¿Qué es la psicología perinatal?

El nacimiento de un bebé engloba un proceso que comienza antes del parto y se prolonga durante los siguientes años. La prevención de trastornos psicológicos es muy importante en esta etapa. Para esto, la psicología perinatal es una de las mejores herramientas.

La psicología perinatal es la rama de la psicología que se ocupa de la salud mental de los bebés y las madres desde la concepción hasta la crianza, pasando por el embarazo, el parto y el postparto. Se dedica a la detección temprana de indicios poco saludables para prevenir complicaciones en estos momentos.

Los temas centrales de los que se encarga la psicología perinatal son:

  • Problemas de fertilidad.
  • Depresión y ansiedad durante el embarazo.
  • Miedo al parto.
  • Partos traumáticos.
  • La pérdida del bebé.
  • Problemas de lactancia.
  • La adaptación a la maternidad/ paternidad.
  • Vinculación con el bebé o el establecimiento de un apego seguro.
  • Situación especial de las supervivientes de abuso sexual.

Para el abordaje de posibles patologías psicológicas o físicas que pudieran surgir, los expertos en psicología perinatal remarcan la importancia del trabajo interdisciplinario. Es decir, contar con la colaboración de médicos, psiquiatras, enfermeros y trabajadores sociales para poder llevar un seguimiento y actuar antes de que un problema aparezca.

La psicología perinatal apunta a prevenir problemas antes y después del parto.

¿Por qué es importante la psicología perinatal?

Para tener una noción sobre la relevancia de este ámbito de la psicología, basta con pensar que no todos los embarazos o la crianza temprana de los niños se dan en el ambiente adecuado.

En primer lugar, debemos considerar que en muchos casos se producen embarazos no deseados que dejan secuelas psicológicas muy importantes en las madres, sobre todo cuando se trata de adolescentes.

Además, podemos agregar a esto los casos de violaciones, situaciones de violencia de género u otros problemas de pareja o familiares que afectan a la psiquis de una mujer que atraviesa un proceso de profundos cambios físicos, hormonales y psicológicos.

Por otro lado, también podrían surgir inconvenientes de salud durante el embarazo, tanto para la madre como para el bebé, que son difíciles de sobrellevar si no se cuenta con la ayuda adecuada. Lo mismo pasa con los problemas financieros, por citar otro ejemplo de los más frecuentes.

En este contexto, debemos remarcar que el abordaje psicológico de todas estas cuestiones para preservar la integridad y la salud mental de la madre y el bebé resulta fundamental.

¿En qué puede ayudarme un psicólogo perinatal?

Tal y como se remarca en la página web de la Asociación Española de Psicología Perinatal, un profesional de este ámbito puede acompañar a la mujer durante cualquiera de estas fases: la concepción (haya o no problemas para concebir), el embarazo, el preparto, el parto, el postparto, el puerperio o la crianza temprana del niño.

¿Cuándo es aconsejable recurrir a uno? La personalidad de cada uno, así como las circunstancias en las que vive, son totalmente diferentes unas de otras, por lo que no hay un parámetro determinado mediante el cual se mida la necesidad de asistencia psicológica.

Entonces, la respuesta a esta pregunta sería: cuando lo consideres necesario. Ya sea que sientas inseguridad, ilusión, miedo, alegría, ansiedad, estrés, pánico o incertidumbre, el psicólogo perinatal se convertirá en un compañero de ruta que te orientará a través de este proceso.

El acompañamiento durante el embarazo muchas veces es necesario.

Psicología perinatal para padres

El hecho de que la psicología perinatal apunte principalmente a la salud mental de las madres y los bebés no excluye a los padres. Ellos también pueden sufrir de igual (o incluso mayor) modo que las mujeres en este proceso.

Es común que algunos padres se sientan “excluidos” en el proceso de embarazo. No desde los celos porque la atención se dirige casi exclusivamente a la madre y su barriga, sino porque puede sentir que “no hace nada” en esos nueve meses para ayudar a traer a su hijo al mundo. Por así decirlo, vive gran parte de esta fase “desde afuera”.

La psicología perinatal se encarga, entonces, de orientar y ayudar a estos hombres. A partir de estudios que demuestran el reconocimiento de la voz del padre incluso antes del nacimiento por parte del bebé, entre otras cosas, estos profesionales remarcan la valía del hombre en este período.

“El hecho de que la psicología perinatal apunte principalmente a la salud mental de las madres y los bebés no excluye a los padres”

Un padre que se siente seguro de sí mismo y que confía en su utilidad durante esta etapa aportará esa misma seguridad a la madre y la contagiará de pensamientos positivos.

Otros temas que aborda la psicología perinatal

Finalmente, enumeraremos otros tópicos que suelen ser atendidos por los psicólogos perinatales:

  • El estrés durante la gestación.
  • Violencia obstétrica.
  • Reproducción asistida y problemas de concepción.
  • Depresión postparto.
  • Nacimientos prematuros.
  • Abortos.

Estos, entre otros, son los temas sobre los que puedes dialogar con un profesional de esta rama de la psicología. Si has atravesado alguno de ellos o por algún otro motivo deseas darle una oportunidad a este tipo de terapia, no lo dudes.

Categorías: Psicología de la madre Etiquetas:
Te puede gustar