¿Qué es el penfigoide gestacional?

El penfigoide gestacional es un trastorno cutáneo poco común durante el embarazo. No implica riesgos para la salud de la madre.
¿Qué es el penfigoide gestacional?

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez el 05 Diciembre, 2020.

Última actualización: 05 Diciembre, 2020

El embarazo suele ser una de las etapas más felices para la mujer. Sin embargo, puede cursar con patologías propias del estado de gravidez que alteran la calidad de vida. El penfigoide gestacional es una dermatosis rara, autoinmune, ampollosa y específica del embarazo. A su vez, sus manifestaciones clínicas son similares al penfigoide ampolloso.

¿Porqué se produce el penfigoide gestacional?

El penfigoide gestacional se desencadena con mayor frecuencia durante el tercer trimestre. No obstante, puede ocurrir durante los tres trimestres o después del parto.

Las lesiones en la piel son generadas por un proceso autoinmune en el que se ven implicados autoanticuerpos. Esto significa, que el sistema inmunitario comienza un ataque de manera errónea hacia su propia piel.

No obstante, resuelve de manera espontánea dentro de los dos meses posteriores al parto, salvo en aquellos casos raros donde puede durar más. De acuerdo a estudios de la revista Orphanet de enfermedades raras, se estima que el penfigoide gestacional ocurre en uno de cada 40000-50000 embarazos sin diferencia en la distribución racial.

Lee también: ¿Por qué pica la piel durante el embarazo?

Manifestaciones clínicas

La erupción del penfigoide gestacional es polimórfica. La picazón es el síntoma predominante del cuadro que en ocasiones puede preceder a la aparición de las lesiones en la piel.

El prurito comienza en la región periumbilical, donde luego aparecerán pápulas rojas variadas, placas eritematosas urticariformes o de tipo eritema multiforme. Al cabo de unas 3 semanas, las pápulas progresan desde vesículas hasta ampollas tensas, rojas, grandes y llenas de líquido.

Las lesiones que en un comienzo se presentaban de manera localizada, comienzan a propagarse hacia el abdomen, las extremidades y el resto del cuerpo. Sin embargo, no suele afectar a las mucosas y el rostro.

Puede suceder que al momento del parto la enfermedad se reactive en el 75 % de los casos. Sin embargo, las lesiones del penfigoide gestacional suelen desaparecer a las 15 semanas después del parto sin dejar máculas ni cicatrices.

Posible diagnóstico diferencial

El diagnóstico diferencial a descartar al momento de evaluar las lesiones en la consulta con el médico especialista es otra erupción cutánea, llamada PUPPP (pápulas y placas urticarianas polimórficas del embarazo).

La PUPPP es una dermatosis pruriginosa del embarazo en la que sus manifestaciones clínicas son muy semejantes a las del penfigoide gestacional. Sus similitudes son las siguientes:

  • Ambas comienzan sus manifestaciones en la región periumbilical.
  • Se manifiesta con mayor frecuencia en el tercer trimestre.
  • La erupción desaparece de manera espontánea a las semanas del parto.

Son muy pocas las características que las diferencian a ambas. Asimismo, PUPPP no suele progresar a grandes ampollas llenas de líquido y, cuando se expande, lo hace también a piernas y axilas.

¿Cómo se llega al diagnóstico de certeza?

El diagnóstico definitivo se realiza en el consultorio del médico especialista con los síntomas y signos del paciente. De acuerdo a su criterio y a los hallazgos clínicos al momento del examen físico, indicará una toma de biopsia de lesión o no.

Este procedimiento se realiza bajo anestesia local, donde se extirpa una porción de la lesión y se envía a un laboratorio para analizar. El médico, incluso, puede considerar la extracción de sangre para el posterior análisis de los niveles de antígeno en la sangre.

