El regalo emocional: una técnica útil para educar a los niños

27 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el educador infantil Pedro González Núñez
El regalo emocional es una técnica útil para educar a los niños en valores sin que los pequeños caigan en el consumismo excesivo y la constante querencia de detalles y obsequios.
 

Supongamos que unos padres están tan ocupados que apenas tienen tiempo para educar a los niños y pasar tiempo con ellos. Entonces, deciden arreglar la situación comprando detalles físicos cada vez más caros para obsequiar a los pequeños. ¿Crees que eso podría sustituir al regalo emocional?

Si entramos en la vorágine de los padres cansados que trabajan a todas horas y suplen la falta de tiempo con los hijos con regalos cada vez más caros, estamos incurriendo en un error grave en la educación de los pequeños.

Imaginemos que cada día, dado que tenemos cargo de conciencia por la falta de tiempo que dedicamos a los pequeños, aparecemos con un regalo. Y dicho regalo se vuelve cada vez más caro, o tal vez más difícil de encontrar para que el niño se sorprenda. Pero ¿en qué podría desembocar esta situación a corto y medio plazo?

Madre dando un beso y un abrazo a su hijo.

Las consecuencias de los regalos constantes

Si hacemos constantes regalos físicos a los niños, los pequeños pueden acostumbrarse demasiado y perder la ilusión por el detalle y la sorpresa. Además, los infantes podrían querer cada vez más y elegir ellos mismos qué regalo quieren cada día, que puede ser más y más caro, con los perjuicios que eso puede conllevar.

 

Asimismo, un niño que recibe regalos de forma constante acaba por no valorar cada cosa en su justa medida. Solo quiere posesiones físicas que, en realidad, no le ilusionan y no les presta atención, pues tiene demasiadas propiedades en su poder.

Recordemos que hoy en día los niños reciben regalos casi de forma constante. Existen muchos momentos en los que es habitual darles un detalle, como su cumpleaños, su santo, su comunión, Reyes Magos y Navidad, etc. Si esto se convierte en un continuo dar, el aliciente se pierde.

La importancia del regalo emocional

Por eso, para que no se pierda la ilusión, es interesante optar por el regalo emocional que, además, implica que el pequeño adquiera valores, más felicidad y una verdadera alegría constante en su desarrollo vital.

Para desarrollar la teoría del regalo emocional, es adecuado conocer al pedagogo y psicólogo Andrés París, que ha estudiado mucho sobre el tema y ha escrito libros centrados en este asunto.

Según el autor citado, existen muy diversos tipos de regalos emocionales con los que podemos obsequiar a nuestros hijos. Por eso, a continuación, comentamos algunos de los más interesantes:

  1. Tiempo. Sin duda, es importante pasar tiempo de calidad con los niños. Aunque no tengamos muchos huecos libres en nuestra agenda, hacer deporte un rato con los pequeños, contar un cuento o jugar será mucho más valorado por tu hijo que cualquier regalo. Por eso, aunque sufras estrés y necesites el trabajo para mantener a la familia, recuerda extraer huecos para pasar un momento alegre y divertido junto al peque. Servirá como desestresante y como herramienta de apego entre ambos.
  2. Sonrisas. A veces, es tan fácil como mirar al niño y regalarle una sonrisa. Según Andrés París, es un detalle contagioso, ya que el pequeño también tiende a reír.
  3. Abrazos. Regalos emocionales siempre preciosos y sentidos. El contacto piel con piel reduce distancias y crea vínculos afectivos muy potentes.
  4. Notas. Puedes dejar una pequeña nota al chico con una frase cariñosa, un dibujito o un detalle que vosotros sepáis interpretar y que lo llene de alegría. Déjala donde la pueda encontrar para que se lleve una sorpresa.
  5. Un aplauso. Si el pequeño hace algo de mérito, esta es una forma maravillosa de demostrar que estás con él y que sientes orgullo por sus logros. Será un detalle fantástico que tu hijo agradecerá, pues sabe que está haciendo las cosas bien.
    Padre dando un beso a su hijo en la cabeza mientras leen un libro como parte del regalo emocional para su educación.
 

El regalo emocional, un detalle que no se olvida

“Como seres humanos, todos queremos ser felices y estar libres de la desgracia, todos hemos aprendido que la llave de la felicidad es la paz interna. Los mayores obstáculos para la paz interna son las emociones perturbadoras como el odio, apego, miedo y suspicacia, mientras que el amor y la compasión son las fuentes de la paz y la felicidad”.

-Dalai Lama-

Aprovecha los múltiples beneficios del regalo emocional para disfrutar de una relación cercana con tus hijos. Gracias a estos detalles tan sencillos, como intercambiar notas o abrazos y sonrisas, lograréis crear una amistad muy íntima llena de confianza capaz de superar todos los problemas que se os presenten por delante.

 
  • París, A. De Miguel, D. (2019). Entrenando a madres y padres: 44 propuestas prácticas que te ayudarán a mejorar la educación de tus hijos. Independently Published: Madrid.