Razones para colocar al bebé boca abajo durante el día

Pedro 11 enero, 2018
Aunque es muy común escuchar que los bebés deben pasar tiempo boca arriba, también es bueno para ellos la posición contraria. Conoce las 3 importantes razones para colocar al bebé boca abajo durante el día.

Desde hace muchos años se ha señalado la importancia de colocar al bebé boca arriba o en posición supina a la hora de dormir. Se hace para evitar el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL).

Sin embargo, también hay varias razones para colocar al bebé boca abajo durante el día, conocida como posición decúbito prono. Te mostraremos 3 motivos de peso para hacerlo. Además, añadiremos algunos consejos prácticos para que sea más fácil para tu pequeño.

Por qué colocar al bebé boca abajo durante el día

1.- Desarrollo de funciones motrices

Pasar suficiente tiempo boca abajo ayudará a tu bebé con el desarrollo del equilibrio y de las habilidades visuales y auditivas.

Además, contribuirá a fortalecer la cabeza, el cuello, los músculos de los hombros y de la espalda. Todo ello le hará falta para acciones cotidianas, como empujar, ponerse de lado, sentarse, levantarse y gatear.

Durante los primeros meses de su vida, el bebé debe aprender acerca del movimiento de su cuerpo y cómo dominarlo. Así, irá desarrollando las habilidades físicas necesarias para girarse, sentarse y gatear. Esto no se logra adecuadamente si el niño pasa mucho tiempo en sillas para bebés u otros lugares que le restrinjan el movimiento.

Además, un bebé que pasa todo el tiempo despierto boca arriba únicamente ve el techo y los objetos a ambos lados. Por el contrario, los bebés colocados boca abajo levantan la cabeza y empiezan a mirar muchas más cosas a su alrededor.

Boca abajo, la visión de tu bebé será mucho más amplia y podrá conocer mejor el mundo.

2.- Desarrollo normal de la cabeza

Como consecuencia de las campañas publicitarias lanzadas para ayudar a prevenir el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante, se ha visto un incremento de niños con plagiocefalia.

¿Qué es eso? Debido a que los bebés no tienen los huesos craneales totalmente soldados, cualidad que les ayuda a soportar pequeños golpes, su cabeza puede sufrir deformaciones si se mantiene mucho tiempo en la misma posición.

Los bebés tienden a pasar demasiado tiempo dormidos boca arriba y en sillas o corrales (también boca arriba). Esta práctica hace que se les aplane la parte posterior de la cabeza. Por eso es imprescindible que el bebé pase suficiente tiempo boca abajo durante el día, mientras está despierto y juega.

3.- Desarrollo de aptitudes sociales

Otra de las razones para colocar al bebé boca abajo durante el día tiene que ver con el desarrollo de aptitudes sensoriales y perceptivas. También es positivo para mejorar las habilidades socioemocionales, la resolución de problemas, el aprendizaje y la adaptación a los retos.

Cuando el bebé se encuentra en posición decúbito prono se mantiene alerta y percibe de mejor forma el mundo que lo rodea. Así, permanece en un estado donde recibe estímulos constantemente mientras interactúa con todo lo que se encuentra a su alrededor.

“Los bebés colocados boca abajo levantan la cabeza y empiezan a mirar muchas más cosas a su alrededor”

Formas de colocar al bebé boca abajo durante el día

Si no sabes exactamente cuál es la forma correcta de lograr que tu bebé pase suficiente tiempo boca abajo o si, por otro lado, parece que no le agrada estar en esa posición, puedes seguir estos prácticos consejos:

De 0 a 2 meses

Intenta colocar al bebé boca abajo sobre una manta. Si ves que no puede levantar la cabeza, pon tu mano sobre la espalda baja y desplaza el peso hacia abajo. Si aún no logra levantar la cabeza, sitúa una toalla enrollada bajo su pecho o colócalo sobre tus piernas.

Otra excelente opción es poner al bebé sobre el pecho. Así, se sentirá más seguro y lo estimularás a levantar la cabeza para mirarte. Con esta actividad el pequeño logrará desarrollar el control de su cabeza, fortaleciendo además la parte superior de su cuerpo.

Colocar al bebé boca abajo durante el día le ayudará a fortalecer sus músculos.

De 3 a 5 meses

Como ya se ha fortalecido la espalda y cuello, podrá sostenerse por sí mismo con los antebrazos. Puedes pasar tiempo con tu bebé usando juguetes y espejos para estimular aún más el traslado de su peso y su alcance.

Ahora, podrá interactuar con su entorno a nivel de la vista. Recibirá muchos más estímulos y aprenderá a responder a ellos.

A medida que tu hijo o hija vaya adquiriendo más fortaleza comenzará a impulsarse con los brazos extendidos para poder alcanzar objetos y jugar. Esto sirve como preparación para sentarse y gatear.

“Acostar al bebé boca abajo contribuirá a fortalecer su cabeza, el cuello, los músculos de los hombros y de la espalda”

De 6 a 9 meses

Estando más fortalecido, se pueden practicar juegos como “el avión”, levantándolo y sosteniéndolo únicamente por la cintura. Otra opción es apoyarlo sobre las piernas flexionadas y moverlas hacia arriba y abajo.

Con esto, se desarrolla la fuerza de todo su cuerpo. Obviamente, eso le permitirá gatear y explorar con mayor destreza.

Recuerda que debes realizar estas y otras rutinas con tu bebé de forma diaria. Esta es la mejor manera de apoyar y colaborar con su desarrollo.

Te puede gustar