¿Qué ocurre durante la cuarentena?

Óscar Dorado 7 agosto, 2018
Los primeros 40 días después del nacimiento, también conocido como el cuarto trimestre, constituyen un momento muy importante para que la madre sane de su embarazo y nacimiento. Te contamos todo lo que debes saber en el siguiente artículo.

La cuarentena es el nombre que recibe el período de tiempo que las mujeres deben descansar para recomponerse física y emocionalmente tras el nacimiento del bebé. Durante esta etapa, que dura de 6 a 8 semanas, la mujer experimenta algunos cambios que merecen especial atención.

Tras la llegada del bebé, las mujeres necesitan algo de tiempo para conseguir el equilibrio físico y mental. Durante la cuarentena, se considera que las mujeres recibirán el apoyo para recuperarse y podrán disfrutar de la nueva relación con el recién nacido.

Esto significa que el esposo y los familiares se centrarán en colaborar y en cultivar este vínculo de la madre con el pequeño.

Sin ninguna duda, la cuarentena representa una época de altibajos emocionales, que sirven para que las mamás se acostumbren a su nuevo estilo de vida. Durante este tiempo, la mamá estará dedicada exclusivamente a la lactancia y al cuidado del pequeño y de ella misma.

Consejos a tener en cuenta durante la cuarentena

Para toda mujer que afronte este etapa, puede ser de gran utilidad contar con las siguientes sugerencias:

  • Acepta apoyo: durante esta temporada, debes aceptar cualquier ofrecimiento de ayuda. Del mismo modo, pídela cuando lo consideres oportuno.
  • Antes de la entrega, intenta preparar y congelar algunas semanas de comida: te recomendamos utilizar vasos y platos de plástico para no tener que limpiar.
  • El descanso es muy importante durante estos 40 días: por eso, trata de descansar lo máximo posible. Tu cuerpo necesita recuperarse del trabajo del parto y de los 9 meses de embarazo.
La ausencia de la madre puede causar pérdida de confianza y otros trastornos en los niños.

¿Cuáles son los cambios físicos durante la cuarentena?

Principalmente, durante la cuarentena se pueden observar algunos cambios físicos muy significativos, como pueden ser los episodios de sudoración, el aumento del tamaño de los pechos por la subida de la leche o la hinchazón de las extremidades inferiores.

Entre otros problemas, destaca el hecho de que, después de tener un bebé, es bastante común que se escape un poco de orina si te ríes, toses o te mueves de manera repentina. Por ello, los ejercicios del suelo pélvico pueden ayudarte.

Por desgracia, las hemorroides también son muy comunes después del nacimiento, por lo que se recomienda comer muchas frutas frescas, verduras, ensaladas, cereales integrales y beber mucha agua.

Del mismo modo, el sangrado vaginal también es muy común durante la cuarentena. En estos casos, debes saber que se irá diluyendo hasta que desaparezca.

También es importante que las mujeres se abstengan de usar tampones y de mantener relaciones sexuales durante la cuarentena, tiempo necesario para que el área sane completamente.

“La maternidad no se trata solo de llevar nueve meses y de dar a luz seres sanos de cuerpo, sino de darlos a luz espiritualmente”
–Victoria Ocampo–

En lo que respecta a la barriga, no debes preocuparte en exceso. Ten en cuenta que, tras el nacimiento del pequeño, algunos músculos se han estirado y eso provoca que aumente el tamaño.

En cuanto a las estrías, estas poco a poco adquirirán un color más claro; no obstante, es imposible eliminarlas por completo.

En estos casos, siempre recomendamos llevar una dieta equilibrada y hacer algo de ejercicio con una intensidad moderada tras los 40 días de descanso. ¡Poco a poco volverás gradualmente a la normalidad y a encontrarte mejor!

La cuarentena es un momento ideal para conectar con el recién nacido.

Cambios emocionales durante la cuarentena

Durante este período, se producen cambios emocionales muy importantes. La llegada del bebé supone un cambio radical en el estilo de vida y necesitas un tiempo para adaptarte a esta nueva situación.

A partir de ahora, deberás tener tiempo para compaginar tus temas personales, el cuidado del pequeño y la faena de la casa. Por ello, es necesario recibir el apoyo de la pareja y la familia.

Ciertamente, es una etapa sensible, en la que experimentarás nuevas sensaciones. Es posible que el sueño se vea alterado por los llantos del pequeño y que hayas descubierto que tienes una nueva prioridad.

En algunos casos, las nuevas mamás sienten tristeza y episodios de depresión que se originan por este cambio tan brusco en el día a día. Por ello, recomendamos tener paciencia y disfrutar de este momento único, ya que se trata de algo normal.

La experiencia de ser madre no es sencilla. Debes tomarte tu tiempo para recomponerte del cansancio y adaptarte poco a poco a tu nuevo papel. No trates de ser una madre perfecta, solamente procura hacerlo lo mejor que sabes.

Finalmente, recuerda que la cuarentena representa una oportunidad para que la madre se reponga tras estos nueve meses y para establecer vínculos con el pequeño. Es importante que seas positiva y disfrutes de estos primeros e inolvidables momentos con el bebé.

Te puede gustar