¿Qué emociones predominan en cada trimestre del embarazo?

12 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz Martín
Cada trimestre del embarazo se caracteriza por desencadenar unas emociones diferentes en la mujer. Descubre cuáles son.

El embarazo es una etapa en la que las emociones se encuentran a flor de piel. Además, estas pueden ser muy cambiantes, ya que la labilidad emocional es un fenómeno muy común durante la gestación. No obstante, diferentes emociones predominan en cada trimestre del embarazo, por lo que es conveniente saber qué esperar en cada momento. Esto te ayudará a normalizar tus sentimientos y a vivirlos como parte natural del proceso.

Las hormonas juegan un papel fundamental en el estado emocional de la mujer embarazada. Los niveles hormonales se encuentran alterados y llegan incluso a duplicarse los valores de estrógenos y progesterona. Sin embargo, el aspecto psicológico también tiene una gran relevancia, puesto que puede influenciar enormemente las emociones que la mujer experimenta.

Así, será fundamental tener paciencia y una buena disposición a conectar contigo misma para sobrellevar esta etapa de cambios internos.

¿Qué emociones predominan en cada trimestre del embarazo?

Mujer embarazada durmiendo y teniendo presentes las emociones que predominan en cada trimestre.

Primer trimestre

Durante el primer trimestre, y especialmente si el embarazo fue deseado y planificado, la alegría y la ilusión harán acto de presencia. Puedes sentirte eufórica ante la noticia de que vas a ser madre, expectante y feliz por la nueva vida que vas a construir junto a tu pequeño.

Sin embargo, no todo será tan positivo. En esta etapa también es muy común que aparezcan miedos e incertidumbres respecto al futuro. Tal vez empieces a dudar de si serás capaz de ejercer la maternidad adecuadamente; quizá las responsabilidades que adquieres al convertirte en madre te resulten abrumadoras. Es frecuente que se produzca un aumento de la ansiedad, especialmente entre las semanas 6 y 10 de gestación.

Por otro lado, este es un trimestre de gran exigencia energética. Es probable que comiences a experimentar nauseas, vómitos y otros malestares que, si bien son comunes, pueden hacerte sentir irritable, cansada y molesta.

Segundo trimestre

Con la llegada del segundo trimestre encontrarás un oasis de paz. A nivel físico comenzarás a encontrarte con más energía y mejor estado de salud, algo que sin duda repercutirá positivamente en tu ánimo. Los niveles hormonales se estabilizan durante estos meses y así lo hacen tus emociones, por lo que te sentirás más tranquila y calmada.

En este momento el riesgo de aborto ya es mucho menor, por lo que la ansiedad al respecto disminuirá. Además, pese a que ya se puede notar una incipiente barriguita, esta aun no incomoda, sino que, por lo general, se luce con orgullo. El deseo sexual se recupera y tanto la mujer como la pareja atraviesan un periodo muy agradable emocionalmente hablando.

Tercer trimestre

La recta final del embarazo suele ser la etapa más complicada. Con frecuencia, la ansiedad resurge y el temor respecto al parto, a la salud del bebé y a la propia capacidad como madre se apodera de la mujer embarazada. Además, la sensibilidad aumenta notablemente, así como la necesidad de recibir cariño y apoyo de la pareja y los más allegados.

Por otro lado, el cambio físico ya es notable y esto puede perturbar a aquellas mujeres más preocupadas con su imagen. Pueden llegar a sentirse deprimidas y poco atractivas, lo que puede afectar a su autoestima y a su vida sexual. Adicionalmente, el cuerpo se siente pesado y molesto y la incomodidad parece que nunca tendrá fin.

Mujer feliz durante su embarazo.

Distintas emociones predominan en cada trimestre del embarazo, pero en el último es común que aparezca el denominado síndrome del nido. Una necesidad compulsiva por limpiar, ordenar y organizar todo lo necesario para llegada inminente del bebé.

Diversas emociones predominan en cada trimestre del embarazo: ¿cómo afrontarlas?

Para superar los cambios emocionales del embarazo de la mejor forma posible, y sobre todo para disfrutar al máximo de tan bella experiencia, es necesario aplicar la inteligencia emocional. Es decir, es necesario que aprendas a escucharte, a identificar lo que sientes y a permitirte sentirlo. No lo reprimas, no lo niegues ni luches contra ello. En su lugar, déjalo salir, compártelo con tus seres queridos, con otras madres o escríbelo en un diario de emociones.

Ante todo, acompáñate sin juicios en cada uno de tus estados emocionales, siendo amable y compasiva contigo misma. Descansa cuando necesites descansar, llora cuando tu cuerpo lo requiera y priorízate. Si las emociones nos hacen humanos, las que acompañan al embarazo nos hacen madres. Disfrútalas.