¿Cómo quitar las legañas al bebé?

Mervis Romero 14 febrero, 2018
Por diversos motivos, tu bebé puede tener legañas en algún momento del día. Es sumamente recomendable quitarlas de la manera apropiada. Así evitarás complicaciones mayores y preservarás su higiene.

Es normal que tu bebé tenga legañas al levantarse, ya que al mantener el ojo cerrado mucho tiempo se acumula secreción en el lagrimal. No obstante, existen otras causas que suelen producir legañas a tu bebé. Por eso te contamos la manera correcta de quitar las legañas al bebé.

¿Qué son las legañas?

La legaña es una secreción escasa que se produce en el párpado y el lagrimal. En algunas ocasiones son abundantes e impiden que el bebé abra los ojos con normalidad. Por lo general, son de color amarillento o blancuzco.

Razones por las que se producen las legañas

Las legañas se producen por diversas razones. Estas son algunas de las más comunes:

  • Al no parpadear, las lágrimas se acumulan y no salen por el orificio de drenaje.
  • En el caso de los bebés, permanecen más tiempo con los ojos cerrados. Por lo tanto, no evaporan la cantidad de agua suficiente y generan la formación de secreción.
  • Si tiene mucha secreción de legañas, puede que tu bebé tenga el lagrimal obstruido, lo que no le permitirá drenar sus lágrimas.
  • Debido a la inflamación de la conjuntiva, alergias o cuerpos extraños.
Quitar las lagañas al bebé es muy importante para su higiene.

Forma de quitar las legañas al bebé

Debes informarte sobre la mejor manera de eliminar las legañas al bebé para mantener su higiene y evitar infecciones. Aquí te ofrecemos algunos consejos:

  • No debes quitar las legañas al bebé con los dedos ni en seco.
  • Con una gasita estéril humedecida en suero fisiológico, arrástrala desde el lagrimal hacia la parte externa del ojo. Nunca al contrario.
  • Si tiene los ojos pegados debido al exceso de secreción, humedécelos directamente con suero fisiológico ocular. Seguidamente, pasa la gasa estéril.
  • Es importante no usar la misma gasa en ambos ojos, puesto que si hay infección en un ojo se transmitirá al otro.
  • Otra opción es usar toallitas especiales para limpiar los ojos del bebé.
  • No aplicarle colirios ni gotas que no le haya recomendado el especialista.
  • Esta limpieza puedes realizarla dos veces al día: por la mañana al despertarse, pues es cuando las legañas son más abundantes, y después del baño.

Legañas producidas por la obstrucción del lagrimal

La obstrucción del lagrimal es una afección muy común en los recién nacidos. Esta anomalía se conoce como estenosis del conducto nasolagrimal. A causa de la obstrucción, las lágrimas no fluyen debidamente, lo que origina secreción amarillenta, blanquecina o verdosa, y genera abundantes legañas.

Esta afección se debe a que el pliegue de la mucosa no está perforado parcial o totalmente. Para eliminar las legañas a tu bebé causadas por esta afección, debes seguir cuidadosamente las recomendaciones anteriores.

Asimismo, puedes masajear suavemente el ángulo interior del ojo y la base de la nariz. De esta manera, estimulas la válvula de Hasner –un pliegue de la mucosa que no está perforado– y facilitarás el drenaje de las lágrimas.

Esta afección es temporal y puede corregirse antes del primer año del bebé. En caso de persistir la secreción abundante, debes acudir al especialista.

“No debes quitar las legañas al bebé con los dedos ni en seco”

Legañas por conjuntivitis

La conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva, membrana transparente que cubre el interior de los parpados, produciendo abundante secreción de legañas en el niño.

Al despertar, los bebés suelen tener lagañas en sus ojos.

Síntomas de la conjuntivitis en los bebés

Si tu bebé presenta ojos pegados, enrojecimiento acompañado de abundante secreción e hinchazón, puede estar padeciendo conjuntivitis.

Causas de la conjuntivitis

Existen varios factores que ocasionan conjuntivitis en los bebés. Por ejemplo:

  • Virus: es la causa más común. Presenta resfriado junto con enrojecimiento, inflamación de los ojos y gran aumento de las legañas.
  • Bacterias: la producen las bacterias estreptococo y estafilococo. Se manifestará en el bebé mediante la secreción espesa y amarilla. Los parpados se hinchan y suelen amanecer pegados.
  • Gotas para recién nacidos: también conocida como conjuntivitis química. Las gotas que se aplican a los recién nacidos para evitar infecciones pueden causarle irritación.
  • Alérgenos: se da muy poco en bebés menores de un año. Si tu hijo tiene los ojos rojos, llorosos, con legañas y se los frota mucho, es probable que tenga una reacción alérgica producida por un agente irritante como el polvo, polen o humo.

Para finalizar, evita exponer a tu bebé a estos agentes. Además, sigue las sugerencias anteriores para quitar las legañas al bebé de la forma correcta, sin hacerle daño y conservando la higiene.

Te puede gustar