Recetas bajas en grasas para el primer trimestre de embarazo

Mervis Romero · 14 marzo, 2018
Es bien sabido que la alimentación saludable durante el embarazo es fundamental para el crecimiento del bebé. Para ello, conviene conocer algunas recetas bajas en grasas para el primer trimestre de embarazo y adaptarlas según las preferencias.

¡Felicidades! Seguramente te has enterado hace poco de que estás embarazada y estarás feliz. Sin embargo, puede que estés un poco ansiosa por lo que conlleva el desarrollo normal del pequeño. ¡Tranquilízate, es un proceso natural!

Lo importante es que sepas que debes alimentarte bien y suministrar a tu organismo los nutrientes necesarios para que tu bebé crezca sano. A continuación, toma nota de las recetas bajas en grasas para el primer trimestre de embarazo y disfruta al máximo esta nueva etapa de tu vida.

¿Cómo alimentarse durante el primer trimestre del embarazo?

Durante el primer trimestre del embarazo, es normal que sientas un poco más de hambre y deseos de comer. No obstante, recuerda que debes vigilar tu peso y el tipo de alimentos que ingieres, pues no debes nutrirte por dos.

Por tal razón, debes consumir alimentos ricos en ácido fólico e incrementar el consumo de energía a unas 150 calorías. No tienes que hacer grandes cambios, solo incluir alimentos con elevado contenido de nutrientes, manteniendo el equilibrio entre los carbohidratos, proteínas y grasas.

¿Por qué es importante alimentarse bien en esta etapa?

Porque tu pequeño recibirá de la placenta proteínas, azúcares, grasas, hierro y calcio, entre otros nutrientes y vitaminas que tu consumas.

Esto favorecerá la formación de glóbulos rojos, huesos, órganos y estructuras celulares. Para ello, debes elegir menús con recetas bajas en grasas para el primer trimestre de embarazo.

3 deliciosas recetas bajas en grasas para el primer trimestre de embarazo

No es un secreto que la alimentación es la base para el correcto desarrollo de un bebé en la etapa de gestación. Sin embargo, conviene vigilar el aumento de peso y las contraindicaciones que algunos alimentos pueden causar. Para ello, toma nota de las siguientes recetas bajas en grasas para el primer trimestre de embarazo:

Ensaladas

Los menús diarios deben estar llenos de vegetales tanto crudos como cocidos para garantizar el aporte de vitaminas de forma inmediata. Incluye frutas frescas y deja que la imaginación sea el límite. Una recomendación de ensalada baja en grasas es:

La ensalada es una excelente opción de recetas bajas en grasas para el primer trimestre de embarazo.

  • Trocear en pedazos pequeños lechuga, rúcula, tomates, naranjas, apio, fresas, piña y pera.
  • Añadir media cucharadita de aceite de oliva y un puñado de nueces.
  • Agregar también queso bajo en sal y grasas, vinagre, sal y pimienta.

Une todos los ingredientes y mezcla hasta que los elementos se integren entre sí. Una variante es añadir pavo o pechuga de pavo en trocitos.

Pollo con patatas cocidas y verduras

Las proteínas son uno de los grupos alimenticios que debes procurar consumir regularmente. Una excelente opción es la carne magra acompañada de vegetales, como te proponemos a continuación:

  • Cortar en pedazos el trozo de pollo que elegiste para la preparación.
  • Llevar al fuego en una cacerola y agrega sal hasta que estén dorados y cocido y reservar.
  • En el mismo recipiente, agregar cebolla, ajo, pimientos y otras verduras de tu elección.
  • Una vez listo, incorporar nuevamente el pollo y las patatas troceadas.
  • Colocar el fuego al mínimo y esperar hasta que se encuentre bien cocido.

Puedes adaptar la receta según tus alimentos favoritos. Por ejemplo, puedes añadir brócoli, coliflor o berenjenas. Ideal para acompañar con una ración de arroz integral en el almuerzo o la cena.

Carne de res con limón

La carne es uno de los alimentos más deseados durante el embarazo por su aporte de proteínas y nutrientes en la alimentación. Esta debe ser sin piel y desgrasada. Una excelente alternativa para su preparación es:

La carne con limón es una receta ideal para las embarazadas.

  • Cortar la carne desgrasada en trozos pequeños.
  • Poner en una olla y agregar una cucharada de aceite de oliva, sal, orégano, laurel y otras especies que no te causen molestias.
  • Exprimir un limón y añadirlo a la preparación.
  • Tapar y dejar cocinar a fuego bajo hasta que la carne tenga la textura deseada. Puedes agregar agua o consomé para que no quede seca la preparación.
  • Una vez lista, servir con una ración de vegetales.

Esta es una receta baja en grasas para el primer trimestre de embarazo ideal para consumir en un almuerzo. Recuerda que deberás comer porciones pequeñas con mayor frecuencia.

También debes cocinar muy bien las carnes y pescados para evitar ciertas contraindicaciones. Por lo tanto, cuidarte en esta etapa marcará la diferencia. ¡Buen provecho!