Quizás te interese: Pruebas y análisis médicos comunes durante el embarazo

Tratamiento y manejo del penfigoide gestacional

El tratamiento del penfigoide gestacional va a depender del estadio de las lesiones de la piel y de la gravedad del cuadro clínico. Dos de las premisas del tratamiento según Dermatologic Clinics son las siguientes:

  • Aliviar la picazón de la embarazada.
  • Evitar la generación de nuevas ampollas.

Corticoesteroides

En los casos leves, se indican cremas con corticoesteroides tópicos que disminuyen el prurito y la inflamación del área lesionada. Durante el embarazo se prefieren los corticoesteroides tópicos leves o moderados a los potentes o muy potentes.

Antihistamínicos

Se pueden combinar tratamientos con corticoesteroides tópicos y antihistamínicos vía oral para potenciar el efecto en la disminución de la picazón. Los antihistamínicos de segunda generación (cetirizina, levocetirizina y loratadina) se recomiendan para su uso durante el embarazo.

Siempre se debe consultar con el médico obstetra antes de tomar algún medicamento si se encuentra embarazada. Incluso, aquellos de venta libre.

Medidas de higiene y cuidado

En los casos leves se suele recomendar determinadas medidas para implementar en el hogar y colaborar con la disminución de el prurito:

  • Mantener la piel fresca y humectada.
  • Permanecer en una ambiente templado o con aire acondicionado.
  • Utilizar ropa 100 % de algodón y evitar los tejidos sintéticos.

El penfigoide gestacional y la calidad de vida

En definitiva, los síntomas que provoca la enfermedad pueden generar cierta debilidad en la embarazada. No obstante, el penfigoide gestacional no conlleva un riesgo directo para la salud de la madre. Así pues, se requiere un enfoque multidisciplinario entre ginecólogo, obstetra y dermatólogo para garantizar un seguimiento coordinado y adecuado.

Te podría interesar...
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
6 trucos para mantener tu piel hidratada y en perfecto estado

Es muy importante cuidar el cutis del daño de los agentes externos. En este artículo te enseñamos algunos trucos para mantener la piel hidratada.



  • Kukkamalla RM, Bayless P. Pemphigoid Gestationis. Clin Pract Cases Emerg Med. 2019 Jan 7;3(1):79-80. doi: 10.5811/cpcem.2018.11.39258. PMID: 30775676; PMCID: PMC6366384.
  • Huilaja, L., Mäkikallio, K. y Tasanen, K. Penfigoide gestacional. Orphanet J Rare Dis 9, 136 (2014). https://doi.org/10.1186/s13023-014-0136-2
  • Lobato-Berezo A, Fernández Figueras MT, Moreno Romero JA, Pujol RM. Pemphigoid Gestationis Mimicking Erythema Multiforme With Mucosal Involvement. Actas Dermosifiliogr. 2019 Oct;110(8):696-697. English, Spanish. doi: 10.1016/j.ad.2018.02.038. Epub 2019 Feb 4. PMID: 30732852.
  • Intong LR, Murrell DF. Pemphigoid gestationis: current management. Dermatol Clin. 2011 Oct;29(4):621-8. doi: 10.1016/j.det.2011.06.013. Epub 2011 Aug 15. PMID: 21925007.
  • Bechtel MA. Pruritus in Pregnancy and Its Management. Dermatol Clin. 2018 Jul;36(3):259-265. doi: 10.1016/j.det.2018.02.012. Epub 2018 Apr 26. PMID: 29929597.

Graduada en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (2013). Realizó la especialidad en Dermatología y Medicina Estética avalada por la UBA. En 2016, realizó el Posgrado de Auditoría Médica en la Universidad Catolica (Argentina). Ha participado en Congresos internacionales en Dermatologia Pediatrica, Dermatología clínica y Medicina estética y manejo de láeres y luz pulsada intensa. Se perfeccionó realizando cursos de estomatología, dermatoscopía, dermatología oncológica, dermatología quirurgica y urgencias dermatológicas. En Argentina lleva adelante su consultorio particular y ejerce su profesión en un Centro médico hace mas de 5 años. Actualmente, además, se encuentra colaborando con medios digitales.