¿Qué es la histerectomía?: causas para realizarla

Naí Botello · 1 junio, 2018
¿Conoces en qué consiste la histerectomía? Es un procedimiento que se realiza en algunas mujeres; comúnmente, está ligado a patologías como la endometriosis severa, los pólipos uterinos o el cáncer.

¿Qué es la histerectomía? Se trata de un procedimiento quirúrgico en el que se extrae el útero o matriz de la mujer. Puede realizarse porque ella sufre alguna patología y resulta imperativo realizar la operación, o porque desea realizarse una reasignación de sexo.

Existen tres tipos de histerectomía: la llamada total, la parcial y la radical, en la que incluso se extirpa la parte superior de la vagina.

Este procedimiento, que se realiza por parte de un ginecobstetra, está indicado en pacientes con enfermedades como cáncer uterino, prolapsos constantes y endometriosis, entre otras patologías destacadas.

¿Qué es la histerectomía?

El procedimiento para extraer el útero llamado histerectomía es una de las operaciones más comunes realizadas en las mujeres. De hecho, se ubica incluso por encima de las cesáreas.

Este fenómeno ocurre porque son muchas las patologías que, según la medicina occidental, pueden remediarse al realizar una extracción parcial, total o radical del útero.

Existen diversas causas por las que se realiza una histerectomía. Los médicos, antes de realizarlas, deben estudiar cuidadosamente el historial de la paciente. Se trata de un proceso irreversible, que induce la aparición de la menopausia y también produce infertilidad. Como sabrás, el útero es el espacio en donde se gestan los fetos.

Ser madre tras una histerectomía es posible gracias a los avances tecnológicos.

Enfermedades que conducen a la realización de una histerectomía

Cuando los médicos recomiendan realizar una extracción del útero, lo más probable es que la paciente presente algunas de las patologías que se describen a continuación:

  • Fibromas uterinos: conocidos como tumores benignos o también miomas, pueden aparecer durante los años más fértiles de la mujer. Producen, entre otras cosas, dolores intensos y sangrados abundantes.
  • Cáncer de útero, ovario o trompas.
  • Prolapsos del útero: ocurre cuando los tejidos y ligamentos que sostienen al útero pierden su tonicidad; como consecuencia, el útero baja y empuja también a la vagina.
  • Endometriosis: se da cuando crece tejido del útero en la parte posterior de este.
  • Mala praxis luego de un aborto.
  • Placenta percreta: en esta patología, la placenta se adhiere tan firmemente a la pared uterina que su única solución es la histerectomía.
  • Embarazo molar: generan una multiplicación anormal de tejido dentro del útero.
  • Pólipos endometriales o uterinos: producen inflamaciones crónicas, dolores y hasta obesidad.

Si bien padecer los fuertes síntomas de las patologías antes descritas son motivos para una histerectomía, también existe la posibilidad de que las mujeres que desean realizarse un cambio de sexo recurran a este procedimiento.

“La histerectomía es un procedimiento quirúrgico en el que se extrae el útero o matriz de la mujer”

Cambios en el organismo y posibles efectos secundarios

Ante la posibilidad de someterse a esta cirugía, la mujer debe saber los siguientes detalles sobre ella:

  1. La histerectomía es un procedimiento irreversible, por lo que, en principio, la consecuencia más radical y obvia es el no poder quedar embarazada. No obstante, si a una mujer se le realiza una extracción parcial y sigue contando con sus ovarios, se pueden tomar sus óvulos y realizar una fecundación en el cuerpo de otra mujer.
  2. Estreñimiento.
  3. Gases.
  4. Las mujeres a las que se le extrae el útero comienzan a presentar síntomas de la menopausia como calores, agitación, nerviosismo o cambios radicales en los estados anímicos.
  5. Muchas mujeres no manifiestan ningún inconveniente ni molestia al mantener relaciones sexuales luego del procedimiento, aunque también existen grupos de pacientes que afirman lo contrario.
  6. Posible incontinencia ya sea urinaria o intestinal.
  7. Resequedad vaginal.
  8. Prolapsos vaginales: este punto resulta polémico, pues si bien uno de los motivos para realizar una histerectomía es evitar que ocurran prolapsos, la realidad es que existe un porcentaje de mujeres que, luego de extraerles el útero, continúan padeciendo esta dificultad.
  9. Cambios emocionales o psicológicos: muchas pacientes reportan sufrir cambios emocionales o alteraciones psicológicas luego de haberse practicado una histerectomía. Algunos de estos síntomas se pueden explicar comprendiendo que en ellas comienzan a sentirse los efectos de la menopausia. Otras pueden sentir depresión, ansiedad, o ver disminuida su autoestima al saber que ya no podrán concebir.
¿Qué es la histerectomía y por qué produce dolores en las mujeres?

Contención e indicaciones

Con respecto a lo expresado en el último punto, lo primordial es que las mujeres que se sientan afectadas consulten de forma inmediata a su médico o psicólogo. Es normal sentirse confundida o angustiada después de un procedimiento como este.

Por último, es importante aclarar que aunque se realiza la histerectomía en muchas enfermedades benignas como las descritas en el segundo apartado, su uso va a estar destinado en principio a los casos de pacientes con cáncer, ya sea de útero, ovarios o cérvix. Desde luego, siempre después de realizar un estricto análisis por parte del médico especialista.