¿Qué es un kamishibai?

24 Noviembre, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por la documentalista Arantza Martín Becerro
La forma de contar las historias influirá en la atención que el niño ponga a ellas y en su posterior recuerdo.

Existen diferentes formas de contar cuentos. La forma que se elija será clave para mantener la atención de los niños durante la historia e, incluso, en algunos casos, la recuerden durante mucho tiempo. A pesar de ello, una de las que más llaman la atención de los niños son los kamishibai.

Hoy os contamos un poco más sobre esta forma tan especial y mágica de contar cuentos que encanta a los más pequeños.

Kamishibai: la forma más antigua de contar cuentos

En la actualidad es muy común ver a profesionales del mundo de la literatura infantil transportar un kamishibai y utilizarlo para contar sus cuentos. Sin embargo, esta forma tan especial de transmitir historias no es un invento de hace unos años, sino de hace siglos.

Los kamishibai datan del siglo XII y fueron creados por los budistas en sus templos con el objetivo de contar historias a la población más analfabeta, siempre incluyendo una moraleja al final de las mismas.

Dibujo de un kamishibai.

Componentes del kamishibai

Para contar estas historias tan solo necesitamos tres cosas. En primer lugar, el pequeño teatro donde se desarrollarán las historias. Este recibe el nombre de butai y suele ser de madera constituido por dos puertas que se pliegan cuando se termina el cuento y se abren cuando va a comenzar.

Cuando el kamishibai se encuentra cerrado, este tiene forma de maletín, ofreciendo, así, la posibilidad de transportar los cuentos a cualquier lugar de una forma sencilla.

El segundo de los componentes son las láminas. Por un lado, estas láminas tendrán ilustraciones, que será la parte que se muestre al público infantil acorde con la historia. Por otro lado, pueden contener texto, que irá ayudando al cuentacuentos, nuestro último componente esencial del kamishibai.

Estas láminas se colocan antes de comenzar una detrás de la otra y se introducen dentro del butai. Según avanza la historia, el cuentacuentos irá eliminando las láminas sacándolas del teatro por un lateral dejando, así, paso a la siguiente.

Por último, como ya hemos dicho, el tercero de los componentes esenciales es el cuentacuentos. Sin una persona que transmita la magia que hace tan especial esta forma de contar los cuentos, nada tendría sentido.

¿Qué es lo que hace al kamishibai tan especial?

Como bien hemos indicado anteriormente, esta forma de contar los cuentos transmite magia y capta la atención de los niños de una manera que ninguna otra forma consigue. El pequeño teatro tan singular y la mezcla de las palabras y la voz del intérprete con las ilustraciones que van sucediendo, hacen que los más pequeños queden totalmente embelesados.

Se trata, por tanto, de una sencilla forma de despertar la imaginación y de fomentar el gusto por la literatura infantil a los más pequeños.

Libros para utilizar con el kamishibai

Una vez que ya has conocido un poco más sobre esta fantástica forma de contar historias, te dejamos una selección de libros idóneos para utilizar con este teatro y así llamar la atención de los más pequeños.

El Monstruo de colores

El tema de las emociones es uno de los más importantes y a la vez difíciles de tratar con los niños. Por eso mismo, no nos extrañamos del éxito de la autora Ana Llenas con este fantástico libro, pues trata de una forma totalmente adecuada para los más pequeños las emociones.

Un gran peso de la historia reside en sus ilustraciones, ya que el monstruo identifica cada una de ellas con un color diferente. Por este motivo, se convierte en un libro idóneo para utilizar con kamishibai y poder tratar con los niños el tema de los sentimientos y las emociones.

Libros que se pueden representar en un kamishibai.

Señor Nimbo y la máquina de nubes

La profesión del Señor Nimbo es fabricar nubles y repartirlas por todo el mundo. Esta fabricación y también su repartición las realiza con una bici-máquina que hace ambas funciones. Un día, después de una fantástica siesta, el Señor Nimbo se levanta y… ¡su bici-máquina ha desaparecido! ¿Cómo hará ahora su trabajo?

El rey miedoso

Un cuento ideal para que los más pequeños sean conscientes de que todos tenemos miedo alguna vez, así como la importancia de aprender a superarlos. Y es que todo el mundo tiene miedo: unos de los aviones, otros de las alturas y otros de la oscuridad. Y cuando decimos todos, es todos, incluso el pequeño rey que, a pesar de ser rey, también tiene miedo. ¿Queréis descubrir cuál es el suyo?

Pete Cohete, el cohete dormilón

Pete el cohete sueña con llegar a la Luna. Ese es su sueño desde que salió de la fábrica de cohetes, y todos los días espera impaciente para que se haga de noche y poder volar.

El problema de Pete es que siempre se queda dormido antes de que anochezca porque siempre tiene mucho sueño y nunca consigue ver la Luna ¿Podrá Pete alguna vez viajar a ella y cumplir su sueño?

  • Rodríguez, N. (2015). Señor Nimbo y la máquina de nubes. Sieteleguas
  • Fuentes, J. (2015). El rey miedoso. Sieteleguas
  • Amago, A. (2015). Pete, el cohete dormilón. Sieteleguas