer la patria potestad no podrán adoptar.

Los requisitos para la adopción en España son muchos. El primero es tener ,por lo menos, 25 años y 14 más que el niño que se quiere adoptar. Cada Comunidad Autónoma puede establecer sus propios requisitos, por lo que es importante consultarlos en detalle antes de empezar los trámites.

Por ejemplo, en caso de matrimonios o parejas de hecho, la relación debe tener una existencia previa de tres años en Madrid o Asturias, y dos años en otras comunidades.

Para empezar los trámites, se debe completar una solicitud que deberá ser entregada al Servicio de Protección de Menores. A esta solicitud se deberá adjuntar el certificado de antecedentes penales, un certificado médico, un certificado de ingresos económicos y, si fuera el caso, el certificado de matrimonio.

Cuando esta información haya sido presentada y se revise que está completa y en orden, el Servicio de Protección de Menores empezará un estudio del perfil de la familia adoptante para establecer si es o no apta para la adopción. Se trata, principalmente, de establecer si existen las características psicológicas y económicas necesarias para asumir el cuidado del menor.

Para este estudio se realiza una evaluación del medio familiar, de la vivienda, de la disponibilidad de los padres y de su salud física y psicológica. También se valorará la motivación y la actitud frente a la adopción, y que exista una voluntad compartida, si se trata de una pareja.

Adopciones nacionales y extranjeras

Las adopciones nacionales son gratuitas; no es necesario desembolsar ninguna cantidad. Sin embargo, la lista de espera puede ser muy larga. También existe un riesgo mayor de que el niño sea reclamado por su madre biológica durante el periodo ‘de prueba’ de tres años que contempla la ley.Requisitos para la adopción.

Las incidencias, en estos casos, son excepcionales. Para que un niño sea adoptable, las instituciones encargadas del proceso son muy rigurosas para evitar este tipo de situaciones que serían traumáticas, tanto para los padres como para el niño.

Una vez que el juez dicta resolución, esta es irrevocable. El vínculo entre los padres adoptantes y el menor adoptado no podrá disolverse; se trata de un vínculo vital, de carácter parental.

Las adopciones internacionales son muy caras: una adopción puede costar entre 13000 y 16000 euros en total. El proceso podría ser más rápido; los requisitos serán distintos en función del país, y es necesario tener mucho cuidado con las adopciones fraudulentas. Los países que lideran el número de niños adoptables son China y Rusia.