Razones por las que dar el pecho a tu bebé - Eres Mamá

Razones por las que dar el pecho a tu bebé

Dar el pecho o no dar en pecho, esa es la cuestión. Sobre este tema se ha debatido incansablemente, por lo cual existen diversos puntos de vista al respecto. Incluso, se habló mucho sobre la calidad y los beneficios de la leche materna. Sin embargo, son varias las razones por las cuales siempre es mejor dar el pecho al bebé.

Como es sabido, la leche materna es el mejor alimento que puedes ofrecer a tu hijo hasta, al menos, el año de vida. Pues el alimento que fabricas desde que te convertiste en madre no solo contiene todos los nutrientes que tu bebé necesita los primeros meses de vida, sino que también aumenta sus defensas para combatir enfermedades.

Sin embargo, dar el pecho no solo es beneficioso por la composición de la leche materna, sino también por el vínculo afectivo que se establece entre tú y el pequeño mientras amamantas. Mientras alimentas a tu bebé, das vida y amor, en tanto confortas, proteges y te comunicas con tu tesoro más preciado.

Incluso, dar el pecho tiene beneficios tanto para el bebé como para la madre. Es que, tal como señalan las abuelas, mientras amamantas a tu pequeño, pierdes rápidamente el peso que ganaste durante los nueve meses de embarazo y combates la anemia, la hipertensión y la depresión postparto.

Dar el pecho: Beneficios para tu bebé

Como hemos visto, dar el pecho a tu bebé es beneficioso no solo para su salud física, sino también a nivel emocional e intelectual.  Pero hay otra ventaja de la leche materna: es un alimento ecológico dado que no se fabrica, envasa ni transporta, con lo cual se evita el gasto de energía y la contaminación del medio ambiente.

Sin embargo, son varios los motivos por los cuales es conveniente dar el pecho a tu hijo. Entre los beneficios para el desarrollo de los niños que más se destacan de la lactancia durante los primeros dos años de vida de todo infante se encuentran:

  • Es la alimentación ideal para el lactante ya que posee todos los nutrientes necesarios. De este modo, contribuye a un crecimiento y desarrollo saludables.
  • Genera y aumenta las defensas del bebé, por lo que reduce el riesgo de que pequeño sufra enfermedades como bronquiolitis, colitis, otitis, infecciones urinarias, meningitis e incluso el síndrome de muerte súbita.
  • Ofrece contención y atención, además de ser el mejor estímulo para el recién nacido. Por ello, es el pilar de su desarrollo en tanto aporta mayor seguridad y fortalece los vínculos afectivos con la madre.
  • Posee altos contenidos de lactosa, con lo cual se convierte en una fuente de energía imprescindible para el recién nacido. Además, sus grandes cantidades de vitamina E ayudan a prevenir la anemia mientas que la considerable proporción de calcio fortifica sus huesos.
  • Al ser la leche materna fácil de digerir, favorece una adecuada flora intestinal del bebé, de manera tal que el niño queda protegido frente a potenciales diarreas bacterianas.
  • Transfiere los anticuerpos de la madre al hijo, lo cual representa un niño con un mejor estado de salud que requiere menos atención sanitaria que aquellos alimentados con productos artificiales.

Dar el pecho, una ayuda para el intelecto del bebé

Sin embargo, los especialistas sugieren no reducir la lactancia a un cúmulo de consideraciones nutricionales en tanto conlleva un conjunto de valores indispensables para el desarrollo integral del niño. Así, dar el pecho coopera con el crecimiento psicológico del bebé por cuanto le proporciona un ambiente interactivo óptimo.

Lactancia Materna - OMS

Además, amamantar influye de manera directa en el desarrollo del Sistema Nervioso Central del recién nacido, ya que mediante esta acción natural proporcionamos a los niños una mayor capacidad intelectual. Esto se debe a que la leche materna posee sustancias grasas esenciales para el desarrollo neurológico del lactante.

Dar el pecho comporta una estimulación táctil y un contacto corporal importantes para el desarrollo de tu hijo, tornándose en una experiencia de aprendizaje basada en la interacción. De esta situación surgen nada más ni nada menos que la confianza en el rol materno y un sentimiento de valoración personal.

Por ello, los expertos en la materia repiten con insistencia que la lactancia es el mayor acto de amor por un hijo debido a que dar el pecho hace crecer el amor entre la madre y el hijo. Sólo el simple contacto con la piel suave y caliente de la madre, aseguran la tranquilidad y placer del niño que se siente protegido, cuidado y amado.

Dar el pecho también tiene beneficios para ti

Si bien son innumerables e inconmensurables los beneficios que implica dar el pecho a tu bebé recién nacido, la naturaleza es tan sabia que leche materna también es sumamente valiosa para la salud de la madre. Por eso, aquí compartimos algunas de las ventajas de la lactancia:

Lactancia Materna - OMS

  • Acelera la recuperación del útero materno que vuelve a tomar su forma y tamaño, descartando posibles hemorragias e infecciones post-parto.
  • Aumenta el intervalo entre embarazos.
  • Reduce riesgos de desarrollar cáncer de mama, útero y ovario.
  • Dar el pecho te ayuda a estar en forma rápidamente ya que moviliza las reservas de grasa. Sí, efectivamente amamantar favorece la recuperación de tu silueta.
  • Al dar el pecho liberas oxitocina, la hormona del amor, que favorece el vínculo madre-hijo. Ésta, a su vez, nos hace sentir más unidos y felices.
  • La lactancia reduce la posibilidad de sufrir osteoporosis.