Recupera tu figura en casa después del embarazo

Una de las tantas verdades indiscutibles de este mundo es que todos los seres humanos “somos un proyecto en construcción”. No importa la edad que tengas ni cuántos los kilos de más o de menos lleves encima, siempre se puede mejorar tanto nuestro aspecto físico como nuestra manera de comportarnos y reaccionar ante diferentes situaciones. Así que ánimo, deja atrás los complejos y los prejuicios, párate frente al espejo y revisa qué quieres mejorar porque tú puedes recuperar tu figura en casa.

Hay dos noticias relacionadas a la meta de recuperar tu figura en casa después del embarazo: La primera es que sí, sí podrás resarcir los estragos que dejó el embarazo en tu cuerpo desde tu casa y la otra es que alcanzar la figura ideal no se trata de una receta milagrosa. Sabes bien que las pastillas mágicas que prometen hacerte esbelta sin mover ni un dedo no dan resultados… Aquí no queda más que aceptar ese refrán que dice que para ser bellas hay que ver estrellas, el cual en este caso podemos modificar y decir que para rebajar hay que sudar.

Así que con estos puntos claros ármate de tus mejores herramientas porque recuperar tu figura solo requiere de convicción, constancia, buena alimentación y una buena rutina de ejercicios.

Los ocho primeros meses después de haber dado a luz serán los más duros, sobre todo porque los órganos de tu cuerpo aún no están en su lugar y las hormonas todavía no han encontrado su punto ideal, además tu metabolismo está más lento y aparte de ello, de seguro, te sientes súper cansada y trasnochadísima. Sin embargo, tener todo eso en cuenta no es una razón para rendirte sino para comprenderte y empezar a recuperar tu figura poco a poco.

Lo más probable es que algunas zonas de tu cuerpo estén flácidas y que hayas engordado un poco. Descuida, eso nos pasa a todas, es natural. Recuerda que tu piel se estiró para albergar a ese hermoso bebé que ahora te hace sentir una de las mujeres más afortunadas de este mundo. Esos detalles tienen solución y todo lo que ves “fuera de su sitio” volverá a su lugar con tiempo, constancia y buenas rutinas.

Antes de comenzar, es muy importante que internalices que recuperar tu figura no es una carrera, por lo que resulta muy positivo que te tomes la rutina de ejercicio con calma. Paciencia y constancia serán tus máximas, pues con el tiempo comprobarás que mientras más actividad física hagas más enérgica te sentirás, el resultado es increíble y no importa qué tan cansada estés.

SLUG: HE-MISFITS28 DATE:  July 9, 2009 CREDIT:  Susan Biddle LOCATION: Ashburn, VA CAPTION:  Jenny Hein and her friend Brigette Polmar have developed a web site called squeezeitin.com which shows people how they can exercise while they are doing other things - ie unloading dishwasher, picking up kids, blow drying hair, etc.   Jenny demonstrates some of the moves.

Recupera tu figura caminando

Lo primero que debes hacer para empezar tu rutina es preguntarle a tu doctor si ya tienes permiso de hacer ejercicio. En teoría, cualquier mujer que tuvo un parto natural puede comenzar su rutina de ejercicios físicos después de la cuarentena y a la que le practicaron una cesárea en unas 12 semanas luego de la operación.

Durante la cuarentena debes darle a tu cuerpo de recuperarse de un parto o una cesárea, no obstante en ese lapso debes comenzar a alimentarte bien y a tomar mucha agua o líquidos. En ese período trata de moverte en la casa y no estar todo el tiempo sentada en el sofá, el sedentarismo es tu principal saboteador. Cada granito cuenta.

Cuando hayas terminado tu cuarentena comienza a caminar; de hecho ese es el mejor ejercicio que puedes hacer. Trata de hacerlo al aire libre, por ejemplo en el patio de tu casa, pues respirar aire nuevo te hará sentir mejor a ti y al bebé. Comienza poco a poco pero con energía, debes caminar en serio, no se trata de pasear, la idea es que durante la caminata te cueste respirar y mantener una conversación. ¡Que te haga sudar!

A los pocos días de haber comenzado tu rutina de ejercicio, verás que la actividad física no solo es beneficiosa para recuperar tu figura sino que también te ayuda a sentirte bien contigo misma porque contribuye a estimular la producción de endorfinas que tu cuerpo requiere y que además te hacen subir tu estado de ánimo.

belly-2354_640

Los tutoriales de Internet pueden ser tus mejores aliados

Cuando tu doctor de cabecera te autorice para hacer ejercicios –incluidas las pesas– hazlas, en tu casa puedes improvisar algunas ayudas de latas vacías de leche o envases que puedes llenar con agua. Las pesas van a disparar tu metabolismo y a poner todo en su sitio otra vez. Mientras que el ejercicio cardiovascular que haces a través de las caminatas y la dieta adecuada se encargarán de la grasa. Ponle empeño a las pesas porque ejercitar con ellas potenciará la pérdida de grasa y fortalecerá los músculos.

Hay otro ejercicio que es maravilloso, las planchas. Es lo más recomendado para aplanar tu abdomen, incluso puedes hacerlas ayudada de tus piernas, así como entrenan las principiantes. Puedes hacer planchas laterales y frontales y puedes encontrar varios tutoriales de cómo hacerlas en Youtube. Es muy importante que no hagas otro tipo de abdominales hasta tener seis meses de postparto.

La mejor rutina de ejercicios que existe es la que tu irás armando, pues si la haces tú estará adaptada a tus gustos y necesidades, sin embargo es mucho lo que puedes lograr si caminas, haces pesas y abdominales al menos tres veces por semana. Ya verás que poco a poco le irás cogiendo el ritmo a la rutina de ejercicio y que cuanto más entrenes más energía tendrás para mejorar tu figura y para encarar todas las actividades que conlleva tu día a día.

 

Categorías: Salud Etiquetas:
Te puede gustar